Policiales
Jueves 01 de Junio de 2017

Lo apresaron por un crimen cometido hace un año en Villa G. Gálvez

La madrugada del 23 de julio de 2016, en Villa Gobernador Gálvez, se dieron dos hechos violentos con diferencia de horas. Dos asesinatos que tuvieron con víctimas a Héctor Almirón, de 24 años; y a Facundo Fernández, de 21. Almirón fue apuñalado en la zona de Espora y La Ribera en un oscuro hecho que no tuvo explicación durante los primeros días de la pesquisa y que ayer derivó en la detención del supuesto homicida.

La madrugada del 23 de julio de 2016, en Villa Gobernador Gálvez, se dieron dos hechos violentos con diferencia de horas. Dos asesinatos que tuvieron con víctimas a Héctor Almirón, de 24 años; y a Facundo Fernández, de 21. Almirón fue apuñalado en la zona de Espora y La Ribera en un oscuro hecho que no tuvo explicación durante los primeros días de la pesquisa y que ayer derivó en la detención del supuesto homicida.

Apenas ocurrido el ataque, Almirón fue llevado al Hospital Anselmo Gamen donde murió. La investigación estuvo encabezada por el jefe del área Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), Diego Sánchez, quien ayer llegó con una brigada a una casilla de Comandante Espora al 100 y detuvo a Alan Matías "Topo" A., de 19 años, sindicado como uno de los autores del crimen.

Esposado

Cuando la policía llegó ayer a la casilla de Alan Matías A., a las 6 de la mañana, el joven estaba en la cama y tuvo poco tiempo para reaccionar. Al incorporarse trató de huir por una ventanaque da a los fondos de la propiedad, pero lo retuvieron tras un forcejeo y terminó esposado. En las próximas horas será llevado a Tribunales para que el fiscal Adrián Spelta lo impute por el homicidio.

Llegar hasta el imputado no fue sencillo según relevaron los pesquisas. Pero "información de calle", testigos y allegados a la víctima dijeron que la madrugada del crimen Almirón había ido a un quiosco cercano a su casa y al pasar frente al lugar donde reside un hombre con quien mantenía una vieja disputa, éste lo vio y le arrojó una piedra en forma de provocación.

Ante eso Almirón se fue de allí, pero volvió más tarde con un amigo para ubicar al agresor y vengarse de lo ocurrido. Pero éste lo esperaba flanqueado por varias personas. Entonces el amigo de Almirón huyó en la misma moto en la que los dos habían llegado y lo dejó a la deriva. En ese momento, entonces, tres hombres se le abalanzan cuchillos en mano y lo hirieron de muerte.

Una fuente policial destacó ayer que "se realizaron averiguaciones y hubo varios allanamientos días después del crimen pero los sospechosos se habían ido de la ciudad". Distintos datos dieron cuenta de que Alan Matías A., había regresado y fue detenido. Sus cómplices aún siguen prófugos.

Comentarios