Policiales

Un portavalores mató a un ladrón en frustrado robo a un blindado

Fue la mañana de ayer frente al banco Credicoop de General Lagos, a 15 kilómetros de Rosario. Actuaron al menos cinco delincuentes, uno de los cuales cayó en barrio Las Delicias.

Sábado 05 de Noviembre de 2011

Entre siete y ocho disparos de armas de fuego de grueso calibre rompieron la calma de la mañana de ayer en General Lagos, el pueblo de 3.500 habitantes ubicado 25 kilómetros al sur de Rosario. Fue a las 8.35 cuando una gavilla de entre cinco y seis delincuentes intentó abordar un camión de caudales de la empresa Prosegur en la puerta del banco Credicoop, ubicado en la avenida principal del poblado. Los maleantes esperaron que los portavalores abrieran una puerta lateral del camión para actuar. Pero antes de que los empleados bajaran del blindado, uno de los malhechores -vestido con ropa de fajina con inscripciones de la policía santafesina- quiso ganar el interior del camión y fue abatido por uno de los portavalores. Recibió al menos cuatro impactos y cayó muerto a las puertas de la entidad bancaria.

Cuando el olor a pólvora no se había disipado del interior del blindado, el chofer puso primera y manejó las dos cuadras que separan el banco de la subcomisaría 13ª. En tanto, el resto de la gavilla se desbandó. Testigos indicaron que algunos huyeron en un Renault Kangoo que vieron estacionado frente a la entidad financiera desde momentos antes del golpe, otros lo habrían hecho en una moto de alta cilindrada, y al menos uno lo hizo a pie para robar a pocas cuadras de allí un vehículo a bordo del cual fue apresado más tarde en Balcarce y Sánchez de Bustamante, en el barrio Las Delicias de la zona sur de Rosario. Este maleante fue identificado como José Nicasio B., de 50 años y domiciliado en la ciudad bonaerense de Lanús. El hombre tiene allí un prontuario abierto y abultado, pero manifestó a los pesquisas que ya había pagado con rejas sus errores.

El otro vehículo en cuestión, el Renault Kangoo gris que habría sido usado por la banda, también fue localizado en la zona sur rosarina. Más precisamente en San Martín y Platón. Tenía el acelerador trabado con una madera y estaba a medio incendiar.

Una vez consumado el episodio, tanto la jueza de Instrucción Raquel Cosgaya como el jefe de la policía de Rosario, el comisario Cristian Sola, se hicieron presentes en el banco Credicoop para conocer detalles de lo sucedido. Así supieron que tanto el camión atacado ayer como dos de sus tres tripulantes fueron los mismos que el 21 de junio pasado sufrieron una emboscada en una estación de servicios en jurisdicción de Fighiera y lograron escapar a otro robo (ver aparte).

Según la policía, cuando el blindado de Prosegur que debía dejar en el banco Credicoop 500 mil pesos llegó al lugar, frente a la entidad había estacionados dos autos, entre ellos un Renault Kangoo. Cuando los portavalores abrieron la puerta lateral del camión, un hombre vestido con ropa de fajina similar a la que utiliza la policía de Santa Fe y empuñando una pistola calibre 9 milímetros alcanzó a ingresar medio cuerpo en el interior del camión. Ese exceso de ansiedad o de confianza le costó la vida. Uno de los empleados de Prosegur que estaba sobre el vehículo desenfundó su pistola calibre 9 milímetros y disparó varias veces. El maleante recibió al menos cuatro impactos y cayó inerte entre el cordón y la vereda del banco. Tras ello el chofer del blindado abandonó la escena y manejó hasta la comisaría del pueblo. En el interior del blindado quedaron la gorra y la pistola del ladrón.

Testigos del golpe. "Escuchamos los disparos. Fueron seis o siete, todos seguidos. Esperamos unos segundos y salimos a la puerta. Vimos pasar el camión de Prosegur a todo lo que daba hacia la comisaría. Nos asomamos, miramos para el banco y no vimos nada. Nos acercamos un poco y vimos el que estaba vestido de policía tirado en la vereda, con un balazo en el ojo derecho. Lo primero que pensé fue que habían matado al custodio del banco. Después nos dijeron que era uno de los choros y no el policía. Pero vos veías al muerto y era un milico. Estaba vestido igual", explicó a La Capital uno de los trabajadores de un frigorífico de la cuadra que, asustados, suspendieron sus tareas al escuchar las tiros.

"El negro" es un jubilado rosarino que hace seis años se fue a vivir a General Lagos. A las 8.35 de ayer estaba pagando unos impuestos en la sucursal 285 del banco Credicoop, en las entrañas del pueblo, y fue testigo de lo ocurrido. "Pagué, salí del banco y subí al auto. Cuando estoy por poner primera vi que llegaba el camión de Prosegur y se estacionaba atrás mio", explicó el hombre. También contó que le llamó la atención "un hombre vestido de azul, pero no como policía, que se bajó de un utilitario y se asomó a los cajeros del banco momentos antes". El vecino relató que "apenas el camión se detuvo escuché dos o tres disparos. Puse primera y me fui asustado".

Por su parte, una comerciante de la cuadra contó que "se escucharon ocho o diez disparos. Entonces al local entró un cliente que nos dijo: «Cierren la puerta. Cierren la puerta que están robando en el banco. Hay uno muerto en la vereda»".

A unos 300 metros del banco, sobre calle Irigoyen, está la panadería y almacén Don Pietro. En la puerta del negocio había estacionada una Mercedes Benz Sprinter blanca con sus llaves puestas. "Un muchacho que hace trabajos de carpintería estaba colocando un exhibidor y dos puertitas en una alacena cuando una de las empleadas se acercó llorando. La chica contó que la había llamado al celular su hermana, que trabaja en el supermercado que está en la esquina del banco y contó que habían robado y que habían asesinado a un policía", relató la dueña del negocio. "El carpintero se asomó a la puerta y se dio cuenta entonces que se habían llevado su vehículo. Casi le dio un infarto", explicó. Algunos vecinos indicaron que el furgón salió arando por Irigoyen hasta empalmar con un camino de tierra que lleva a la autopista. Dos horas después lo localizaron en el barrio Las Delicias de Rosario y detuvieron a uno de los delincuentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario