Turismo

Perú seduce a los argentinos

Cada vez hay más viajeros locales que lo eligen como opción. El año pasado salieron a Lima desde Rosario casi 5 mil pasajeros.

Domingo 03 de Junio de 2018

Cada vez más argentinos eligen algún lugar de Perú como su destino turístico. Sólo en 2017, más de doscientos mil pasajeros locales viajaron a algún lugar de ese país, el segundo más grande de Sudamérica, y de ese número casi cinco mil salieron hacia allí desde el Aeropuerto Internacional Islas Malvinas de Rosario. Debido a la creciente conectividad aérea entre ambos países, las autoridades turísticas peruanas están convencidas de que la tendencia irá en aumento y que en los próximos años la cantidad de turistas argentinos que viajarán a Perú aumentará sensiblemente.

Según cifras proporcionadas a La Capital por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) de Perú, en 2017 viajaron desde aeropuertos nacionales a ese país 205.465 argentinos.

El número es significativo porque representó un aumento del 17 por ciento de viajeros respecto del año anterior. De acuerdo a voceros del mismo ministerio, Argentina es el tercer emisor sudamericano de turistas a Perú. Es más: en el primer bimestre de 2018 el flujo de turistas hacia el país andino ya aumentó un 3,7 por ciento respecto del mismo período en el año anterior.

Uno de los factores que facilita la elección de Perú como destino turístico por parte de los argentinos es la conectividad aérea entre ciudades locales y Lima. Actualmente hay vuelos desde Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Tucumán, Salta y Mendoza. Estas facilidades se complementan con las conexiones internas en Perú, ya que desde Lima es posible volar hacia todos los principales atractivos turísticos de aquel país.


Promoción en Rosario

Para reforzar la tendencia de los argentinos de elegir a Perú para sus vacaciones, autoridades y empresarios de ese país del rubro turístico vinieron recientemente a Argentina con la intención de mostrar el abanico de posibilidades que ofrecen para quien quiera viajar hacia allí. La misión oficial incluyó a tres de las ciudades que más flujo de viajeros mantienen con Lima después de Buenos Aires: Rosario, Córdoba y Mendoza.

Quienes pasaron por Rosario son funcionarios de la Comisión de Promoción del Perú para el Turismo y las Exportaciones (Promperú) y empresarios hoteleros, gastronómicos y de otros rubros vinculados al turismo. En la ciudad hicieron un "roadshow", un evento cuya finalidad fue atraer cada vez más turistas locales y mostrar en detalle todos los servicios que ofrece Perú a quienes decidan visitar aquel país con antepasados incaicos.

El evento incluyó una rueda de negocios en la que los empresarios y funcionarios peruanos interactuaron con sus pares locales.

La responsable de Promperú para Argentina, Araceli Carpio, dijo que la visita a Rosario fue algo así como el broche de oro de la misión incaica debido a la creciente cantidad de viajeros que salen desde Fisherton hacia el aeropuerto internacional Jorge Chávez, de Lima.

"Vinimos aquí con la intención de mostrarles la diversidad de nuestro destino", dijo Carpio y explicó que, al contrario de la idea más establecida en Argentina, Perú tiene muchos lugares con atractivos especiales para los viajeros.

"Tenemos un norte y un sur muy distintos, tenemos costa y playas, tenemos sierras y también tenemos selva", aseguró. Y, sobre el último punto, añadió: "Lamentablemente mucha gente fuera del Perú no sabe que tenemos selva, pero allí también hay buenas cosas para ofrecerles". De hecho, al menos cuatro de los empresarios hoteleros que llegaron a Rosario tienen sus emprendimientos en Iquitos, en plena Amazonia peruana.

Carpio destacó además como una de las grandes fortalezas de la oferta turística de su país el hecho de que la mayoría de los destinos pueden unirse a través de vuelos internos. Es que la conectividad interna ha mejorado mucho en los últimos años y, teniendo en cuenta las características particulares de la geografía de Perú, sobre todo en los Andes, eso facilita mucho el desplazamiento de los turistas entre uno y otro destino turístico.

"En Perú, en un vuelo de una hora o una hora y media se puede ir prácticamente a cualquier punto turístico y eso es muy bueno para los viajeros", enfatizó la funcionaria de Promperú.

Incluso dedicó un párrafo aparte a una de las últimas conexiones inauguradas en su país. Se trata de vuelos que unen las ciudades de Cuzco, una de las más conocidas a nivel mundial, e Iquitos, en la Amazonia. "El viaje se puede hacer sin escalas, hay muy buenas frecuencias y en un vuelo relativamente corto se puede ir desde las montañas a la selva", destacó.


Mejor en avión

Aunque los desplazamientos terrestres también son un atractivo en sí mismo por la diversidad de paisajes, los turistas muchas veces prefieren evitarlos porque suelen demandar muchas horas debido a las características geográficas del país. "Hay recorridos muy bonitos para hacer por tierra, pero algunos pueden demandar 12, 18 o hasta 24 horas de traslado y no todos los viajeros tienen esa disponibilidad de tiempo. Por eso destaco la importancia de la conectividad aérea", se explayó Carpio.

Respecto del turismo argentino, las autoridades peruanas del área destacan un cambio de hábitos que vienen verificando en los últimos años. "Hasta hace algún tiempo la mayoría viajaba a nuestro país para conocer el Machu Pichu, nuestro destino más conocido a nivel mundial, pero ahora esto está cambiando", afirman.

Un dato concreto es que, de la cantidad de personas que viajan cada año a ese país desde Argentina, muchas lo hacen por segunda o tercera vez. "Es que a ustedes les gusta diversificar los destinos y Perú es un lugar ideal para eso", sostuvo la encargada de Promperú para Argentina.

Otro aspecto que destacan es la elección de Perú por la gastronomía, un fenómeno que ya se verifica desde hace tiempo con viajeros de otros países y que empieza a ser determinante entre los argentinos. "En Perú se come bien buenazo porque es parte de nuestra herencia. Eso nos distingue y muchos pasajeros argentinos comienzan a viajar a nuestro país motivados por la gastronomía. En ese sentido, siempre los esperamos con los brazos abiertos", contó Carpio.

De hecho, en Lima se realiza todos los años Mistura, la feria gastronómica más grande de América Latina, una fiesta de la gastronomía que se extiende por diez días y que recibe a viajeros de todo el mundo. En los últimos años Mistura se convirtió algo así como en la síntesis de una revolución silenciosa de la que habla casi todo el planeta, la maravillosa gastronomía peruana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});