POLICIALES

"Ponce Asahad declara ahora como imputado porque así puede mentir"

Lo dijo el abogado Luis Rossini, defensor del empresario de juegos que pagaba coimas al ex fiscal que admitió ser parte de una asociación ilícita.

Martes 08 de Diciembre de 2020

“El ex fiscal Gustavo Ponce Asahad declara ahora como imputado porque así puede mentir. Si declarara como arrepentido, tal cual lo hizo mi pupilo en su momento, los fiscales tienen la obligación de corroborar cada uno de sus dichos para otorgarle los beneficios que su defensa pueda solicitar y entonces se caerían todas las mentiras que dijo”. La frase corresponde a Luis Rossini, defensor del empresario Leonardo Peiti, quien está imputado en la causa por juego ilegal por la cual en agosto pasado fueron acusados y detenidos el ex fiscal regional de Rosario Patricio Serjal y el propio Ponce Asahad. Y agregó: “¿Sabe para qué sirve ésto? Para denostar a la política, porque ensuciaron a un senador provincial, a la vicegobernadora, a un diputado y no sé a quien más”.

Las declaraciones del abogado se conocieron después que trascendiera públicamente la extensa declaración que Ponce Asahad hiciera el viernes ante los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, quienes investigan una red de juego ilegal diseminada a lo largo de la provincia y cuya recaudación, dijo el fiscal apresado, “alimentaba entre otras cosas campañas políticas de distintos partidos santafesinos”.

Ponce Asahad quedó detenido el 4 de agosto tras culminar la audiencia imputativa en la que se lo acusó de exigir y cobrar sobornos a Peiti en una acción organizada junto a su superior inmediato, el ex fiscal regional de Rosario Patricio Serjal. Días antes, Leonardo Peiti había declarado como arrepentido y dio una serie de informaciones que luego fueron corroboradas por la fiscalía respecto de los lugares donde se había encontrado y pagado las coimas a los ex funcionarios judiciales.

>> Leer más: Las frases de Ponce Asahad que causaron un tembladeral político

Rossini recordó que cuando declaró ante los fiscales, Peiti fue beneficiado procesalmente porque “lo hizo en condición de arrepentido y brindó todos los datos que luegos los investigadores pudieron cotejar y confirmar, algo que Ponce Asahad no hizo en esta circunstancia y que sin embargo, a mi entender, le servirá para obtener en pocos días algunos beneficios procesales que no le corresponderían porque sigue imputado y sin arrepentirse ya que al ampliar sus declaraciones admitió que era parte de una asociación ilícita”. Y remarcó que Ponce Asahad “ya fue trasladado desde el Servicio Penitenciario a dependencias de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y es probable que en poco tiempo acceda a un juicio abreviado con prisión domiciliaria”, cuestiones que deberán resolver a su buen entender y a partir de las facultades que tienen los fiscales que llevan adelante la causa.

El abogado de Peiti reconoció que la noche del domingo, después de haber tenido un diálogo con el fiscal Luis Schiappa Pietra, recibió una copia del audio de la audiencia en la que Ponce Asahad amplió sus dichos e involucró a políticos y funcionarios judiciales de la provincia en la red de recaudación ilegal. Y se asombró al saber que la jueza Eleonora Verón dispuso que se envíe copia del mismo a la Legislatura provincial y a la Corte Suprema de Justicia santafesina. “Indudablemente hay un interés manifiesto de parte de los fiscales de que los dichos de Ponce Asahad tomen estado público por la gravedad institucional que tienen los mismos a pesar de que la defensa del ex fiscal pidió en un primer momento que sus declaraciones sean reservadas. Pero también queda claro que acá hay una acción guionada por cierto sector de la política santafesina que pretende dirimir en esta causa algún tipo de interna de la que no soy parte ni me interesa. A mí no me cierra que no haya declarado como arrepentido. Aquí alguien le exigió que hablara”.

>> Leer más: "Mi cliente dio información que fue confirmada por la fiscalía", dijo el abogado del empresario Leonado Peiti

Rossini también recordó que cuando su cliente declaró dio todos los detalles de su relación con Ponce Asahad y Serjal: “Mencionó la reunión que tuvo con Serjal en un hotel de Buenos Aires y los fiscales lo chequearon porque ese día el ex fiscal regional se ausentó de la ciudad, pidió viáticos para el viaje y el registro de ambos en el hotel de la Recoleta es parte del expediente; mencionó la reunión que yo tuve con Ponce Asahad en una cochera de calle Jujuy al 2400 de Rosario y lo pudieron comprobar con las filmaciones de las cámaras de seguridad del estacionamiento; habló del encuentro que tuvo con Ponce Asahad en un club sirio del centro rosarino tal día y a tal hora y lo pudieron certificar con filmaciones; y también hizo referencia a un encuentro que tuvieron en el pasaje Rosales que las cámaras de seguridad grabaron. Quiero decir, todo lo afirmado por mi cliente fue tal cual lo dijo, ahora hay que ver si Edery y Schiappa Pietra pueden comprobar todas las cosas que dice Ponce Asahad”.

En otra parte del diálogo que Rossini tuvo la tarde de ayer con ♫asLa□Capital♫xs, expresó que en torno al tema en cuestión “jamás me reuní ni hablé con (el senador provincial por el departamento San Lorenzo, Armando) Traferri. Quizás en algún momento puedo haber tenido un encuentro con el senador como lo he hecho con otros políticos de la provincia, pero nunca por el caso en el que está involucrado Peiti”. Es que Ponce Asahad, en su declaración del viernes sostuvo: “El abogado Rossini quería reunirse conmigo. Le dije por qué no se reunía con Serjal. Me dijo que no y que el senador (Traferri) estaba al tanto. Automáticamente lo llamé al senador y le dije de la reunión. Me dijo «armala para mañana». (...) El senador me dijo «andá tranquilo y escuchalo». Cuando fui entré a la cochera (de Jujuy al 2400) y él salió a mi encuentro, es un hombre que usa moños extravagantes. Me dijo: «Peiti se va a entregar, va a hablar y lo vamos a tumbar a Serjal. Así que hay que salir a declarar y tirarle con munición gruesa. Lo único que no hay que nombrar es al senador». Y me ofreció 40 mil dólares. Le dije que no tenía nada más que hablar. Esto para mi fue una emboscada del senador Traferri, de Rossini y de Peiti contra mi”.

>> Leer más: Ponce Asahad acusó a un senador de ser parte de una red de recaudación de juego ilegal

En respuesta a eso, Rossini fue taxativo: “A Ponce Asahad lo conocí la noche en que nos vimos en la cochera de calle Jujuy. Yo estaba cenando en un restaurante de enfrente con mi mujer y me crucé. Esa reunión quedó registrada en las cámaras del estacionamiento. Pero jamás le ofrecí 40 mil dólares y mucho menos mencioné en ese encuentro que tuve con él al senador Traferri. ¿Cómo una persona que admite ser coimero ante la propia Justicia no va a aceptar 40 mil dólares si se los ofrezco? El hubiese salido corriendo hasta mi estudio de Cañada de Gómez a buscar la plata llevándome a cocochito. Si tiene elementos para comprobar eso y demostrar que yo tuve una reunión con el senador Traferri antes de encontrarme con él que los aporte a la Justicia. Esto es una mentira enorme plasmada por un hombre que en su primera declaración juró por la madre y el padre muerto que no sabía nada de esta causa y que no había nunca recibido coimas, y que ahora sin embargo admite ser parte de una asociación ilícita. Ponce Asahad es un coimero confeso y yo soy abogado, no coimero”.

Finalmente, el abogado dijo haberse puesto a disposición de los fiscales Edery y Schiappa Pietra para que lo investiguen y les anunció que mañana, después del feriado largo, presentará “una demanda por daños y perjuicios contra Ponce Asahad además de una inhibición sobre sus bienes si es que los tiene”. También manifestó que no tiene problemas que los fiscales le soliciten sus elementos de comunicación como “celulares y computadoras para que sean peritados a fin de que comprueben si alguna vez en el marco de esta causa tuve contacto alguno con el mencionado senador u otro político para favorecer a mi cliente”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS