Policiales

Prorrogaron la prisión de Alexis Caminos por el crimen de una mujer

El hijo del ex barra de Newell's está acusado de asesinar a Mariela Miranda, madre de los hermanos Funes, con quienes tiene un sangriento enfrentamiento.

Sábado 07 de Abril de 2018

Alexis Caminos, hijo del asesinado ex líder de la barra de Newell's, Roberto "Pimpi" Caminos, seguirá en prisión preventiva luego de que un juez le denegara la libertad bajo caución en régimen domiciliario, con controles y rastreo electrónico. El joven está imputado de participar en el crimen de Mariela Miranda, la madre de los hermanos Funes, el clan familiar con el que mantuvo sangrientos enfrentamientos que ya se cobraron la vida de varios integrantes por bando.

   Sin la presencia del acusado pero con su consentimiento para la celebración de la audiencia, su defensa solicitó en Tribunales la revisión de la prisión preventiva impuesta a Caminos en octubre de 2016, cuando fue detenido y acusado como partícipe primario del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego por el crimen de Miranda, de 35 años, cometido el 11 de marzo de ese año. Ese hecho marcó un antes y un después en el sangriento enfrentamiento entre las familias Funes y Caminos.

Evidencias

En ese momento la fiscal Marisol Fabbro argumentó que las principales evidencias contra Alexis eran las amenazas y pintadas en contra de Miranda previas a su asesinato, además de los aportes de cinco testigos que declararon en la causa, y quienes coincidieron en la mecánica del hecho y los autores.

   Uno de esos testigos fue Alan Funes, hijo de la víctima, quien según Fabbro era el que más contacto y divergencias tuvo con los Caminos; y señaló a Alexis como autor del crimen. Por eso, en la audiencia celebrada el jueves, la fiscal solicitó lo que se denomina "adelanto jurisdiccional de prueba" con vistas a un futuro juicio, en este caso la declaración de Alan.

   Durante el trámite y al argumentar el pedido de libertad y el cese de la prisión preventiva efectiva por el transcurso del tiempo, el abogado defensor Leopoldo Monteil propuso una caución de 50 mil pesos, que se coloquen cámaras de seguridad "las que serían solventados íntegramente por su asistido".

   Pero además propuso aportar recursos económicos para hacer frente a la implementación de cualquier otro mecanismo de seguimiento electrónico para el rastreo de Alexis. Subsidiariamente solicitó la morigeración en prisión domiciliaria, con firma semanal en la Oficina de Gestión Judicial y prohibición de salida del país.

Oposición

La fiscal Fabbro se opuso al requerimiento, posición a la que adhirieron los abogados querellantes Sergio Larrubia, Juan Pablo Audisio y Alberto Tortajada en representación de la familia Funes, y el juez de Garantías Luis María Caterina tomó una resolución ante el planteo de las partes.

   El magistrado se inclinó por no hacer lugar a las solicitudes de libertad, caución, o morigeración, y demás planteos de la defensa y resolvió entonces mantener la prisión preventiva efectiva por el termino de ley respecto de Caminos.

   Y respecto del planteo de la fiscal Fabbro para que se programe con cierta celeridad el adelanto jurisdiccional de prueba (la declaración de Alan Funes), el juez Caterina dispuso que la Oficina de Gestión Judicial fije fecha de audiencia en una semana para que se discuta la medida requerida.

   Alan Funes, de 19 años, está detenido y acusado de haber asesinado el 1º de mayo de 2016, cuando era menor de edad, a Eugenio "Pupi" Solano, apuntado como uno de los que mató a su madre Mariela. Si bien estuvo alojado en el Instituto para la Recuperación del Adolescente (Irar), en octubre de 2017 recibió arresto domiciliario.

   Pero tras mostrarse disparando una pistola ametralladora a fin de año, fue recapturado junto a su novia en un Fonavi de barrio Itatí el 23 de febrero pasado. Alan y Jorgelina S. están sospechados además de participar en el crimen de Marcela Alejandra Díaz, hermana de Ariel "Tubi" Segovia, asesinada a tiros el pasado 15 de enero.

   Lautaro Nahuel "Lamparita" Funes, de 23 años, también está detenido desde septiembre de 2017 acusado de al menos 14 delitos: asociación ilícita, robo calificado, abuso de armas, usurpación, amenazas, una tentativa de homicidio y otro consumado.   Ambos son hijos de Jorge Funes, su padre, quien en el marco de las disputas territoriales en la zona sur de Rosario, sufrió un atentado en su casa de la localidad de Alvear el 1º de enero pasado.

   Esa saga no se detuvo y continuó el 7 de enero, cuando las balas hicieron blanco mortal en Ulises Funes, sin antecedentes ejecutado en Corrientes y Garay; y cuando otro hermano, Jonatan Funes, fue ultimado en una emboscada en la intersección de la ruta 14 y la A012 tras visitar a su hermano Alan en la cárcel de Piñero.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario