Policiales

Robó un auto en un garaje, lo persiguieron, chocó, volcó y terminó preso

El robo de un auto en un garaje de Cochabamba al 1700 desembocó en una persecución policial con temerarias escenas de cine a dos cuadras del Hospital de Emergencias y con un triple choque.

Viernes 22 de Diciembre de 2017

El robo de un auto en un garaje de Cochabamba al 1700 desembocó en una persecución policial con temerarias escenas de cine a dos cuadras del Hospital de Emergencias y con un triple choque. El auto robado dio tumbos y volcó en el cantero central de Pellegrini y Cafferata tras embestir a otros dos vehículos. Pese a la espectacularidad del episodio y los daños materiales, el ladrón terminó preso y no hubo heridos.

Todo empezó antes de las 8 de la mañana al 911 entró un llamado que alertaba del robo de un auto en un garaje del barrio Del Abasto: "Si, yo te llamaba porque hubo un robo en una cochera de Cochabamba al 1700. Mandame un móvil urgente", le dice un anónimo a la agente del servicio.

El interlocutor continúa: "El hombre del estacionamiento me hace señas, ahí veo que salen dos masculinos. No. Uno sale y se lleva un Volkswagen Gol, uno solo maneja, ahí salió", dice el vecino y da el dominio: AA713DL.

Un minuto después se activan las cámaras de vigilancia dispersas en la ciudad y se da aviso a la policía para que persigna al vehículo. El auto robado tomó Pellegrini hacia el oeste mientras los móviles conformaban un operativo cerrojo y lo interceptaron en Pellegrini y Francia. Allí los agentes le dieron la voz de alto pero el auto aceleró su marcha. Entonces una chata policial se le puso a la par en el carril este-oeste de Pellegrini e intentó detenerlo golpeándolo.

Al llegar a la esquina de Pellegrini y Cafferata el Gol fue tocado desde atrás por la chata policial y encaró el cantero central a alta velocidad. "Empezó a volar por el aire y a dar tumbos, parecía una película", comentó un comerciante que vio "todo, la persecución y el choque".

Al saltar sobre el cantero, el auto perseguido se llevó por delante a otro Volkswagen Gol y éste chocó a un Citroën C4 rojo que circulaba por el carril oeste-este de Pellegrini. En este auto iba un matrimonio que contó: "Apenas vimos el auto que nos chocó y al auto gris que volaba. De ese auto bajó un muchacho y una chata de la policía lo golpeó, pero el pibe salio corriendo", dijo el conductor del Citroën.

En tanto, otros vecinos vieron contaron: "Una vez que el auto dejó de dar tumbos se abrió la puerta y bajó un pibe jovencito. Intentó correr pero una chata de la policía lo quiso llevar por delante y lo golpéo. El chico parecía un gato; se cayó, se levantó y corrió por Cafferata mientras un policía medio gordito lo quiso correr, pero no pudo. El pibe no estaba armado y corría rápido, así que logró zafar".

Sin embargo la corrida no fue muy larga "la misma chata se metió de contramano por Cafferata y lo engancharon en la esquina". El ladrón fue identificado como Claudio S., de 25 años, quien fue trasladado al Hospital Carrasco donde lo curaron de algunos traumatismo y golpes severos en la pierna izquierda y las costillas. Dentro del auto la policía secuestró un cuchillo de 12 centímetros de hoja y una mochila con 6.300 pesos que le había robado al encargado del garaje, Jorge C., de 64 años.

Era justamente Jorge C. quien estaba en el garaje ayer por la arde haciendo cuentas. "Yo soy el encargado del turno mañana del estacionamiento y tengo una amargura y una locura total. El auto era mío, me robaron plata y el cero kilómetro. Me arruinaron", dijo a LaCapital el hombre de mediana estatura y canoso que mostraba una palidez alarmante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario