Policiales

Un testigo desmintió su declaración en un acta

Martes 12 de Diciembre de 2017

Entre los testigos que declararon ayer hubo un pescador que vive en una casa donde en 2013 secuestraron dos lanchas que presuntamente eran de Los Monos. Si bien en el acta del allanamiento este hombre —que firmó el documento— afirmaba que las embarcaciones eran de la familia Cantero, ayer dijo que en realidad eso lo había dicho personal de Prefectura que participó en el procedimiento pero que él sólo había tenido contacto con una persona de apellido González.

La casa del pescador Hugo E., en Uriburu y el río, fue allanada por la TOE el 12 de diciembre de 2013 en el marco de la investigación del juez Juan Carlos Vienna. Al respecto primero declaró el policía Marcelo Druetta, entonces TOE. Contó que tenían el dato de que ahí podía haber "embarcaciones de interés" por lo que también se convocó a Prefectura. "Llegamos al lugar y se abrió el domicilio, de una planta sobre el río, una zona bastante precaria pero tranquila", detalló.

Druetta dijo que después de reducir "al principal morador" ingresaron con testigos a requisar la casa. "No hallamos nada de interés, pero sobre la margen del río había dos embarcaciones caras", recordó sobre las lanchas, una Tracker 620 y una Albatros 640. Además detalló algo consignado en el acta de la TOE: "Hugo E. nos dijo que eran de los Cantero, pero después nombró a otra persona más".

Luego declaró Hugo E., citado por fiscalía para dar cuenta de ese operativo. Recordó que dormía cuando le tiraron la puerta abajo, lo acostaron en el suelo y le ordenaron no moverse. "Cuidaba canoas de gente que no tenía donde dejarlas y las guardaba ahí. Cobro por eso. En mi casa tengo un cuaderno donde anotaba lo que cobraba (en 2013), creo que eran 300 pesos por mes", señaló.

"Había dos lanchas guardadas. Un señor González vino un día en auto. Golpeó las manos, salí y preguntó si las podía dejar ahí. Pagaba dos veces más, porque las canoas eran más chicas y estas embarcaciones eran más grandes".

La fiscalía consultó al testigo sobre el propietario de las lanchas. El fiscal Gonzalo Fernández Bussy le pidió que leyera el acta en la que él había brindado declaración testimonial, pero al releerla el hombre negó haber dicho que pertenecían al clan Cantero. "Eso yo lo escuché ese día. Los de Prefectura dijeron que esas lanchas eran de los Cantero. Yo siempre hablé con González", sostuvo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario