La ciudad
Jueves 29 de Junio de 2017

Balagué calificó como "muy preocupantes" los paros en el Politécnico

"Realmente entiendo a los padres que están preocupados por esta situación", dijo la ministra y a reglón seguido diferenció cómo afectan las huelgas a un alumno del nivel secundario y a uno del nivel universitario.

La ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué, calificó como "muy preocupante" la situación por la que están atravesando los alumnos de las tres escuelas preuniversitarias, Politécnico, Superior de Comercio y Agrotécnica de Casilda, jaqueados por los paros docentes y con la amenaza latente de no comenzar las clases en el segundo cuatrimestre en el marco del conflicto que llevan adelante los docentes universitarios por reclamos salariales.

"Realmente entiendo a los padres que están preocupados por esta situación", dijo la ministra y a reglón seguido diferenció cómo afectan las huelgas a un alumno del nivel secundario y a uno del nivel universitario.

"No es lo mismo para un chico del secundario perder clases que para un universitario. Un universitario es un adulto, tiene otras herramientas para llevar adelante sus estudios, para formarse, para acceder a la información y a todo lo que necesita para prepararse", dijo.

Como contrapartida remarcó que el estudiante secundario "es un chico que tiene 12 años, necesita todavía mucho acompañamiento, la presencia del docente, el trabajo pedagógico, en el aula, el acompañamiento permanente; y la verdad es que es muy preocupante la situación que están viviendo en los colegios preuniversitarios, donde los chicos están con un ciclo lectivo muy irregular y con posibilidades de no iniciar el segundo cuatrimestre", sostuvo la funcionaria en declaraciones radiales.

A renglón seguido, remarcó que "hacía mucho que no se daba en la universidad una situación así, con tantos días de paro. Yo soy docente universitaria y entiendo el reclamo, no hubo acuerdo paritario y está muy demorada la negociación, al contrario de lo que pasó en Santa Fe", sostuvo.

En lo que va del año, los alumnos de los tres colegios preuniversitarios perdieron el 30 por ciento de las clases y a esta situación hay que sumarle que debieron soportar 11 amenazas de bomba, lo que también obligó a suspender la actividad para llevar adelante las evacuaciones de los edificios.

Ante este panorama, un grupo de padres les pidió a los docentes que llevaran adelante otro tipo de protesta, al menos en el nivel secundario, que no derivara en tantas pérdidas de clases. El pedido no tuvo eco entre la comunidad docente de estos colegios.

Mientras tanto, la paritaria con el gobierno nacional está lejos de llegar a un acuerdo salarial y peligra el inicio del segundo cuatrimestre. Hasta el momento, Nación ofreció una suba del 21 por ciento.

Comentarios