Policiales

Procesan a una joven pareja por matar a un jubilado para robarle

Una joven pareja fue procesada por la Justicia al ser hallada culpable del crimen de un jubilado a quien mató para consumar el robo a su vivienda y así lograr la impunidad.

Domingo 13 de Julio de 2008

Una joven pareja fue procesada por la Justicia al ser hallada culpable del crimen de un jubilado a quien mató para consumar el robo a su vivienda y así lograr la impunidad. La resolución fue dictada por el juez de Instrucción número 7, Juan Andrés Donnola, y alcanzó a Esteban Facundo Méndez y Jesica Olga Acosta, ambos de 25 años, a quienes además les trabó embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 30 mil pesos a cada uno.

Según el juez, el pasado 12 de febrero Méndez y Acosta asesinaron a Juan Castellano, de 77 años, en su casa de Río de Janeiro 1017. De acuerdo con la resolución, la pareja ultimó al hombre con múltiples golpes de puño y puntapiés, con el sólo fin de robarle sus pertenencias. Para acceder a la vivienda, los homicidas se aprovecharon de la relación de conocimiento íntimo que tenían la chica con quien sería su víctima.

El hallazgo. Don Juan fue hallado la tarde del 12 de febrero en su casa, comprada tres mese antes, totalmente revuelta. Allí vivía solo, ya que su esposa había fallecido hace algo más de un año y sus dos hijos, ya adultos, tienen vida independiente. Desde que enviudó, dijeron aquel día los vecinos, el hombre tenía una rutina de rigor: todos los mediodías iba a almorzar a la casa de su hermano, en Barra al 2300.

Fue justamente su hermano el que lo vio con vida por última vez a las 20 del lunes 11 de febrero cuando se despidieron y don Juan regresó a su casa, no sin antes ponerse de acuerdo en volver a verse el mediodía del martes. Pero el jubilado no fue y su hermano se preocupó mucho. Lo llamó al celular y nadie lo atendió. Por eso fue hasta su casa acompañado por un electricista amigo. Cuando llegaron vieron la puerta del garaje abierta y pocos segundos más tarde hallaron el cuerpo inerte de Juan en el baño: tenía un fuerte golpe en la cara y un charco de sangre a su alrededor.

Las detenciones.Pocas horas después de hallado el cadáver, la Brigada de Homicidios detuvo a Méndez y Acosta en la estación de servicios de Pellegrini y Avellaneda. Aún tenían entre sus ropas algunas pertenencias de la víctima.

Ahora el juez Donnola procesó a Méndez y Acosta, además de dictarles la prisión preventiva como "coautores penalmente responsables del delito de homicidio criminis causa destinado a consumar el robo de la vivienda y lograr su impunidad".

Allanamiento

Tras la detención de la pareja ahora procesada, la policía allanó una pensión céntrica donde residía la hermana de Acosta junto a su novio. Allí los investigadores encontraron un acordeón con estuche, un nebulizador, una cámara de fotos y un revólver calibre 32, todo lo que le habían robado a don Juan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario