Policiales

Un cocinero asesinó a un mozo en una discusión por un "antipasto"

Sucedió anoche en el barrio porteño de Balvanera, donde el acusado apuñaló por la espalda a la víctima, con quien habían vivido juntos, y luego fue detenido llorando en la escena del crimen.

Lunes 04 de Diciembre de 2017

Un mozo de un restaurante del barrio porteño de Balvanera fue asesinado de una puñalada en el pecho y por el crimen detuvieron a un cocinero con quien la víctima acababa de discutir por la preparación del "antipasto", informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió anoche, en el tradicional restaurante "Pinuccio & Figli", ubicado en la esquina de Chile y Pasco, en dicho barrio del centro de la Ciudad de Buenos Aires, donde trabajaban la víctima, identificada como Juan Dionisio Maidana (40), y el ahora acusado, José Adolfo Medina (45), quien fue apresado "llorando" en plena escena del crimen.

Fuentes policiales informaron que todo comenzó a las 19.55, cuando Maidana cruzó unos insultos con Medina por la preparación de una de las clásicas entradas que ofrece el lugar.

"Lo que nos contaron los testigos es que a veces se hacían bromas pesadas", dijo esta mañana a Télam un vocero policial.

local1.jpg
El interior del local donde el cocinero asesiño a su compañero y amigo, con el que vivieron juntos. <br>
El interior del local donde el cocinero asesiño a su compañero y amigo, con el que vivieron juntos.

Sin embargo, Alberto, un compañero de trabajo de ambos protagonistas, contó que se trató de "algo trágico, una discusión por boludeces" y que la preparación del antipasto (plato que se sirve como entrada, compuesta por fiambres) fue el insólito motivo de la pelea.

"Juan (mozo) le pidió a José (el cocinero) que se apurara con el antipasto que se hace todos los días. José le dijo 'callate, buchón' y el otro le dijo 'andá sucio' y por esa pelotudez fue todo lo que pasó", detalló el empleado.

De acuerdo a los testigos, el cocinero Medina dejó de lado los platos que estaba preparando y atacó al mozo Maidana con un cuchillo tipo chuletero, de unos 25 centímetros de largo por 3 de ancho.

Al respecto, Alberto afirmó que el cocinero ahora detenido "sufre una diabetes muy avanzada" y que a veces eso "lo ponía mal" o "nervioso", aunque nunca había sucedido nada como lo que pasó.

Además, este testigo descartó algunas versiones de vecinos que dijeron que entre Maidana y Medina había conflictos previos.

"Nunca hubo una mala relación, eran amigos de toda la vida. Los dos eran de Misiones. Vivieron juntos. Nunca una discusión", dijo Alberto, quien precisó que el cocinero trabajaba en el restaurante desde 1993 y el mozo -casado y padre de dos hijos- desde 1996.

El testigo también aclaró que el hecho ocurrió en momentos en que el restaurante aún no había abierto al público y mientras él estaba en otro local gastronómico ubicado enfrente, desde donde escuchó que le pedían que llamara a una ambulancia.

"Me gritaron que llame la ambulancia, me crucé y lo veo a Juan tirado en el piso todo ensangrentado y lo veo a José que lloraba. Le dije ¿qué le hiciste pelotudo?', pero él sólo lloraba. Estaba totalmente arrepentido", relató.

Según Alberto, luego "llegaron la Policía y la ambulancia" y si bien los médicos "trataron de reanimarlo" a Maidana, "no se pudo" y murió en el lugar.

Las fuentes policiales aseguraron que Maidana recibió una puntada en la zona izquierda del tórax, por lo que cayó malherido al piso.

"Juan estaba de espaldas (cuando fue agredido) y por eso no se dio cuenta de nada. Si no, no se hubiera dejado apuñalar", describió Alberto.

En tanto, algunos de los testigos que escucharon los gritos relataron a los investigadores que los compañeros intentaron intervenir en la pelea para evitar que pasara a mayores, pero no lograron impedir la puñalada.

"Eso que escuché de que siempre había discusiones, es mentira. Los dos eran muy buenas personas. Ninguno pudo entender qué le pasó a José por la cabeza. Sé que está arrepentido pero es tarde", concluyó Alberto.

Por su parte, el cocinero se quedó paralizado junto al cuerpo ensangrentado de la víctima y fue detenido en el lugar por personal policial que se encontraba en la zona y había sido alertado por uno de los jóvenes que trabajaba en el restorán y salió a la carrera del lugar.

Los efectivos primero llevaron al acusado hasta un hospital de la zona para ser asistido y luego lo alojaron en un calabozo de la comisaría 6ª de la Policía de la Ciudad donde quedó a disposición del juez Nacional en lo Criminal y Correccional 23, Roberto Ponce.

Además, los peritos policiales secuestraron en la escena del crimen el cuchillo chuletero utilizado para cometer el homicidio.



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});