Banda de Los Monos

Repudio del arco político a los dichos de "Monchi Cantero"

El presidente de la UCR y el titular del bloque del PJ defendieron el accionar del gobierno provincial.

Domingo 26 de Noviembre de 2017

Tanto desde el Comité Provincial de la Unión Cívica Radical presidido por Julián Galdeano, como desde la presidencia del bloque Bloque Justicialista de la Cámara de Diputados santafesina a cargo de Daniel Rubeo, se hicieron escuchar duras críticas a los dichos que Ramón Ezequiel Machuca, conocido como "Monchi Cantero", hizo el jueves último ante el tribunal que lo juzga junto a otras 24 personas como integrantes de la banda narcocriminal de Los Monos. En esa oportunidad, el hombre de Las Flores manifestó que en la causa que lo tiene en el banquillo de los acusados él y su familia son "chivos expiatorios del socialismo" que gobierna Santa Fe y arriesgó vínculos entre el poder político, el Poder Judicial y el narcotráfico.

   "La decisión política de enfrentar a una banda criminal, junto a la decisión de fiscales y jueces de ir al frente, no puede ser opacada por una estrategia judicial y mediática de los propios jefes de una asociación ilícita", dice el comunicado del Comité Provincial de la Unión Cívica Radical con la firma de su titular, Julian Galdeano.

   "Santa Fe asiste a un juicio trascendente. Que refleja por un lado una banda criminal que construyó poder en base a una organización ilícita inescrupulosa, con ramificaciones y complicidades de sectores de las fuerzas de seguridad y una mirada al costado de sectores de la propia Justicia", sostiene el escrito. Y agrega que "las declaraciones en el marco del juicio de uno de los principales acusados, que sólo buscan desviar la atención y persiguen enturbiar el procedimiento que hoy los coloca en el banquillo, tuvieron desgraciadamente mas repercusión que el contenido de las acusaciones mismas".

   "Aquella fallida frase del diputado nacional Larroque (que tildo a Santa Fe de provincia «narcosocialista») y estas acusaciones de Machuca, se cortan por la misma vara. La intención de desviar la atención, de imputar a otros para no centrar la mirada en las imputaciones gravísimas de las que se lo acusan".

   En otra parte, el escrito dice que "el radicalismo santafesino aspira a que estas manifestaciones, además de no ser tomadas en cuenta seriamente, no obstaculicen la marcha del proceso judicial. Y saludamos que en Santa Fe la política y la Justicia hayan actuado con firmeza y valentía, no sin dificultades pero con firmeza".

   Finalmente, el comunicado dice que "la UCR rechaza también las imputaciones de Machuca que involucran a Antonio Bonfatti, que además de ser deliberadas en los objetivos mencionados, resultan notoriamente injustas para quien brindara el acompañamiento político indispensable para que esta investigación pueda culminar en un juicio y esperemos en una condena ejemplificadora".

Diputados del PJ

En tanto, el Presidente del Bloque Justicialista de la Cámara de Diputados de la provincia, Luis Daniel Rubeo, se sumó al "repudio por las declaraciones vertidas por el procesado Ramón Ezequiel Machuca ante el Tribunal que lo juzga".

   El legislador dijo que "Machuca, acusado de numerosos crímenes, como estrategia de defensa realizó acusaciones a instituciones políticas, judiciales y policiales con la evidente finalidad de desviar la atención y condicionar el accionar de quienes tendrán la responsabilidad de determinar el grado de participación y responsabilidad en los hechos que se le imputan".

   Y agregó que "el comportamiento de estos grupos mafiosos tiende a amedrentar a las autoridades y a la sociedad a fin de crear un clima de impunidad donde ellos puedan imponer sus propias reglas, para lo cual necesitan que las instituciones pierdan credibilidad y queden debilitadas. En este proceso no sólo atacan a las instituciones sino que, con el mismo objetivo, también lo hacen con personalidades políticas como el caso del actual Presidente de la Cámara de Diputados Antonio Bonfatti".

   Y plantea que "tenemos la obligación de cerrar filas ante estos intentos y manifestarnos claramente a favor de que el proceso judicial que se inició la semana pasada después de un arduo trabajo de recolección de evidencia, culmine con un fallo libre de toda presión y que quienes tienen esa responsabilidad puedan escuchar con claridad el susurro de la sociedad y no los gritos intencionados de los acusados".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario