Policiales
Jueves 13 de Abril de 2017

Denunciaron secuestro y violación de una menor pero no tendría "signos de violencia o abuso"

Reapareció anoche cuando la buscaban en San Lorenzo. Desde Fiscalía afirmaron que por el momento "no hay indicios corroborables de la versión de la madre".

Los padres de una chica de quince años denunciaron ayer la desaparición de su hija en San Lorenzo, y luego de que circularan rumores sobre un posible secuestro e incluso una violación, la niña regresó a su casa. Si bien luego se realizó la denuncia por secuestro y violación, desde el Ministerio Público de la Acusación afirmaron que los primeros exámenes no revelaron "signos de violencia o abuso aparente" y ahora se esperan los resultados de hisopado y la declaración de la menor en cámara Gesell.
Luego de que la chica reapareció ayer, las redes sociales y los grupos de mensajes de texto narraban una escena que incluía un secuestro y una violación. En un chat aseguraban que se la había llevado de la puerta de la secundaria Nº438 a las 13 y que el supuesto secuestrador era "un hombre rubio de ojos claros en un auto rojo medio bordó. La amenazó con un arma y la encapuchó para llevársela. Agustina fue maltratada y violada y con suerte hay que decir que no la mataron". El relato terminaba señalando que la víctima había sido abandonada en la ruta A012, poco antes de las 22, "toda golpeada y asustada después de haber sido violada por un basura de persona".
En esos términos los padres realizaron la denuncia en la comisaría 1ª de San Lorenzo, y reiteraron sus afirmaciones en un canal de televisión local. Sin embargo, desde Fiscalía señalaron que "a la menor se le hicieron los exámenes primarios y no hay signos de violencia o abuso aparente, se esperan resultados de exámenes de hisopado", además de indicar que "no hay indicios corroborables, por el momento, de la versión que da la madre de la nena".
La adolescente tampoco tendría señales de violencia física, como se rumoreaba.
La causa es llevada adelante por el fiscal Juan Carlos Ledesma, desde la sede San Lorenzo.

Comentarios