Policiales

Prisión preventiva sin plazo para seis agentes del Comando de la Costa

La decisión judicial fue adoptada luego de que delcarara la subjefa de la repartición.

Sábado 17 de Febrero de 2018

Los seis policías del Comando Radioeléctrico de la Costa, con jurisdicción en los distritos costeros al este de la ciudad de Santa Fe, seguirán presos hasta el juicio por decisión del juez Jorge Pegassano, quien ordenó la prisión preventiva de acuedo a lo solicitado por el fiscal de la Unidad de Violencia y Corrupción Institucional, Ezequiel Hernández.

   La decisión judicial fue adoptada luego de que delcarara la subjefa de la repartición, la comisaria Nadia Lucrecia Soperez, imputada en 41 delitos; y sus subordinados: el oficial Ariel Alejandro S., de 41; y los suboficiales Carlos Javier N., de 41; Exequiel M., de 31; Lucía G., de 36; y Juan Emilio T., de 28 años, todos detenidos.

   Los delitos por los que se acusa a los seis agentes son "torturas, robos, allanamientos ilegales, apremios, amenazas coactivas, falsedad ideológica, privación ilegítima de la libertad, vejaciones, apremios, abuso de armas y severidades". Y, según el fiscal, "las víctimas son distintas personas, algunas de las cuales denunciaron lo ocurrido en Asuntos Internos y otras en la División Judiciales de la policía".

   A pesar de que todos los agentes se desvincularon de las acusaciones, fue Soperez la que sorprendió al juez al asegurar que todo lo que estaba pasando era "una maniobra interna de la policía". Según la imputada, tres días atrás fue a la casa de su padre un agente de la División de Asuntos Internos que le dijo que el origen de la pesquisa "es cosa de otro funcionario de la misma área". En este sentido, la oficial explicó que ese funcionario trabaja también con el fiscal Hernández investigando y persiguiendo delitos policiales.

   De acuerdo al fiscal, "uno de los ilícitos más reiterado consistía en ingresar a domicilios particulares sin la correspondiente orden de allanamiento, agredir y golpear a las personas que estaban en el lugar en algunos casos de forma realmente cruel y llevarse pertenencias de las víctimas. Tras ello realizaban actas de procedimiento en las que insertaban declaraciones falsas con la deliberada intención de ocultar los delitos cometidos".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario