Policiales

Tres hermanos fueron imputados por matar a un hombre por venganza

El viernes 16 de agosto la víctima fue emboscada por un auto blanco desde el cual le dispararon cuatro tiros calibre 9 milímetros.

Jueves 04 de Octubre de 2018

Tres hermanos fueron imputados ayer por el crimen de José Luis Disasio, un hombre de 41 años que el viernes 16 de agosto fue emboscado por un auto blanco desde el cual le dispararon cuatro tiros calibre 9 milímetros. La fiscal Georgina Pairola planteó que el ataque fue una venganza por un robo que había sufrido horas antes la madre de los acusados, a quien le habían sustraído la bicicleta y un celular. Los tres quedaron detenidos como coautores de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego y permanecerán en prisión preventiva hasta el 10 de octubre, plazo en el cual se realizarán ruedas de reconocimiento.

Los hermanos fueron detenidos el martes en el marco de una serie de allanamientos a cargo de la Policía de Investigaciones (PDI) e identificados como Fabricio Gastón R., de 21 años; Gonzalo Daniel "Diente" R., de 32; e Ignacio Federico R., de 20. Otro hermano fue detenido por el secuestro de un revólver calibre 32 que no fue utilizado en el hecho.

Dos secuencias

En la audiencia imputativa estuvieron familiares de las víctimas y tres allegadas a los acusados. En ese marco la fiscal acusó a los hermanos de dos secuencias delictivas. La primera, a las 11 de la mañana cuando los R. irrumpieron junto a un cuarto hombre no identificado, en una casa de pasillo de Génova al 2000 donde bajaron la puerta a golpes y atacaron a trompadas al dueño de casa, a quien acusaban del robo sufrido por su madre.

Luego intentaron llevarlo a la rastra pero los vecinos lo evitaron. Los agresores se fueron en una camioneta gris y el hombre agredido, que declaró bajo identidad reservada, fue asistido en el Hospital Alberdi.

La segunda secuencia ocurrió media hora después. Ante "el conocimiento de que era el autor del robo a su madre", balearon a Disasio en Carrasco y Felipe Moré desde un auto blanco. Tres disparos le causaron destrucción craneoencefálica.

El juez Pablo Pinto dio curso a la acusación y aceptó un acuerdo entre la fiscal y los defensores Aldo Bilbao Benítez y Pablo Rajmil para que los acusados permanezcan en prisión hasta el 10 de octubre cuando se revisará la medida cautelar.

Entre las evidencias la fiscal citó dichos de vecinos y el hecho de que el auto del padre de los acusados, un Fiat Siena blanco como el empleado en el homicidio, fue atacado con diez disparos el 19 de junio en avenida Génova al 4400. En esa zona los vecinos comentaron que los hermanos R. "tienen conflictos con la ley penal" y "se dedican al delivery de drogas", por lo que manifestaron temor a represalias.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario