Unos 500 taxis quedarán fuera de circulación a partir de marzo

Se trata de las licencias que fueron otorgadas en 2007 y tenían un permiso de explotación de 10 años. Advierten que se podría resentir el servicio

Unos 500 taxis quedarán fuera de circulación debido a que las licencias que la Municipalidad otorgó en 2007 empezarán a caducar a partir de marzo. Desde el Concejo advierten que retirarlas opacaría la calidad del servicio, y los titulares de taxis piden que se otorgue prioridad a quienes ya explotan esas licencias y les permitan seguir haciéndolo. Actualmente el servicio cuenta con 3.600 unidades.

Las chapas se licitaron por diez años a principios de 2007, cuando al servicio de taxis le sobraban usuarios y eran frecuentes las colas de pasajeros esperando en las paradas.

De acuerdo a la ordenanza municipal que en ese momento autorizó la incorporación de coches de alquiler a la flota rosarina, la explotación de las licencias podía hacerse por diez años.

Ese plazo ya tiene fecha de vencimiento: la mayoría de las flamantes unidades comenzaron a circular a fines del primer semestre del 2007.

El tema ya insumió varias reuniones entre funcionarios municipales, concejales y los trabajadores del servicio.

Frente a la consulta de LaCapital, desde la Secretaría de Transporte del municipio señalaron que se está trabajando el tema y analizando las distintas posibilidades de acción. Sin embargo, aún no hay una definición sobre cómo se procederá cuando empiecen a caducar las licencias. "Hay quienes plantean que se deben volver a licitar, pero cómo y cuándo todavía no está decidido", confiaron desde las oficinas de Transporte.

En suspenso

El titular de Catiltar, José Iantosca, ya participó de varios encuentros donde planteó la postura de la entidad que agrupa a los dueños de licencia. "Si la decisión es renovar las chapas a quienes ya las explotan, bienvenida; pero si no piensan renovarlas, lo más adecuado sería dejarlas en suspenso", apuntó.

Para Iantosca, "claramente las 500 licencias se incorporaron cuando había una excesiva cantidad de trabajo, hoy la realidad no es la misma, la demanda ha caído mucho".

Además, recordó que una de las condiciones para participar de la licitación fue que los coches circularan durante las 24 horas e incorporaran a dos choferes. "Si vuelven a licitar las licencias,a tanto titulares como choferes se van a quedar sin trabajo y el sistema no está preparado para absorber más personal", apuntó.

La ordenanza 8.099, de diciembre de 2006, autoriza al municipio "por única vez y con carácter excepcional" a incorporar hasta 500 unidades al servicio público de taxis, bajo el régimen jurídico de derecho de explotación. La norma aclara también que las licencias se otorgarán por diez años, contados desde la efectiva iniciación del servicio.

Hace unos tres meses, la comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal aprobó un pedido de informes sobre la situación de las licencias otorgadas bajo esa modalidad.

"Básicamente se preguntaba sobre el cronograma de vencimiento de las chapas y si se contemplaba volver a licitarlas", apuntó la autora de la iniciativa y vicepresidenta del Ente de la Movilidad, Renata Ghilotti. La respuesta oficial aún no llegó al Palacio Vasallo, y no lo hará se stima hasta el mes próximo, que es cuando regresa la actividad al Concejo.

La concejala del PRO se mostró convencida de que "se debe mantener el número de taxis" que hoy circulan en la ciudad.

"No hay que sacar chapas. Nosotros creemos que la calidad del servicio también está relacionado con la cantidad de coches, para que los pasajeros puedan encontrarlos fácilmente los fines de semana o en los lugares donde se concentra mucha gente", sostuvo y aclaró que "de todas formas, decidir la forma y la metodología utilizada para entregarlas, la definirá la Intendencia".

Otros tiempos

La convocatoria para cubrir las 500 chapas se inició el 7 de enero de 2007. El proceso de ampliación del servicio comenzó dos meses después, cuando la Municipalidad sorteó 470 licencias individuales entre 657 interesados en explotarlas, las otras 30 fueron asignadas a empresas. Los flamantes coches negros empezaron a circular en mayo de ese mismo año.

Según el titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti), Mario Cesca, la incorporación de nuevas unidades se hizo "en un momento en que la demanda del servicio era muy importante, cuando el país crecía a tasas chinas, el poder adquisitivo de la gente era superior y la tarifa del taxi estaba muy atrasada".

Por entonces, dijo, "los taxis les sacábamos pasajeros al colectivo", una situación que se modificó con una suba de alrededor del 40 por ciento del precio de los viajes y la incorporación de más coches. Ahora, advirtió, la situación es diferente. "El panorama que se viene es de temer. En vacaciones y con la gente con los bolsillos flacos, vamos a tener un gravísimo problema", sostuvo.

Por eso, como su par de Catiltar, opinó que "las licencias se tienen que renovar a quienes las están explotando, sino van a quedar entre 300 y 400 familias sin trabajo, entre titulares y choferes, y vamos a tener un problema gravísimo".

3600 unidades. tiene la flota de taxis que presta servicio en las calles rosarinas

Comentarios