Policiales

Prisión preventiva para el acusado de matar a su vecino

Jonathan L. tenía pedido de captura desde 2014 por el homicidio de Pablo Ezequiel Domingo. Lo reconoció un familiar de la víctima en la terminal

Sábado 06 de Julio de 2019

Después de más de cuatro años y medio, un joven de 28 años sospechado de asesinar a Pablo Ezequiel Domingo en octubre de 2014 en barrio Bella Vista, fue recapturado cuando un familiar de la víctima se lo topó el jueves en la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno y alertó a la policía, que finalmente lo dejó detenido. Ayer fue imputado de homicidio simple y quedó en prisión preventiva por el plazo de ley.

   Si no fuera por un encuentro totalmente casual y fortuito, Jonathan L. podría haber seguido prófugo de la Justicia durante otros cuatro años más. Pero el jueves al mediodía se topó con una mujer en un pasillo de la terminal de ómnibus que lo reconoció como el principal sospechoso del homicidio de su sobrino y se lo recriminó en la cara.

Escape fallido

El hombre intentó escapar y se escabulló por calle San Nicolás, pero una persona que presenció la situación comenzó a perseguirlo. Tras caminar unos metros, el sospechoso fue retenido por un vecino en San Nicolás al 500 hasta que llegó personal policial que había sido alertado al 911.

   Tanto Jonathan L. como la mujer que lo identificó fueron trasladados a la seccional 2ª, donde se confirmó que tenía pedido de captura activo por el hecho ocurrido en octubre de 2014. Tras una consulta con el Ministerio Público de la Acusación (MPA) se ordenó que quedara detenido.

   Ayer fue trasladado al Centro de Justicia Penal (CJP) donde el fiscal de la Unidad de Homicidios Miguel Moreno le imputo el hecho ocurrido a las 17.30 del 17 de octubre de 2014 en Riobamba al 4500, cuando tras ingresar al domicilio del padre, se hizo de un arma blanca, fue hacia la calle y apuñaló a Pablo Ezequiel “Pipi” Domingo, de 21 años.

Puntazo mortal

La reconstrucción del hecho indicó que Domingo estaba parado delante del poste de luz de la casa de su padre, en Riobamba 4515. En la misma vereda, y a metros de él, estaban también su padre y un vecino de la familia arreglando un caño de agua.

   De pronto paró en el lugar un auto del que bajaron el hijo del vecino, Jonathan L. y un amigo. Ambos ingresaron a la vivienda de Riobamba 4519 donde vivía el padre del primero y cinco minutos después, según narró el papá de la víctima, Jonathan salió empuñando una faca de carnicero.

   Caminó unos pasos en dirección a “Pipi” y sin mediar intercambio de palabras ni discusión le asestó un puntazo mortal en el abdomen. El muchacho llegó agonizante al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez y murió minutos más tarde.

   En base a evidencias, principalmente declaraciones testimoniales, Moreno presentó su teoría del caso y citó como motiavión del crimen algunos problemas de vieja data entre víctima y victimario, y avanzó sobre la imputación por el delito de homicidio simple. El juez Juan Andrés Donnola aceptó la calificación y ordenó la prisión preventiva de Jonathan L. por el plazo máximo de ley.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario