Policiales

Una mujer critica el fallo por el homicidio de su hijo

Liliana Escobar dijo no estar de acuerdo con lo decidido por la Cámara Penal, que le rebajó la condena a los acusados de matar a Leandro "Bebi" Canteros

Viernes 17 de Noviembre de 2017

En una audiencia realizada esta semana la Cámara Penal revocó un fallo de primera instancia dictado por el juez Julio Kesuani por el cual se condenó a los hermanos Iván Andrés "Tito" Caminos y Cristian Sebastián "Nutrio" Caminos junto a su madre, Isabel Barrios, a 14 años de prisión como coautores del homicidio de Leandro "Bebi" Canteros el 7 de diciembre de 2013 en Villa Gobernador Gálvez. Tras establecer que hubo contradicciones en el relato de los testigos, la Cámara absolvió por el beneficio de la duda a la mujer (una agente policial acusada de entregar el arma homicida a uno de sus hijos), en tanto que homologó un acuerdo entre Fiscalía y defensa de los otros dos imputados. Así "Nutrio" recibió 12 años de prisión como autor material del homicidio y "Tito" 5 años por provocar lesiones graves a la madre de la víctima.

Precisamente esa mujer, Liliana Escobar, aplaudió de pie cuando el tribunal integrado por los jueces Gabriela Sansó, Carina Lurati y Gustavo Salvador dictaron la revocatoria y admitieron el acuerdo de partes. Pero ayer, ante La Capital, se quejó de lo ocurrido: "Así está la Justicia en nuestro país, los jueces no investigaron y hay cosas falsas en el fallo. Isabel Barrios no es la madre de los Caminos, ellos son hijos de una mujer a la que le dicen «Cocó» y de «Panchín» Caminos. Eso es lo más raro", argumentó. Y de esta manera puso en duda la acreditación filial que Barrios hizo al ir a juicio.

La otra versión

Para la madre de la víctima los hechos fueron muy distintos a los relatados por la Cámara y rescató el accionar del juez Kesuani: "Ese juez sí investigó y dictó una sentencia justa de 14 años para los tres. Los Caminos y Barrios fueron los culpables de la muerte de mi hijo. No sé por que la absolvieron a ella ahora", dijo casi entre lágrimas.

La noche del sábado 7 de diciembre de 2013 hubo una pelea en Córdoba al 100 de Villa Gobernador Gálvez. En la investigación se estableció que los hermanos Caminos, que vivían en el lugar con Isabel Barrios, vieron a un tal "Truli", un joven alcohólico que ronda el barrio y les había robado en el almacén familiar. Entonces lo tomaron a golpes y patadas.

Entonces Leandro Canteros salió en defensa de "Truli" mientras que Liliana intentó separar a los Caminos que, junto a varios de sus familiares, golpeaban a su hijo. En esa confusión la mujer recibió una puñalada: "El que me dio fue «Tito» Caminos", dijo Liliana.

En medio de aquella pelea apareció un revólver calibre 38 y "Bebi" recibió dos disparos, uno en la espalda y otro en el glúteo derecho, por lo que falleció horas después.

"Isabel (Barrios) tenía un quiosco pero no había en el lugar más que bebidas. Y además, todos los días en la vereda uno podía ver cuadraditos de nailon negro. No sé qué es, pero decían que era de drogas que ellos vendían", aseguró la mujer.

Liliana también aseguró que el hecho no fue una pelea por viejos rencores. "Mi hijo trabajaba en un frigorífico y con sus cinco hermanos teníamos una familia hermosa. Nunca tuvo problemas con estos pibes Caminos, a los que conocemos de siempre. En la investigación hubo errores cómo que no hubo testigos cuando hicieron las pericias. Algunos me contaron que ella puso todo en un mantel y lo tiraron, todas pruebas que la comprometían. Ella (Isabel Barrios) es policía y arregló todo para no caer presa. Es más, cuando estaba detenida venía todos los días a su casa y se iba a dormir a la cárcel de mujeres", sentenció Liliana desde una profunda indignación.

Según algunos testigos que declararon en el marco del juicio inicial, Barrios se metió en su casa en medio de la pelea y arrastró consigo a sus familiares. Para otros, la mujer entregó el revólver calibre 38 a su hijo para que ejecutara a Canteros.

"No cabe dudas que quien disparó y produjo la muerte de Leandro fue Cristian Caminos, pero sin la participación de su hermano Iván", y en el caso de Isabel Barrios evaluaron "versiones encontradas, discordantes, y que hablan de distintas mecánicas del hecho aportadas por al menos seis personas" y la absolvieron de culpa y cargo por el beneficio de la duda agregó Liliana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario