Política

Por el paro, hubo un 60% menos de gente circulando por el centro

El paro de la CGT y la CTA opositoras redujo ayer en Rosario el movimiento comercial y se sintió con fuerza en los servicios. En el centro, los empresarios registraron "un 60 por ciento menos de gente circulando y haciendo compras", fenómeno que tuvo menor impacto en los barrios.

Miércoles 21 de Noviembre de 2012

El paro de la CGT y la CTA opositoras redujo ayer en Rosario el movimiento comercial y se sintió con fuerza en los servicios. En el centro, los empresarios registraron "un 60 por ciento menos de gente circulando y haciendo compras", fenómeno que tuvo menor impacto en los barrios. En los bancos la actividad fue nula, sólo hubo pocas entidades con personal trabajando a puertas cerradas. El municipio corroboró que la mayoría de los rosarinos sacó la basura, pese al paro de recolectores, panorama que complicó la higiene urbana.

La ciudad vivió una jornada de martes como un sábado por la tarde. La falta de clases en escuelas públicas y facultades, los bancos cerrados y los piquetes en los accesos resintieron la actividad de un día normal. La prestación del servicio de transporte público sin interrupciones emparejó la balanza, garantizando flujo vehicular en el centro y macrocentro. En tanto, en la terminal de ómnibus Mariano Moreno varias unidades no salieron por los bloqueos que diferentes organizaciones hicieron en los accesos a la ciudad. Esto provocó que algunos pasajeros quedaran varados. Sin embargo, luego los servicios se reanudaron.

Las postales que arrojó en Rosario el paro opositor fueron de calles con menos movimiento, actividad acotada en los comercios y contenedores de basura que empezaban a desbordar de residuos por falta de recolección.

"La huelga se sintió con fuerza en los comercios del centro de Rosario. Si bien la gran mayoría abrió sus puertas, hubo hasta un 60 por ciento menos de presencia de clientes en las calles, galerías y locales", admitió a LaCapital Ricardo Diab, presidente de la Asociación Empresaria de Rosario (AER).

El dirigente diferenció ese panorama del detectado en los barrios "donde el movimiento fue casi similar al de días anteriores". Y luego destacó que pese al significativo impacto de la protesta en la ciudad, "no se registró un sólo incidente ni hubo maniobras de aprietes".

No obstante ello, el titular de la Empresaria aclaró que la huelga de ayer "no tuvo similitudes con los paros llevados adelante en la década del 90, donde había otro clima social, otra situación económica general y un descontento generalizado".

Desde La Bancaria, su secretario adjunto, Matías Layús, remarcó que el acatamiento al paro en el sector "fue prácticamente total. Hicimos una recorrida por las entidades del centro y no hubo un sólo banco con atención al público, sólo dos casos de personal trabajando a puertas cerradas donde hicimos una asamblea para que se les permitiera ejercer el derecho a huelga".

Layús aclaró que La Bancaria "sólo adhirió al paro por el pliego de reivindicaciones gremiales planteadas pero no acompañó la movilización ni el acto político que se hizo en Rosario".

Respecto a los motivos por los cuáles los bancarios se sumaron al paro, Layús señaló que la principal objeción al Gobierno pasa por la actualización del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias. "Actualmente más del 75 por ciento de los trabajadores bancarios paga el impuesto; una injusticia", afirmó.

En el municipio también hicieron una evaluación del impacto del paro en la ciudad. "El servicio que más se vio afectado fue la recolección de residuos por el paro de los recolectores. Pese a las recomendaciones brindadas, muchos rosarinos sacaron la basura y los contenedores están al borde de su capacidad", indicó Diego Leone, subsecretario de Servicios Públicos.

El funcionario estimó que los mayores problemas se darán "mañana (por hoy) entre el mediodía y la tarde ya que la recolección se reanuda recién a la noche. Habrá refuerzos pero no se llegará a cubrir la cantidad de residuos acumulados".

Leone apuntó además que en el transporte urbano la situación fue "normal, salvo algunos desvíos y un caso aislado de piquete en la punta de línea de Rosario Bus en Villa Gobernador Gálvez que se destrabó al poco tiempo".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario