Policiales

Prisión preventiva sin plazo para el acusado de matar al bebé de su pareja

Brian Ezequiel F. tiene 21 años y quedó tras las rejas por el crimen de Josué Matías Funes Zárate, ocurrido la noche del jueves en Villa G. Gálvez.

Domingo 25 de Noviembre de 2018

Brian Ezequiel F., el padrastro del bebé asesinado a golpes el jueves a la noche en el humilde barrio San Enrique de Villa Gobernador Gálvez, fue imputado ayer por la fiscal Georgina Pairola como autor del delito de homicidio simple, una figura que prevé una pena de 8 a 25 años de cárcel. La fiscal fundamentó su acusación en exámenes objetivos, como el informe preliminar de la autopsia que determinó que el niño murió debido a "una hemorragia originada por el estallido de hígado a partir de más de un golpe". Asimismo, el examen forense descartó que esa lesión fuera compatible con una caída de propia altura o desde los brazos de un adulto y confirmó que tenía fracturas en la clavícula izquierda y en dos costillas. A partir de ese informe, el juez de garantías Mariano Aliau dictó sobre este muchacho de 21 años la prisión preventiva por el plazo de ley (dos años). Además, tal lo solicitado por el defensor oficial Juan Ignacio Bazet, ordenó que el imputado sea sometido a una junta médica especial para .

Durante la media hora que duró la audiencia imputativa en la que se acusó a Brian Ezequiel F. de haber asesinado a Josué Matías Funes Zárate, un bebé de un año y ocho meses hijo de su concubina, se escucharon una serie de fundamentaciones científicas que no alcanzaron a develar la mecánica del crimen. No se escuchó una versión definitiva sobre cómo ocurrió el asesinato de la criatura y el acusado permaneció en silencio absoluto.

La acusación indicó que el jueves, luego de la cena, Brian F. salió de la casa en la que residía junto a Noelia, su concubina, llevando al pequeño Josué en brazos porque estaba en medio de una crisis de llanto. A los diez minutos el muchacho regresó con la criatura inerte en sus brazos. El bebé tenía su cabeza mojada.

Brian le dijo a Noelia, de 20 años, que el bebé se le había caído de los brazos e impactado contra el piso. Siempre según la hipótesis fiscal, el niño había golpeado contra una loza de cemento partida en dos partes, de 60 por 60 centímetros con hierros sobresalientes, ubicada en la esquina de la casa de la familia, en Pasaje 2 y Rosario de Villa Gobernador Gálvez.

Brutal golpiza

De acuerdo al preinforme de la autopsia, esas lesiones "bajo ningún concepto guardan relación con una caída de propia altura o desde los brazos de un adulto", como indicó la fiscal Pairola al realizar la imputación. Los golpes, más de dos según explicó la funcionaria, fueron asestados "con mucha fuerza y contra un superficie dura"; y "deben haberse producido por una fuerza superior a la de una caída de la altura de los brazos de un adulto".

Además del estallido de hígado, el bebé padeció una "fractura clavicular en el tercio medio sobre el lado izquierdo" y la "fractura del segundo y tercer arco costal" sobre el mismo lado. Y en los pulmones tenía abundante cantidad de sangre "producto de una contusión externa", según describió Pairola. Una fuente cercana a la investigación describió que los golpes que tenía el niño eran "similares a los que podría haberle ocasionado el impacto de un auto". "No se puede precisar si lo pateó, si lo pisó o si se le tiró arriba del cuerpo", explicó el vocero.

Noelia, la concubina de Brian, indicó que el nene salió con su pareja de la casa y que cuando regresó diez minutos más tardes estaba gravemente herido. Dijo que durante ese lapso la única persona que estuvo con el bebé fue su pareja.

La fiscal también indicó que Brian fue revisado por un médico forense y por una psicóloga que lo encontraron en buen estado de salud, orientado en tiempo y espacio y capaz de reconocer la criminalidad de sus actos. "Él sabe porqué está detenido", coincidieron los forenses jaqueando la posibilidad de que Brian fuera declarado inimputable. La psicóloga dejó constancia de que el muchacho "no manifiesta angustia ni tristeza y tampoco llora" por lo sucedido. Y que en parte de la entrevista orientó su relató a un diálogo con el diablo, dándole un tono de misticismo a su declaración.

Noche fatal

El jueves a la noche Noelia y Brian llegaron en el auto de un vecino al Hospital Anselmo Gamen de Villa Gobernador Gálvez. Llevaban a un nene de un año y ocho meses en estado desesperante con muestras visibles de haber sufrido maltrato. Brian le contó a los médicos que el nene se había caído solo y que había impactado contra una loza.

Pocos minutos más tarde Brian modificó su relato y dijo que en realidad, Josué se le había caído de los brazos a él cuando lo mecía para que dejara de llorar. Ante la sospecha de estar ante un síndrome de maltrato desde el Hospital Gamen llamaron a la subcomisaria 26ª. Los policías entrevistaron a Brian, quien continuó cambiando el relato de lo que había sucedido con la criatura. Tras 40 minutos de reanimación cardiopulmonar avanzada el niño fue declarado muerto. En tanto, Brian fue detenido y puesto a disposición de la fiscal Pairola.

Ayer a la mañana, tras una hora y media de retraso por incongruencias en la organización de las audiencias, Brian F. ingresó a la sala de audiencias 4 del Centro de Justicia Penal. En la sala había siete de sus familiares, entre ellos su madre. Todos escucharon la acusación casi sin emitir sonidos, con rostros apesadumbrados. A Brian sólo se le escuchó la voz al momento de decir su nombre y de confirmar que había entendido sus derechos. Entre los testimonios mencionados por la fiscal Pairola resaltó el de Noelia, pareja de Brian y la mamá de Josué.

Noelia contó que con Brian mantenía una relación desde hacía un año. Que nunca había visto que fuera violento con ella, con su hijo o con cualquier otra persona. Y que estaban a punto de casarse. "Ahora no sé cómo va a quedar eso con Brian preso", refirió la fiscal en referencia al relato de la mujer. Brian no tiene antecedentes penales y de acuerdo a los médicos no es consumidor de drogas.

Pérdida de tiempo

La fiscal Pairola hizo hincapié en que, con Josué herido de muerte, la pareja se tomó demasiados minutos para buscar ayuda o tratar de auxiliar al niño. Además de que Brian trató de lavarle la cabeza al nene. Y resaltó que al llegar al Gamen la vestimenta del bebé había sido modificada.

En ese sentido, la fiscal argumentó que el niño tenía puesta ropa que, en caso de haberla llevado al momento de la agresión, hubiera evitado que ciertas escoriaciones quedaran marcadas sobre la piel del niño. También dejó entrever que además del preinforme de autopsia quedan por conocerse los resultados de las tomografías computadas que se le realizaron al cuerpo de Josué para determinar si sufrió otro tipo de lesiones con anterioridad al crimen.

A la hora de esgrimir la defensa, luego de que la Fiscalía requiriera la aplicación de la prisión preventiva sin plazo sobre Brian, el abogado Bazet solicitó que el imputado fuera sometido a una junta médica especial para conocer si al momento del hecho pudo haber tenido sus facultades mentales alteradas.

La fiscal no opuso resistencia al pedido y Bazet también incorporó como teorías defensivas que se tratara de un hecho culposo o negligente por parte de Brian. Con las cartas sobre la mesa, el juez Aliau, víctima de una severa disfonía, se tomó diez minutos para definir su dictamen. Finalmente, el juez le dio la derecha a la acusación, ordenó que se le realizara a Brian una junta médica especial y le dictó la prisión preventiva por el plazo máximo de ley, es decir dos años tras las rejas.

señora fiscal. Georgina Pairola llevó adelante la acusación contra Brian F.a partir de los resultados de la autopsia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});