Turismo

Porto de Galinhas

La región recibe su nombre a partir de un curioso episodio del siglo XIX

Domingo 15 de Octubre de 2017

Porto de Galinhas, ubicada en el litoral sur de Brasil, en el Estado de Pernanmbuco, es un bellísimo balneario de aguas cristalinas repleto de maravillas naturales y cuna de un rico ecosistema marino. La ciudad se encuentra a 40 minutos de Recife y tiene un acceso por la Ruta del Atlántico, una carretera recientemente reformada que se caracteriza por su seguridad.

Sus playas son reconocidas mundialmente por su belleza, pero son pocos quienes saben la historia de esta antigua villa de pescadores, donde se funde la historia del Brasil Colonial con numerosas leyendas regionales.

Según la historia, el nombre original del pueblo era "Porto Rico". A mediados del siglo XIX, el lugar era un famoso puerto de desembarco de esclavos clandestinos traídos desde Africa para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar. En esa época ya se encontraba vetado el comercio de cautivos por lo que los vendedores idearon una forma de hacerlos ingresar a los suelos americanos: a modo de evadir la prohibición, el comercio se disimulaba con el transporte de gallinas.

Los barcos atracaban en las playas con las bodegas llenas de africanos cubiertos por cajas dónde trasladaban a los animales. La contraseña secreta de la tripulación para los traficantes era "tem galinha nova no porto", en castellano: "hay nuevas gallinas en el puerto". Es así que surgió el nombre Porto de Galinhas.

Hoy en día, en las zonas más céntricas y turísticas de la villa, se encuentran dispuestas numerosas estatuas gigantes de coloridas gallinas haciendo alusión a los orígenes de la región. Los turistas no pierden la oportunidad de fotografiarse con estos emblemas locales, que distinguen a Porto de Galinhas del resto de las ciudades brasileñas.

Historia, gastronomía y asombrosos paisajes se conjugan en Porto de Galinhas, dando como resultado el destino ideal para vivir unas vacaciones soñadas. Porto de Galinhas es el quinto destino de ocio más visitado del país y el primero en el estado de Pernambuco. El complejo se considera la mejor playa en el noreste, según el sondeo de DataFolha. Durante 11 años consecutivos, se lo reconoció por los lectores de Viajes y Turismo como la mejor playa de Brasil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario