Política

Bonfatti tuvo su primer encuentro con Fein y quiere ver a Cristina

El gobernador y la intendenta comenzaron a coordinar tareas en conjunto para Rosario. "Quiero ponerle el hombro al país", dijo el mandatario sobre un encuentro con la presidenta.

Miércoles 14 de Diciembre de 2011

El gobernador Antonio Bonfatti se reunió ayer con la intendenta Mónica Fein, en el primer encuentro de trabajo entre ambos tras haber asumido sus respectivos cargos y en cuyo marco abordaron temas de gestión conjunta y coordinación de políticas entre ciudad y provincia. A su vez, el mandatario provincial adelantó que pedirá una audiencia con la presidenta de la Nación para dialogar sobre el tema viviendas y para decirle y decirle "'acá estamos dispuestos a ponerle el hombro al país".

Tras la reunión, la intendenta celebró la presencia de Bonfatti en la Municipalidad de Rosario en su segundo día de mandato y destacó la posibilidad de iniciar ya mismo el tratamiento de aspectos de gestión comunes "muy importantes para los próximos años". Por su parte, el gobernador amplió que en dicha agenda ocupan un lugar prioritario temas como atención primaria de la salud, vivienda y hábitat, seguridad y promoción social.

Bonfatti recordó que así como lo hizo con Fein, por estos días está manteniendo encuentros análogos con los intendentes de Santa Fe, Rafaela, Reconquista y Venado Tuerto con el propósito de "poner en sintonía" los esfuerzos que se hagan en el abordaje de estas problemáticas en todas las regiones santafesinas. Precisamente, Fein adelantó una próxima reunión conjunta de los gabinetes municipal y provincial, modalidad que se replicará en todos los nodos.

El gobernador aclaró que en la reunión con la CGT Santa Fe planteó lo mismo que el domingo en su discurso de asunción: "La provincia no nos pertenece a quienes ejercemos la función pública, la construimos todos los días todos los santafesinos. En la reunión con los trabajadores tuvimos la posibilidad de charlar varios temas, del puerto, vivienda y sobre seguir construyendo trabajo decente en la provincia". Tampoco esquivó la requisitoria sobre los pedidos salariales y el futuro de los mismos. "Siempre hay que sentarse en una paritaria. Existen para eso y para encontrar los acuerdos, lo hemos hecho durante cuatro años. Me tocó siempre la responsabilidad de conducir paritarias y lo harán ahora los ministros de Trabajo y de Gobierno, yo no tengo dudas de que vamos a acordar".

Bonfatti relativizó las críticas del ex gobernador Jorge Obeid, para quien el Frente Progresista no cumplió con las expectativas que los santafesinos depositaron en Hermes Binner. "Hay una provincia en marcha, con proyectos, que tiene un plan estratégico que se está cumpliendo y con un porcentaje altísimo de propuestas articuladas entre lo público y lo privado. No tiene antecedentes en la historia", puntualizó y se dedicó a reseñar obras en marcha en todo el territorio. A su vez sostuvo que el Ejecutivo no tiene ningún problema financiero para pagar deudas ni proveedores. "Cuando dimos un 10 por ciento de incremento en octubre y un 28 por ciento en febrero se generó una diferencia de más de tres millones, y se juntaron otros montos que no estaban en las partidas. No es que esa plata no esté, hay que pedir un incremento de partidas para poder pagar los sueldos, nada más", agregó.

El flamante titular de la Casa Gris adelantó que le preocupa el tema de la reforma constitucional. "El año que viene la Constitución santafesina cumple 50 años desde su última reforma. Una Constitución como la actual no nos impide gobernar, pero si creo que deben estar consagrados derechos que no están, y que no podían ser percibidos hace 50 años cuando no eran tales en el concierto del mundo. Podríamos aprovechar un año no electoral y ponernos de acuerdo sin que existan temas demasiado polémicos".

También el mandatario quiso dejar asentado ayer su preocupación por la cuestión de la seguridad: "Charlando con los jefes policiales planteaba un cambio de actitud. Vamos a ser muy exigentes con eso, me preocupa cuando voy por la calle y veo un policía apoyado en la pared o hablando por celular y no en actitud de prevención. Seguiremos profesionalizando a la policía".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario