POLICIALES

Siete años después piden prisión para dos policías acusados de un crimen

En un mes empieza el juicio por el crimen de Michel Campero. Como la fiscalía y la querella piden perpetua consideran que no deben llegar a juicio en libertad

Martes 28 de Septiembre de 2021

Siete años después del crimen de Michel Campero, quien murió baleado tras una persecución policial en Granadero Baigorria, los abogados que representan a la familia del joven y el fiscal del caso solicitaron que los dos policías acusados sean detenidos y esperen en prisión preventiva el juicio oral previsto para dentro de un mes. La medida fue requerida ante la cercanía del debate oral y público, una instancia en la que se pondrán en juego dos versiones contrapuestas sobre el asesinato. Las partes acusatorias solicitan la pena de prisión perpetua para Omar Guillermo Dal Lago y su hijo Omar Jesús como coautores de un homicidio calificado por la función policial. En cambio la defensa, que se opone al arresto porque siempre estuvieron sometidos al proceso en libertad, sostiene que actuaron en legítima defensa. El juez Gonzalo López Quintana dará a conocer su decisión el mediodía de este martes.

Luego de un trámite con idas y vueltas que se inició en el viejo sistema penal, el comienzo del juicio oral por el crimen de Campero está previsto para el 22 de octubre próximo en el Centro de Justicia Penal (CJP). Los policías Dal Lago habían sido enviados a juicio en noviembre del año pasado, acusados de homicidio doblemente calificado por ser cometido abusando de su cargo y función como miembros de la fuerza pública y por el uso de arma de fuego. Un delito que se pena con prisión perpetua, aunque durante los siete años que insumió la investigación, que incluso llegó a la Corte Suprema de la provincia, permanecieron en libertad.

Persecución mortal

El homicidio de Campero ocurrió a las 23.30 del 6 de enero de 2014 cuando Omar Jesús Dal Lago llegó a su casa de Granadero Baigorria vestido de civil y a bordo de una moto en compañía de su pareja y su pequeño hijo. Entonces dos jóvenes armados en otro rodado lo abordaron y le robaron el vehículo.

campero1.jpg
Campero fue asesinado el 6 de enero de 2014 en Callao y Eva Perón de Granadero Baigorria.

Campero fue asesinado el 6 de enero de 2014 en Callao y Eva Perón de Granadero Baigorria.

Dal Lago padre, quien entonces era jefe de la Brigada de Orden Urbano de la Unidad Regional II, escuchó desde adentro de su vivienda los reclamos de su hijo y juntos salieron en un auto a buscar a los sospechosos.

>>Leer más: Dos ex policías van a juicio oral por matar en una persecución a un joven

En esa persecución uno de los ladrones escapó mientras que Michel, quien tenía 18 años y conducía la moto sustraída, recibió un primer disparo en la espalda que partió desde el auto de los acusados. Alcanzó a recorrer unos metros, perdió el control de la moto, chocó contra un colectivo de la línea 103 y quedó tirado en el suelo en el cruce de Callao y Eva Perón. Entonces recibió un segundo tiro en el glúteo. Aunque la versión policial siempre indicó que hubo un intercambio de balas, el arma incautada junto al cuerpo de la víctima era de juguete.

Expectativa riesgosa

A menos de un mes de que comience el juicio oral los abogados querellantes Valentín Hereñú y Ricardo Lamas, que representan a la familia de Campero, solicitaron que los policías lleguen al juicio en prisión preventiva ante la alta expectativa de pena que recae sobre ellos en caso de que sean condenados tal como pide la acusación. Señalaron que el pedido de perpetua genera un riesgo de que los acusados intenten evadir el accionar judicial y por lo tanto consideran que existe peligrosidad procesal.

“El planteo de la querella fue pedir la prisión preventiva. Entendemos que existe peligrosidad procesal si ellos llegan al juicio en libertad”, resumió Hereñú en un planteo al que adhirió el fiscal Gonzalo Fernández Bussy.

En respuesta, el abogado defensor Hernán Tasada indicó que en la audiencia preliminar al juicio de noviembre del año pasado las partes consintieron la libertad de ambos acusados hasta el inicio del debate. Remarcó que “en casi ocho años nunca se trató la detención” y dijo que sus clientes, presentes en la audiencia de ayer, permanecieron siempre ligados al proceso.

>>Leer más: "Hoy vivo nada más que para que se haga justicia por la muerte de Michel"

“Toda vez que fueron citados a audiencia vinieron. No hay un peligro de fuga, tienen arraigo y trabajo y quieren participar del juicio. Tampoco hay riesgo de entorpecimiento probatorio: los testigos fueron citados al juicio hace un año”, amplió el defensor.

Como planteo subsidiario el fiscal y la querella solicitaron la prisión domiciliaria con tobillera electrónica de los acusados. La defensa también se opuso a este pedido. Luego de escuchar a las partes, el juez López Quintana dispuso un cuarto intermedio hasta las 13 de este martes, cuando dará a conocer su decisión.

Idas y vueltas

El caso estuvo signado por la controversia ya que para la familia de la víctima se trató de un hecho de gatillo fácil, mientras que los abogados de los policías reclaman la absolución porque consideran que actuaron en legítima defensa y que debieron disparar sus armas en respuesta a una agresión previa.

En el inicio de la investigación los dos policías fueron imputados de homicidio calificado pero en diciembre de 2014 fueron sobreseídos por la entonces jueza de Instrucción y actual vicegobernadora Alejandra Rodenas quien consideró que hubo un enfrentamiento previo y esto justificó la reacción de los policías que, a su entender, no quisieron matar al joven.

>>Leer más: Duelo de versiones en audiencia sobre el homicidio de un joven

La decisión del sobreseimiento fue apelada por la Fiscalía al sostener que, más allá de que se haya probado el robo de la moto y la persecución posterior, fue imposible determinar de cuál de las armas que portaban los acusados salió el tiro que perforó la espalda de Campero en un primer momento y que, cuando la víctima ya estaba en el piso después de haber chocado contra un colectivo, Dal Lago padre bajó de su auto y le efectuó un segundo disparo que le dio en un glúteo.

Ante tal situación, la Cámara Penal ordenó que se revisara el sobreseimiento. En 2016 Dal Lago padre fue procesado por homicidio en exceso en la legítima defensa. Por un recurso de la querella que representa a Marisabel Bauer, la mamá de Michel, el caso llegó a la Corte. El año pasado se anuló la resolución de sobreseimiento precedente y se ordenó que vuelva a la Cámara, donde se abrió el camino para la acusación contra ambos como coautores del crimen.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario