POLICIALES

Seis detenidos en la investigación por el crimen del nieto de "Caracú" Albornoz

Efectivos de la División Judiciales de la URII realizaron 18 allanamientos. Además secuestraron media docena de armas, dos de ellas largas, y municiones de distinto calibre

Viernes 03 de Septiembre de 2021

Seis personas fueron detenidas en el marco de la investigación por el asesinato de Jeremías Albornoz, ocurrida la noche del sábado 14 de agosto cuando al menos dos hombres bajaron de un Ford Fiesta Kinetic y dispararon contra la vivienda del hombre, de 26 años, en Vélez Sarsfield al 6200. Más allá de los arrestos, lo que sorprendió a los pesquisas de la División Judiciales de la Unidad Regional II que realizaron 18 allanamientos gestionados por el fiscal Alejandro Ferlazzo, fue que en los mismos se incautaron cinco poderosas armas de fuego y una prensa para la recarga de municiones además de un auto. Al cierre de esta edición la fiscalía analizaba los delitos por los que serían acusados los detenidos que girarían en la participación en el asesinato de Albornoz y la portación del armamento secuestrado. Entre los detenidos estaría el sindicado como autor intelectual del crimen.

El sábado 14 de agosto alrededor de las 21 un Ford Fiesta Kinetic color turquesa pasó por delante de una casa de Vélez Sarsfield al 6200 pintada de un color violeta estridente. Un hombre armado bajó del vehículo y descargó una ráfaga de balas calibre 9 milímetros hiriendo de muerte a Jeremías Albornoz y dejando mal herida a su prima. En el barrio circularon dos versiones: la primera indica que el sicario irrumpió en la casa, disparó y huyó en cuestión de segundos; la otra, abonada por las vainas levantadas fuera de la vivienda, es que el hombre se paró frente a la propiedad y comenzó a disparar hacia el interior.

Albornoz recibió impactos en el pecho y la cabeza, fue trasladado al Policlínico San Martín donde falleció momentos después. En tanto su prima, Ayelén Yanina A., de 25 años, fue conducida al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez donde quedó internada en grave estado y los proyectiles le produjeron serias heridas que la dejaron hemipléjica.

>>Leer más: Empalme Graneros: asesinan a un pariente del sindicado narcotraficante "Caracú" Albornoz

La noticia del ataque corrió como reguero de pólvora por las calles de los barrios Ludueña y Empalme Graneros ya que Jeremías era nieto de Miguel “Caracú” Albornoz, un hombre de 74 años al que distintos investigadores consideran un importante actor dentro del mundo de la venta de drogas en la zona nortoeste de la ciudad.

Los Albornoz llevan al menos tres generaciones asentados en Empalme Graneros. En abril de 2019, durante un operativo con 17 allanamientos, se anunció la caída de “La banda de Caracú”. Según la acusación al hombre se le atribuía el manejo de varias bocas de expendio de drogas en el barrio Industrial. También se lo ubicaba al frente de una cocina de cocaína en la zona de French al 7100. En el contexto de esa causa actualmente cumple prisión domiciliaria y el año pasado, en una nota exclusiva, le dijo a La Capital que actualmente vive del transporte ya que lleva verduras al norte litoraleño y regresa cargado con chatarra de metal. Además dejó entrever que quien realiza actividades ilegales ahora es uno de sus hijos establecido en Granadero Baigorria con el que no tiene relación.

image (25).jpg

“Si quieren pasar a mi casa se van a dar cuenta como vivo y que no soy narcotraficante, no sé porque ponen todas esas cosas de mí. Soy buena persona, no soy mala persona, pueden preguntar en el barrio qué es lo que dicen de mi”, comentó el apodado Caracú. De los ocho hijos que tuvo Caracú con tres parejas distintas, dos están muertos. Angel Marcelo, mecánico y repartidor de 25 años, asesinado a puñaladas el 26 de noviembre de 2001; Nahuel Christopher Albornoz, de 23 años y conocido por el apodo de “Bubu”, fue emboscado la noche del domingo 16 de febrero de 2020 desde un auto cuando circulaba en moto en inmediaciones de Génova y Cabal junto a su ex pareja Florencia Naomi Corvalán, de 21, y la hija de ambos Chelsi, de 2. Les dispararon ráfagas de ametralladora. Florencia recibió nueve impactos de bala, la bebé tres y el hijo de Caracú cuatro. Enmarcado en un contexto narco, por el triple homicidio fueron imputados dos jóvenes: Matías Jesús “Mati” O., de 20 años y apuntado como uno de las tres personas que iban en el auto de los homicidas, y Cristian Carlos “Salteño” V., también acusado como autor.

Ante la prensa

En una rueda de prensa realizada el mediodía de este jueves en la Jefatura de la Unidad Regional II, el sub jefe de la policía rosarina, Sebastián Igonet, fue el encargado de comunicar el resultado de 18 allanamientos rubricados por el juez de primera instancia Gustavo Pérez de Urrechu y gestionados por el fiscal Ferlazzo. El director policial resaltó que la gavilla golpeada tenía “un importante poder de fuego”. Describió que las armas secuestradas fueron una carabina marca Beretta calibre 22; una escopeta marca ER calibre 12/70; una pistola calibre 11.25; una pistola calibre 40 marca Bersa Thunder, un revólver 357 Magnum y una pistola calibre 40 marca Taurus. También se secuestraron dos cajas de municiones y 25 balas calibre 9 milímetros, dos cajas con proyectiles calibre 357, sesenta municiones calibre 11.25, seis cajas calibre 22, cinco cartuchos calibre 7.62 (para fusiles FAL), 145 cartuchos del 12, treinta proyectiles calibre 40 y seis municiones calibre 357 además de un cargador de carabina 22 vacío y una máquina para recarga de municiones.

image (24).jpg

>>Leer más: "Caracú" denunció amenazas de un joven al que acusó del triple crimen

El armamento fue secuestrado en tres domicilios ubicados en Einstein al 6100, Bielsa al 6100 y De la Salle al 6100, todos en barrio Ludueña. En esos domicilios fueron detenidos Juan C., de 50 años; Kevin C., de 18; Celia M., de 43; Antonella C., de 22; y Fernando Ch. de 43 años. El restante, identificado como Gonzalo L. y sindicado como el autor intelectual del crimen de Albornoz, fue apresado en una vivienda en las inmediaciones de Einstein y Barra.

En el operativo actuaron además de efectivos de Judiciales de la UR II, uniformados de la Agrupación Orden Público, de la Agrupación Cuerpos y de la Policía de Acción Táctica (PAT). Fuentes allegadas a la causa enmarcaron el asesinato de Sergio Albornoz “en un conflicto entre cuatro familias” entre las que estaban la de Caracú y sus descendientes y otras que compondrían una de las bandas con mayor poder de fuego en Ludueña y Empalme. Y que el detonante del crimen estaría dado en un conflicto interpersonal entre familia. Los detenidos serán imputados por el fiscal Ferlazzo en las próximas horas. Recién ahí se podrá acceder a letra más fina del conflicto que terminó con la vida de Albornoz y dejó postrada a una mujer de 25 años.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario