Policiales

Tuvieron que abandonar la casa que alquilaban tras dos ataques a tiros

Una familia abandonó la casa que alquilaba en la zona noroeste luego de que, la noche del lunes, fuera baleada en dos ocasiones.

Miércoles 18 de Octubre de 2017

Una familia abandonó la casa que alquilaba en la zona noroeste luego de que, la noche del lunes, fuera baleada en dos ocasiones. En ese marco, también fue quemada una camioneta que al parecer pertenece al dueño de la propiedad, quien vive a la vuelta. "No queremos más problemas porque, en realidad, no tenemos problemas con nadie", dijo Josué ayer al mediodía a un canal de televisión mientras buscaba un flete para llevarse sus pertenencias.
   Fuentes judiciales señalaron que se ordenó levantar rastros y testimonios, y que el caso será tomado por la Fiscalía de Investigación y Juicio.
Tiros
El violento episodio ocurrió la noche del lunes en una casa de dos plantas ubicada en De la Salle 7363, barrio Fisherton Industrial. Vecinos contaron que el primer tiroteo fue a las 22 y luego hubo otro pasada la medianoche.
   Ayer a la tarde el portón de la casa estaba cerrado con un candado desde adentro y en la cochera se veía un auto estacionado. Sin embargo, vecinos indicaron que la familia ya se había ido y se había llevado todo.
   "Cuando volvimos ayer encontramos el portón baleado. Intentamos no pensar en nada malo y entramos. Pero a eso de la 1.30 pasó una moto y dispararon. Nos asustamos, salimos a ver qué pasaba y un vecino nos dijo que nos habían baleado a la casa. No entendimos nada, porque no tenemos problemas con nadie", narró ayer a la mañana a Canal 3 Eliana, aún desesperada por la situación.
   La mujer sostuvo que, tras el segundo tiroteo, escucharon gritos de auxilio y al asomarse, la mujer vio cómo se quemaba una vieja camioneta Chevrolet que, según dijo, pertenece a quien le alquilaba la casa. "Así nos enteramos que algo pasaba con los dueños de esta casa, así que agarramos un par de cosas y nos fuimos a lo de mi mamá", recordó.
   Eliana y Josué coincidieron en que no querían vivir más allí. "Nos balearon dos veces. La primera no estábamos pero en la segunda hubo tres balazos en la ventana de la pieza donde dormían mis hijos. Nos fuimos y después hicimos la denuncia. Vino la policía, gente de pericias. Todavía no entendemos lo que pasó, nosotros no tenemos problemas con nadie", señaló la mujer muy asustada. "Ya encontraremos otro lugar para alquilar. No queremos que vuelva a pasar algo así alguna vez que estemos en el patio", añadió su marido.
   Desde el Ministerio Público de la Acusación se indicó que la denuncia fue notificada a la Fiscalía de Flagrancia en turno que ordenó que el gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) tomara testimonios a los denunciantes y al dueño de la vivienda tiroteada.
   Los voceros consultados aseguraron que en el lugar se levantaron rastros, vainas servidas cuyo calibre no fue confirmado y adelantaron que las actuaciones serán remitidas a la Fiscalía de Investigación y Juicio.
Seis meses atrás
Vecinos coincidían ayer a la tarde que las balaceras contra la casa eran habituales hasta hace seis meses, cuando llegó a vivir la familia de Josué y Eliana, pero luego no hubo más problemas de ese tipo hasta el lunes. "Parece que a estos chicos no les dijeron nada de lo que pasaba antes, pero no es la primera vez que pasa algo así", comentó un hombre. En ese marco, algunos relacionaron los tiroteos con presuntos problemas de un hijo del dueño de la casa.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario