Policiales

Un auto calcinado y dos apodos en la pesquisa por el crimen de Jonatan Funes

La policía está detrás de dos muchachos que habrían actuado en la ejecución del lunes del hijo mayor de una familia jaqueada por el crimen

Miércoles 07 de Febrero de 2018

Mientras el cuerpo de Jonatan "Bam Bam" Funes yacía aún sobre el pavimento de la ruta 14, a metros de la cárcel de Piñero, un vehículo Ford EcoSport fue encontrado consumido por las llamas en inmediaciones del kilómetro 101 de la ruta 18 (continuación de Ovidio Lagos), en el paraje La Carolina. Dos horas después del ataque a balazos que termino con la vida del muchacho de 28 años, un llamado al 911 alertó a los policías de la subcomisaría 8ª que en un camino rural un auto abandonado junto a las vías estaba en llamas. El vehículo respondía a las características del utilizado por al menos tres sicarios que mataron a balazos al mayor de los hermanos Funes. Por orden del fiscal Pablo Pinto el auto será peritado por personal de la Policía de Investigaciones (PDI).

El día después del crimen de Jonatan Funes transitó entre el hermetismo judicial y los posicionamientos políticos. "Vamos a controlar a las bandas y vamos a detener a los autores de los homicidios. Esperemos que cumplan con sus condenas sin ningún tipo de privilegio", exclamó el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro en el marco de una conferencia de prensa (ver abajo).

"Esta es una pelea entre dos familias o dos grupos criminales que viene por lo menos desde 2010. Comenzó con la muerte del jefe de la barra brava de Newell's (en alusión al crimen de Roberto «Pimpi» Caminos) y se produjeron más de 20 homicidios en los últimos años", indicó el ministro. Y reconoció que si bien "los cabecillas están detenidos sigue habiendo focos de conflicto".

Mundos fuera de la Justicia

Por su parte, el legislador provincial Carlos Del Frade, del Frente Social y Popular, sostuvo que "ya no se discute la cantidad de crímenes sino la calidad: matan cuándo quieren y dónde quieren. Eso es lo que pasó (el lunes). Mataron a la salida del penal de Piñero a alguien que supuestamente debía tener protección porque estaban matando a todos los integrantes de su familia. Es impactante eso. Parece que esa gente vive en mundos que están fuera de la legalidad, de la Justicia. Esos mundos coexisten con nosotros y parecen no tener nada que ver pero de pronto irrumpen", expresó.

"Hay bandas (Los Monos, los Caminos y quienes emergieron de ellas) que hoy vuelven a disputar el poder. En algunos relatos comienzan a aparecer, detrás de los Caminos, sectores que quedaron con poder de Los Monos y también una nueva banda liberada por «Jija», un hombre que, respondiendo a los Caminos, de alguna manera mantiene la hegemonía de Los Monos en la zona sur", describió Del Frade.

El legislador blanqueó así un apodo que ayer ganó la calle como uno de los posibles atacantes de Jonatan Funes. El mencionado es uno de los referentes de la barra brava leprosa junto a Alexis Caminos y Ariel "Tubi" Segovia, ambos detenidos, aunque "Jija" es el único que está en libertad.

En la ruta

El lunes a las 14.10 Jonatan "Bam Bam" Funes salió del playón de la cárcel de Piñero conduciendo un Audi A3 patente IIW 402. Viajaba junto a su pareja tras visitar a sus hermanos presos: Lautaro y Alan. "Bam Bam" tomó por la ruta 14 y antes de llegar a la A-012, una Ford EcoSport blanca le cortó el paso a los balazos. Uno de esos balazos impactó en el capó del Audi, inutilizó la computadora del auto y lo clavó sobre la ruta. Funes la vio venir. Bajó y corrió hacia la cárcel, distante unos 200 metros. La EcoSport maniobró y de la parte trasera bajó el ejecutor. El hombre persiguió a "Bam Bam" y le vació el cargador de la pistola. Luego volvió sobre sus pasos y a la mujer del muerto le dijo: "Te dejamos viva para que denuncies". En la escena del crimen se recogieron 16 vainas servidas calibre 9 milímetros.

Dos horas más tarde un llamado al 911 alertó a la subcomisaría 8ª de Alvear sobre un auto en llamas en un camino rural de La Carolina, a 12 kilómetros de la escena del crimen, debajo de una arboleda, junto a las vías e incinerado.

Para el momento en que se encontró el auto quemado sobre el lugar del crimen sobrevolaba un helicóptero de la policía; Jorge "Gordo" Funes llegaba junto a la madre de "Bam Bam" y "Lamparita" (su primera esposa) para reconocer el cuerpo. "La semana pasada me llevó la PDI y me pegó", gritaba a los policías. "Todo el mundo sabe que en zona sur te llevás toda la plata de los Cantero; vos y el jefe de Unidad", dijo increpando a un uniformado. La mamá de Jonatan gritaba: "Todo el mundo sabe que dieron 100 lucas por mi hijo, eso cualquiera lo sabe".

De las primeras investigaciones surgió que el ataque fue ejecutado por al menos tres hombres. Uno de ellos apodado "Cable" fue mencionado en las batallas callejeras que desde el 28 de diciembre tienen un saldo de 7 muertos y 6 heridos. El joven sería un tiratiros de Tablada mencionado en los crímenes de Sofía Barreto y Hernán Tourn (el 1º de enero en Grandoli y Biedma); Ulises Funes (el 8 de enero en Garay al 1400) y el de Jonatan Funes el lunes.

Tras ser mencionado en el homicidio de Ulises Funes, la abogada defensora de "Cable" hizo una presentación escrita ante el Oficina de Gestión Judicial (OGJ) para ponerlo a derecho. Con pedido de captura y orden de detención vigente "Cable" no se presentó. A él la usina callejera le sumó a "Jija".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario