Política

Al final, renunció el diputado salteño del escándalo sexual

Juan Ameri se vio forzado a dejar su banca tras el episodio. Lo reemplazaría una mujer. "Están haciendo una caza de bruja", acusó

Sábado 26 de Septiembre de 2020

La Cámara de Diputados aprobó ayer la renuncia presentada por el diputado salteño Juan Emilio Ameri tras el escándalo que protagonizó al mostrarse en una escena sexual mientras participaba de manera remota en una sesión del cuerpo.

 Tanto el repudio a lo sucedido como el reconocimiento a la rápida reacción de la Cámara baja frente al hecho, se extendieron rápidamente a todos los bloques parlamentarios, como así también a funcionarios y dirigentes de diferentes espacios políticos.

 La votación —que se realizó ayer a la madrugada— contó con el respaldo de 224 diputados, el rechazo de uno (Alfredo Schiavoni-PRO) y la abstención de tres (Héctor Flores-PRO, Fernando Iglesias -PRO y Javier Campos-Coalición Cívica), quienes argumentaron que el legislador debía irse del cuerpo expulsado.

 El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó que la Cámara baja haya aprobado por amplia mayoría la renuncia presentada por el diputado y afirmó: “No hubo una mirada corporativa y mucho menos machirula, sino que se actuó con la norma, independientemente de quien se trate”.

 “Estoy bastante absorto, como todos los argentinos, que cuando veíamos esas imágenes no podíamos creer que eso sucediera”, apuntó Cafiero.

 Además, destacó que el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, “actuó rápido y le dio el marco adecuado, ya que las reuniones, así sean remotas o presenciales, tienen el mismo cumplimiento y están en el marco del recinto”.

 Tras protagonizar una escena sexual mientras participaba de la sesión desde su domicilio, un hecho que se vio en las pantallas instaladas en el recinto, Ameri fue suspendido en sus funciones y se decidió conformar una comisión evaluar su conducta y definir su remoción.

Sin embargo, horas después, no sin antes dar insólitas explicaciones de lo sucedido en declaraciones que formuló a distintos medios de comunicación, el diputado salteño presentó su renuncia, que rápidamente fue considerada y aceptada por el pleno del cuerpo.

Ayer, el ahora ex diputado insistió con sus declaraciones públicas y ensayó una defensa: “No cometí ningún delito. Cometí un error, no mirar la conexión” de internet.

Después de esa justificación, lanzó críticas a los medios de comunicación. “No tienen en cuenta que detrás de lo que comunican hay personas, hay seres humanos. Están haciendo una caza de brujas”, dijo.

Y sumó: “No considero que tengan que estar los medios en la puerta de la casa de mi hermana, o que acosen a mi pareja. Ella no tiene la culpa. Está siendo víctima de un acoso por parte de los medios de comunicación”.

Ameri envió su renuncia a Diputados de madrugada, mientras continuaba la sesión. Fue minutos después de las 3 de la mañana que los legisladores votaron a favor de aceptar su dimisión. No tenía otra opción que renunciar. “O mandás la renuncia o te expulsamos esta noche”, le advirtieron desde el bloque oficialista.

A través de la red social Twitter, el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, aseguró que “para nada” representa los valores de los salteños Ameri y enfatizó: “Nos eligen para servir y debemos hacerlo con responsabilidad, seriedad, respeto y dignidad”.

Por su parte, la diputada nacional Graciela Camaño (Consenso Federal) repudió el hecho protagonizado por el diputado salteño y reclamó la necesidad de un debate entre los legisladores “para que lo que pasó no vuelva a ocurrir”.

De hecho, pidió que la comisión conformada para evaluar la conducta de Ameri —cuyo objeto se tornó abstracto frente a la renuncia del diputado— se aboque a analizar cómo “mejorar el funcionamiento del Congreso de manera remota”.

“Necesitamos mayor compromiso laboral y los diputados tenemos que discutir este tema”, aseguró la legisladora.

“Ante el hecho de público conocimiento, me dirijo a Usted para pedir disculpas por mi conducta durante la sesión especial remota del día 24 de septiembre del corriente. No fue de ningún modo mi intención faltar el respeto a esta Honorable Cámara, a mis pares diputados y diputadas, ni al pueblo salteño que me eligió”, escribió Ameri en el texto de su renuncia.

Por su parte, la politóloga salteña Alcira Figueroa, quien posiblemente reemplazará a Ameri en la banca que desde ayer quedó vacante, tras la aceptación de la renuncia, puso el acento en “la gran responsabilidad de cambiarle el rostro a la política” y agregó: “Es el momento para que nunca más ocurran estos hechos que nos avergüenzan”.

Figueroa indicó que las escenas íntimas protagonizadas por Ameri en plena sesión de Diputados son “un hecho que nos avergüenza como sociedad, como parte de un espacio político y especialmente como mujeres”.

De todos modos, y más allá de la renuncia del diputado y su aceptación por amplia mayoría del cuerpo, la comisión creada para analizar el hecho —integrada por diputados de diferentes bloques— seguirá adelante.

Si bien no se definió aún la fecha de la reunión, los integrantes de esa comisión, Cristina Alvarez Rodríguez y Cecilia Moreau por el Frente de Todos; Silvia Lospennato y Miguel Bazze por Juntos por el Cambio; y Graciela Camaño por Consenso Federal, acordaron avanzar de todos modos en algún tipo de sanción o manifestación contra el ex diputado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS