Policiales

Un enfrentamiento entre primos terminó con un muerto y un herido

Un hombre de 31 años fue asesinado de al menos cuatro balazos luego de una discusión y un primo suyo fue detenido, también herido, como principal sospechoso.

Lunes 16 de Abril de 2018

Un hombre de 31 años fue asesinado de al menos cuatro balazos luego de una discusión y un primo suyo fue detenido, también herido, como principal sospechoso. El violento episodio ocurrió la noche del sábado en Villa Gobernador Gálvez y el detenido, un joven de 21 años, podría ser imputado en las próximas horas como autor.

La noche del sábado Fernando Robai se trenzó en una discusión con Gabriel Carlos C., un joven de 21 años que según distintas fuentes era primo suyo. La disputa se desencadenó en inmediaciones de Montevideo y el pasaje Capuchino, en uno de los barrios más alejados de Villa Gobernador Gálvez. Robai fue trasladado al Hospital Gamen de esa ciudad donde falleció como consecuencia de al menos cuatro heridas de bala: una el cráneo, otra en el hombro y dos en tórax.

Según fuentes oficiales el presunto homicida fue capturado una hora después, al ingresar alrededor de las 22 al Hospital Roque Sáenz Peña trasladado por sus familiares. Al ser revisado en la guardia le diagnosticaron una herida de arma de fuego en el muslo derecho y por la complejidad de sus heridas se dispuso su traslado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.

Al tomar conocimiento de la internación de Gabriel Carlos C. el fiscal de Homicidios Florentino Malaponte ordenó que quedara con custodia policial en calidad de detenido hasta que los médicos dispongan que esté en condiciones de ser trasladado a una dependencia policial para luego ser sometido a una audiencia imputativa.

Los familiares de la víctima detallaron que alrededor de las 20.30 del viernes Fernando y Carlos habían mantenido una discusión y que fue el propio primo quien le efectuó los cuatro tiros a la víctima.

Silencio

El homicidio se desencadenó en una zona de calles de tierras en el sector sudoeste de Villa Gobernado Gálvez, en los límites del barrio Soldado Aguirre. La tarde del domingo entre las cinco o seis casas ubicadas en la zona de Montevideo y Noruega había un silencio de piedra. Las pocas familias se conocen bien, sin embargo nadie quería relatar los hechos. La casa de Gabriel C. estaba vacía y su madre aguardaba a esa hora novedades respecto de su estado de salud en el Heca.

Sólo pudo reconstruirse a partir de frases dispersas y de fuentes oficiales que los dos hombres mantenían "una bronca vieja", pero nadie quiso ni pudo aclarar de qué se trataba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario