Política

La provincia presentó su presupuesto y marcó diferencias con la Nación

El proyecto prevé recursos por 267 millones de pesos. Destacó que la iniciativa prioriza obra pública, salud y seguridad. Bajan Sellos y algunas alícuotas de Ingresos Brutos. Sube el inmobiliario.

Miércoles 21 de Noviembre de 2018

La Casa Gris presentó los números del proyecto de presupuesto general de gastos y cálculo de recursos para el año próximo que remitirá hoy a la Legislatura provincial con dos tiros por elevación a la administración de Mauricio Macri.

Sucede que los ministros de Economía, Gonzalo Saglione, y de Gobierno, Pablo Farías, enfrentaron micrófonos y grabadores durante la conferencia de prensa que ofrecieron al promediar la tarde de la víspera en el salón auditorio de la sede del gobierno santafesino con un mensaje político que excedió la presentación de los farragosos números de la ley de leyes.


"Santa Fe confeccionó un presupuesto equilibrado, que fue sumamente complejo de elaborar por los recortes implementados a las provincias en el presupuesto nacional y que, contrariamente a lo que sucede en la Nación, recorta el gasto político, no afecta a las áreas más sensibles como Educación, Salud y Seguridad, además de sostener la obra pública a lo largo de 2019", explicaron a dos voces las espadas económica y política del gabinete de Miguel Lifschitz.

Y como si no resultara suficiente para marcar diferencias, ambos funcionarios se encargaron de subrayar que "el proyecto no contempla la deuda por coparticipación que desde hace tres años la Nación debe a Santa Fe con sentencia firme de la Corte Suprema de Justicia. Y no precisamente porque la provincia renuncie a todas las vías para efectivizar ese reclamo, sino porque no está presupuestada en el proyecto que acaba de votarse en el Congreso", especificaron los funcionarios santafesinos.

El propio mandatario provincial destacó en redes sociales, a la misma hora que sus colaboradores dialogaban con la prensa, que en el proyecto elaborado por la Casa Gris "se priorizan cuatro áreas claves: obra pública, salud, educación y seguridad".

"En momentos de dificultades económicas es cuando más esfuerzo debe hacer el Estado para sostener la economía y el empleo", twiteó Lifschitz en otro mensaje direccionado al poder central.

El proyecto irá hoy al Palacio de la avenida General López para ser ingresado por la mesa de entradas del Senado provincial, con otro mensaje que contempla una serie de modificaciones tributarias.

Basado en las "pautas macro fiscales" fijadas por la Nación, el presupuesto santafesino toma como referencia para el ejercicio 2019 una caída del Producto Bruto interno de 0,5 por ciento, un nivel de precios promedio del 34,8 por ciento y un valor medio anual del tipo de cambio de 40,10 pesos por dólar estadounidense.

Los recursos corrientes ascienden a $ 267.088.517.000 (49 por ciento más que en 2018) y los gastos corrientes a 234.605.013.000 (44,9 por ciento superior al ejercicio pasado). "Ello permitirá incrementar el ahorro económico de la provincia en 32.483.504.000 y sostener la inversión en obra pública", mensuró el ministro Saglione.

El funcionario destacó también el incremento de las partidas en Educación y Seguridad que "entre ambos suman el 41,11 por ciento de la administración central". El gasto social para los ministerios de Salud y de Desarrollo Social crece en participación, mientras que se anunció para el año próximo una "disminución del gasto coloquialmente llamado político en lo que atañe al Poder Legislativo, y a las áreas de la Gobernación y el ministerio de Gobierno en el Poder Ejecutivo".

Saglione aclaró, no obstante, que tales recortes no afectarán los salarios del personal.

En lo referido a la proyección de recursos, el titular de Hacienda aclaró que "por prudencia presupuestaria" y al no estar incluida en el presupuesto nacional "no estamos incluyendo los recursos coparticipables correspondientes a la deuda que la Nación mantiene con los santafesinos".

Impuestos

En cambio, sí están proyectados los fondos coparticipables de la Nación correspondientes al ejercicio de 2019, las transferencia de Anses para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones y Pensiones y los recursos provenientes de las modificaciones tributarias contenidas en el mensaje que el Ejecutivo también remitirá hoy a la Cámara alta santafesina.

Dicho proyecto contempla un incremento nominal promedio para el impuesto inmobiliario urbano de 27,8 por ciento. Ello por cuanto el texto discrimina a los contribuyentes que no registran deudas y los de menor monto (46 por ciento del total) cuyas boletas tendrán un aumento de 21,5 por ciento, de los contribuyentes incumplidores de alto valor que deberán abonar sus boletas con 40 por ciento de aumento. Según los números aportados por Saglione el 44 por ciento de las partidas del inmobiliario urbano experimentarán un aumento de hasta 17 pesos mensuales y el 31 por ciento tendrá incrementos de entre 17 y 42 pesos mensuales.

En el caso del impuesto inmobiliario rural, el aumento nominal promedio será de 31,5 por ciento y también se discriminará entre contribuyentes con incumplimientos de aquellos que estén al dia.

En números concretos, el aumento promedio por hectárea se estima en 74 pesos anuales, reduciéndose el adicional al gran propietario rural, el coeficiente de convergencia y el momento del impuesto a los propietarios de menos de 50 hectáreas explotadas en forma personal.

Las modificaciones tributarias propuestas en el presupuesto 2019 disminuyen del 2 por ciento al 1,5 por ciento la alícuota del impuesto sobre los ingresos brutos al sector industrial y contempla una exención de ese impuesto para los créditos hipotecarios.

En materia de impuesto de sellos se reduce la alícuota general del 1,2 por ciento a 0,75 por ciento y se actualizará el módulo tributario en un 25 por ciento, incrementando su valor de 0,40 a 0,50 peso.

El mensaje que será abordado en las próximas semanas por las cámaras legislativas —quedan dos sesiones ordinarias en noviembre y la habitual convocatoria a extraordinarias en diciembre- contiene una serie de disposiciones financieras, entre ellas una autorización para contraer un empréstito de 100 millones de euros de la Agenda Francesa de Desarrollo para proyectos de infraestructura, otra autorización de convenios de subpréstamos del Ministerio del Interior y una ampliación del Programa Equipar Santa Fe por 800 millones de pesos para la adquisición de maquinarias para localidades del interior provincial.

Los municipios y comunas santafesinas verán incrementados el año próximo sus fondos coparticipables en 54,1 por ciento, recibirán 1.390 millones en el marco del Fondo de Obras Menores y recibirán de la provincia 6 mil millones de pesos para inversión en pavimentos urbanos.

Buscan créditos para infraestructura

La provincia buscará fondearse para financiar infraestructura. Pedirá autorización para tomar créditos con la Agencia Francesa de Desarrollo por 100 millones de euros. También para tomar préstamos por 70 millones de dólares de programas del BM y el BID, que se canalizarán a través del Ministerio del Interior. "Por el acuerdo con el FMI, la Nación dispone esta línea pero no pueden ejecutar por el recorte de gasto, entonces ofrece a las provincias que tomemos en forma directa la deuda", dijo Saglione.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});