..

Victoria: unos 18 mil asistentes en la primera noche del carnaval

El encuentro volvió a apostar al tradicional despliegue del corso humorístico y logró la integración y participación de la gente. Tuvieron que derivar visitantes a otras localidades.

Lunes 26 de Enero de 2015

Unas 18 mil personas participaron de la fiesta de carnaval, cifra muy superior a la que suele darse en la primera noche de celebración. Este año se apostó al tradicional despliegue del corsos humorístico y se colmaron las instalaciones destinadas a la fiesta.
  El encuentro comenzó a las 22.30 y se prolongó hasta las cuatro de la madrugada. El responsable de prensa del municipio victoriense, Daniel Almada, comentó a La Capital que “ya a la tarde había unas ocho mil entradas anticipadas vendidas. La ciudad estuvo colmada y fue necesario derivar visitante para que se hospeden en localidades cercanas. La gente invadió con su alegría la fiesta. Se podía ver sobre la costanera, con sus ondulaciones, un desfile de miles de disfrazados, que continuó sumándose hasta la medianoche. La celebración seguirá todos los sábados hasta el 21 de febrero”.
  Almada acotó que “este año el intendente Rubén D. Garcilazo dispuso que, a modo de homenaje y reconocimiento por su trayectoria, la fiesta lleve el nombre de Cristina Arellano, una figura muy representativa de los corsos de la ciudad, conocida como la Negra, una señora que hoy está enferma, pero que históricamente encabezó numerosas expresiones populares para carnaval. Comenzó a participar en la comparsa Mojuvi (Movimiento Juvenil Victoriense) desde 1969 y alegró nuestra fiesta por años. Se convirtió en una de las referentes claves más representativa del carrusel. Con su singular simpatía, ritmo y presencia escénica mantenía la algarabía y estimulaba al público a participar”.

Festejos. Antenoche unas 18 mil personas invadieron con su espíritu de festejo popular el predio del parque Francisco Ramírez donde circularon todas las expresiones. Los menores de 12 años entraron gratis y hubo mesas y sillas ubicadas sobre la Calle de la Alegría.
  Cabe recordar que, tras un intento frustrado por convertir la celebración en un show por encima de una fiesta popular, participativa y divertida, el municipio este año volvió a tomar las riendas de la organización en pos de recuperar la identidad humorística.
  El festejo del rey Momo volvió a tener su tradicional despliegue de improvisados disfrazados y los chicos y no tan chicos con trajes de superhéroes, desopilantes e ingeniosas creaciones, o imitaciones como las del oso Arturo, el personaje del programa de Tinelli, hicieron las delicias de todos.

Testimonios. Alicia, una residente en Alvear, y su amiga rosarina Daniela, se llegaron el sábado a la inauguración de los corsos y destacaron que “las carrozas y batucadas estuvieron bárbaras, pero nos sentimos casi protagonistas cuando llegó Terror do Corso. Es algo tan popular y espontáneo que nos maravilló, cuando nos dimos cuenta estábamos con nuestros humildes y simples disfraces participando en medio de una sana diversión de carnaval”.
  Cabe aclarar que Terror do Corso es una expresión emblemática de la fiesta conformada por cientos de máscaras, músicos y amantes del carnaval que, sin forma ni reglas, se presenta desde hace más de cuatro décadas como un fenómeno masivo y espontáneo. Para ello los interesados pueden anotarse para sumarse y participar.
  “En el desfile hubo máscaras sueltas y circularon nueve expresiones, entre comparsas y carruajes, que sumaron cada una entre 50 y 100 integrantes. A las 12 se escuchó un audio del tradicional locutor de los carnavales de Victoria, Raúl Pedemonte, en el cual se homenajeó a Arellano. Luego hubo una apertura de Terror do Corso que, horas más tarde, tras el desfile de carruajes, integró a unas 5 mil personas disfrazadas que se sintieron protagonistas y se incorporaron como comunidad a los festejos”, detalló Almada.
  Los conductores del festejo fueron Adela Gregorutti, Sergio Reta y Silvia Villarreal y las expresiones culturales desfilaron con los nombres de Chamameceando por la Puente, Obrigado Batería, Alí Marí, Noche de Reinas, Fiesta, arte y magia, Hijos del Sol: El Batuque, Caixendé Sambá y Chichís de la Joti. Además hubo una carroza exclusiva para las nueve postulantes a reina departamental del carnaval de Victoria, que se eligirá en la última noche, el 21 de febrero.
  Los interesados en asistir a las próximas jornadas de los sábados podrán hacer consultas a través de Facebook a Carnaval Victoria, o por twitter: @CarnavalVic2015. Cabe recordar que el costo de las entradas anticipadas es de 25 pesos y en el predio saldrán el doble.

Más de 3 mil personas en San Gregorio

Desde el 17 de enero San Gregorio vive una seguidilla de tres noches de sábado de carnaval. La propuesta local, que se alinea con los Carnavales Federales de la Felicidad impulsados por la Nación, pone en el centro de la escena de los festejos a los niños. Más de 3 mil personas participaron de los festejos en una población que ronda los 5 mil habitantes.
  Sobre las raíces de carnaval más tradicional donde las calles se llenaban de vecinos movidos por el sólo interés de pasar un buen momento, San Gregorio reversionó el festejo popular y lo llamó “El Carnaval de los niños y la felicidad”.
  Artistas callejeros, magos, arlequines con zancos, peloteros, juegos infantiles y hasta un toro mecánico coparon la noche, ante las sonrisas de los niños. “Las calles del pueblo vuelven a vestirse de alegría como hace 40 o 50 años. Pero desde hace un año nos propusimos que no haya carrozas, es un carnaval de los niños. Quienes somos padres sabemos que la sonrisa de un hijo es la antesala de la propia. Chicos felices hacen familias felices”, reflexionó Roberto “El Vasco” Alberdi, jefe comunal de San Gregorio y quién implementó esta metodología.
  Otros de los atractivos que tienen estas tres jornadas es el concurso de disfraces para niños de hasta 12 años. “Hay premios de primer nivel. Vamos a estar entregando tres tablet para aquellos chicos que presenten los mejores disfraces”, agregó Alberdi. La primera jornada comenzó el sábado 17 y siguió antenoche donde además del despliegue dedicado a los niños se presentaron “Los Chicos Piratas”.
  “La idea es congregar a toda la familia”, dijo Alberdi. La entrada a los carnavales de los niños es gratis y la comuna afronta los costos organizartivos. En dos cuadras, la calle Augusto P. Cabanius es donde se congrega la multitud. En las tres noches el servicio de buffet es entregado a instituciones. El sábado fue el turno de El Jardín y la Escuela Fiscal.
C. W. B.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS