homicidio

Un balazo criminal puso fin a la vida del pastor y ex edil Eduardo Trasante

Dos hombres llegaron a su casa, bajo amenazas con armas entraron y le dispararon un tiro que le perforó una mano y se incrustó en su cráneo.

Miércoles 15 de Julio de 2020

Pasadas las 14.30 de ayer dos hombres llegaron a la casa de Eduardo Trasante, el pastor pentecostal que fue concejal rosarino por el partido Ciudad Futura entre diciembre de 2017 y el mismo mes de 2018. Tocaron a la puerta de un pasillo angosto, en San Nicolás 3638, y los atendió una niña de 11 años a la que le preguntaron por una de las hijas del pastor a la que, dijeron, debían entregarle una suma de dinero. La nena fue a buscar entonces a Carolina, la esposa del pastor, y cuando la mujer se asomó a ver quiénes eran todo cambió. Le apuntaron con una pistola calibre 9 milímetros y bajo amenaza recorrieron con ella el largo pasillo hasta el comedor donde estaban Trasante y Ana Luz, una de sus hijas. El pastor apenas pudo llevar su mano derecha a los ojos cuando un tiro se la perforó y se incrustó en su frente matándolo en el acto. Otro disparo se incrustó en una pared y las dos vainas servidas quedaron junto a su cuerpo.

Todo pasó entre las 14.47 y las 14.53 de ayer en el corazón de barrio Alvear, según registró una de las 13 cámaras de videovigilancia que los pesquisas relevaron en la zona. Seis minutos que parecen una eternidad para entrar a una casa, ejecutar a un hombre e irse por la misma puerta por la que habían entrado y perderse de vista.

La misma cámara ubicad enfrente de la casa de Trasante, dijeron los pesquisas, registró la fisonomía y la vestimenta de los homicidas. Y también que detrás de ellos salió Carolina, desesperada y gritando, porque su marido estaba herido. Dos hombres que trabajan en una fábrica vecina corrieron en su ayuda, uno ingresó a la casa y vio el cuerpo. El ex edil estaba en el comedor, debajo de una mesa, con su rostro intacto y perdiendo abundante sangre.

Ningún vecino escuchó detonaciones a pesar de que a la hora del crimen el silencio se apropia de esa y otras cuadras de barrios. Pero el ambiente donde mataron a Trasante tiene un techo alto de chapa que podría haber contribuido a dispersar el sonido, o quizás los homicidas pudieron haber usado un silenciador.Las únicas testigos de todo fueron la pareja de la víctima, Carolina L.; su pequeña hija de dos años; Ana Luz Trasante, de 17, y una amiga de las chicas, Morena G., de 11 años, quien atendió el llamado de los asesinos.

Abrazos y enojos

Mientras los peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) trabajaban en el lugar algunos familiares de Trasante empezaron a llegar al lugar y se consolaban mutuamente mientras el fiscal Patricio Saldutti se ocupaba de rastrar cámaras y escuchar en primera persona a los testigos del crimen. La esposa del pastor, en shock emocional, sólo pudo contar lo que vio.

>> Leer más: Un corto paso por el Concejo Municipal

"Dios, después me preguntas por qué estoy enojada con vos. El no le hizo nada a nadie", gritó desepareda la madre del pastor. Junto a ella otro de sus hijos gemía sin consuelo y repetía: "Quiero estar con él, somos tres hermanos, quiero verlo".

Una de las hijas de Trasante sollozaba sin paz mientras su primo intentaba consolarla. Era imposible. Unas treinta personas se agolparon en la vereda, se abrazaban, lloraban. Al irse la policía y la mortera cinco personas se reunieron a orar en la puerta de la casa junto al hermano de Trasante. A ellos se sumaron luego otros pastores de la comunidad.

En el marco del inicio de la investigación, a los pesquisas hubo algo que les llamó la atención: Eduardo Trasante vivió hasta ayer en el mismo barrio donde residía Sergio "Quemado" Rodríguez, el hombre que cursa una pena de 30 años de prisión por haber participado del triple crimen de Villa Moreno en el que mataron a su hijo Jeremías Trasante.

Una vida de sufrimiento

Hijo de un pastor bautista, músico y profesor de canto, Eduardo Trasante comenzó de chico su recorrido por templos hasta convertirse en pastor evangélico, pero de la rama pentecostal. Junto con su esposa Alejandra, con quien tuvo siete de sus ocho hijos y que murió en 2013 por una enfermedad, en 1993 empezaron a divulgar su fe hasta que fundaron su templo "Vida para tu Vida" (funcionaba en un local alquilado en una galería de Uriburu y San Martín) desde donde impulsó otras congregaciones.

>> Leer más: Expresiones de todo el arco político

Trasante se hizo conocido en Rosario a partir del Triple Crimen de Villa Moreno, el 1º de enero de 2012, ya que era el padre de una de las víctimas: Jeremías. Desde ese momento fue un referente de la lucha colectiva en reclamo de justicia por la muerte de "Jere", Claudio "Mono" Suárez y Adrián "Patom" Rodríguez, lo que culminó en un juicio con cinco condenados.

Ese proceso y la vinculación de "Jere" con el "Movimiento 26 de Junio" del Frente Popular Darío Santillán lo acercó, a pesar de una reticencia inicial en su condición de pastor, a lo que terminaría siendo Ciudad Futura, partido por el que llegó a ser edil en 2017 (ver aparte).

Para entonces Trasante había sufrido la violenta pérdida de otro hijo, Jairo Natanael, asesinado de un balazo a los 17 años el 2 de febrero de 2014 en Dorrego y Zeballos, cuando se iba del lugar en una moto junto a un amigo tras mantener una discusión en un boliche de la zona. Por el hecho, a fines de 2016 un hombre aceptó una pena de 8 años y 6 meses de cárcel como partícipe secundario del homicidio ya que conducía el auto desde el cual partieron los disparos que mataron a Jairo.

Trasante era conocido por su labor como pastor carcelario, e incluso llegó a entrevistarse con algunos de los asesinos de Jeremías que pidieron verlo. Alguna vez dijo que pudo perdonarlos. También era recordado como un hombre incansable a la hora de recorrer barrios para desarrollar con pasión su actividad pastoral y vincularse con familiares de víctimas de crímenes.

Tras enviudar de su primera mujer, con quien compartió 30 años de vida pastoral, se casó con Carolina, con quien tuvo una hija de 2 años y con quien vivía en la casa donde fue asesinado ayer.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario