policiales

Prisión preventiva porbalear a un joven en la cara

"Sacó un arma, no me dijo nada y tiró. Nunca me lo había cruzado ni tampoco tuve problemas con él". Un chico de 15 años baleado hace dos semanas en Villa Gobernador Gálvez contó así el ataque por el que ayer quedó en prisión preventiva un joven de 21. Según la imputación, esa noche el agresor pasó dos veces en bicicleta frente a la víctima antes de dispararle e intentar herir a otro muchacho porque charlaban con su ex novia frente a la casa de la chica.

Viernes 05 de Junio de 2020

"Sacó un arma, no me dijo nada y tiró. Nunca me lo había cruzado ni tampoco tuve problemas con él". Un chico de 15 años baleado hace dos semanas en Villa Gobernador Gálvez contó así el ataque por el que ayer quedó en prisión preventiva un joven de 21. Según la imputación, esa noche el agresor pasó dos veces en bicicleta frente a la víctima antes de dispararle e intentar herir a otro muchacho porque charlaban con su ex novia frente a la casa de la chica.

El adolescente fue trasladado en grave estado al Hospital Gamen y luego a un sanatorio de Rosario con un balazo debajo del ojo izquierdo. Fue operado y con el paso de los días se repuso y le contó al fiscal Alejandro Ferlazzo que nunca había visto antes al atacante, que esa noche pasó en bicicleta, lo insultó y a la media hora regresó y abrió fuego.

Por el disparo fue imputado ayer Nahuel Jesús María M., de 21 años, empleado en una empresa de fumigaciones que se presentó en la Fiscalía al saber que lo buscaban. Quedó acusado de ser autor de un intento de homicidio agravado y la portación de un arma (según los testigos un revólver calibre 32). El defensor Marcelo Argenti solicitó medidas alternativas a la detención pero el juez Mariano Alliau le dictó la prisión preventiva por dos años.

Amenaza y tiros

El ataque fue a las 21.15 del 19 de mayo en Belgrano al 1800 de Villa Gobernador Gálvez. En la filmación de una cámara municipal ubicada en Belgrano e Ibarlucea quedó registrada la secuencia: el tirador llegó en una bicicleta Philco celeste, se detuvo frente a la casa de su ex novia cuando la chica charlaba con dos amigos, disparó una vez y se fue.

Joaquín V., de 15 años, fue alcanzado por un disparo en la cabeza y quedó tendido en el lugar con el rostro ensangrentado hasta que llegó la policía y lo trasladó al hospital Gamen. A los primeros policías en llegar los vecinos les dijeron que el agresor había sido Nahuel M. y que iba en una bicicleta celeste.

El amigo de Joaquín que estaba con él cuando les dispararon contó que alrededor de las 19.30 se habían encontrado en el barrio. "Él se fue a la casa a buscar un alfajor porque tenía hambre. Yo lo acompañé", relató, y dijo que luego fueron a la casa de la chica.

Estuvieron media hora charlando delante del tapial del frente hasta que, según los testimonios, pasó Nahuel M. en la bicicleta y los increpó: "El pibe parecía que estaba en pedo. Se frenó en la esquina y nos empezó a decir que éramos unos giles, que nos iba a matar. Y se fue". Los tres amigos decidieron no reaccionar.

A la media hora volvió a pasar en la bicicleta. Se había cambiado de ropa. Usaba la misma gorra pero ya no vestía un buzo sino una campera con la capucha puesta y además llevaba un barbijo blanco. Frenó a tres metros del cordón y al ver que estaba armado su ex novia intentó frenarlo pero el joven "sacó un fierro, apuntó y gatilló" al parecer un solo disparo que alcanzó a Joaquín en la cabeza.

El adolescente herido contó que al pasar por primera vez el agresor los acusó de ser "unos panchos" y les dijo que tenía "algo para ellos". El chico decidió no contestar nada porque quería "evitar problemas" pero media hora después, en el momento del ataque, no tuvo tiempo a reaccionar: "Sacó un arma y tiró. No me dijo nada y tiró. Cuando me disparó yo me intenté levantar porque me ahogaba. Ahí escuché como un click click y veo que le apuntaba a mi amigo pero no salió nada".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario