Policiales

Policía en disponibilidad por tenencia de drogas, armas de fuego y celulares

Es un agente del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional XV, con asiento en la ciudad de Coronda.

Miércoles 28 de Noviembre de 2018

Un agente del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional XV, con asiento en la ciudad de Coronda, fue pasado a disponibilidad después de que en el marco de una investigación llevada adelante por la Justicia provincial se descubriera en su casillero de la repartición en la que trabajaba seis gramos de marihuana y cuatro teléfonos celulares que serían pruebas de causas investigadas por la policía del departamento San Jerónimo. En tanto, al allanar su casa, al mismo agente le secuestraron una pistola calibre 9 milímetros con su numeración limada, una escopeta calibre 12, dos chalecos antibalas de la policía santafesina, un handy con la frecuencia policial y otros cinco celulares.

Además del agente en cuestión, que fue identificado como Maximiliano F. y deberá afrontar causas tanto en la Justicia provincial como federal, la Dirección de Asuntos Internos de la policía santafesina y los fiscales actuantes en los procedimientos tienen bajo la lupa a otros nueve uniformados que prestan servicios en el mismo Comando corondino, incluso a quien es su jefe, Emiliano C. Los otros policías son Antonella L., Gonzalo O., Federico P., Monica C., Cintia C., Sergio C., Iván R. y Matías T., todos ellos integrantes del tercio de guardia del Comando que trabajaba junto al principal implicado.

Denuncia anónima

Según lo informado a La Capital por el abogado Ricardo Giuseponi, a cargo de la Secretaría de Control de las Fuerzas del Ministerio de Seguridad santafesino, la investigación se inició a partir de un mail enviado a su repartición en el cual un anónimo daba cuenta de que "en un cofre que guardaba en su casillero del Comando, el policía Maximiliano F. tenía elementos provenientes de distintos ilícitos".

Ante ello se impuso de la denuncia a la Dirección de Asuntos Internos que elevó las actuaciones a la Justicia.

"Como el lunes el agente Maximiliano F. estaba franco de servicio, el juez ordenó no sólo allanar su lugar de trabajo sino también su casa, donde se lo detuvo preventivamente y se secuestraron las armas sin documentación que avalara su tenencia y otros teléfonos celulares", agregó Giuseponi.

En tanto, el fiscal de Violencia Institucional de Santa Fe, Ezequiel Hernández, ratificó las dos requisas realizadas y los elementos hallados en las mismas. Y puso el acento "en la cantidad de teléfonos secuestrados al policía, los que deberán ser peritados exhaustivamente para saber si los mismos no son material de prueba de causas en investigación y a quiénes pertenecen, además de saber si a ese casillero donde estaban los teléfonos sólo tiene acceso el acusado u otros policías".

En ese marco, el fiscal Hernández sostuvo que el policía seguirá en libertad aunque en las próximas horas será imputado de tenencia de arma de guerra y de arma de uso civil por la Justicia santafesina; mientras que su par de la Fiscalía Federal hará lo mismo por infracción a la Ley de Drogas. En tanto, sus colegas por ahora sólo son investigados administrativamente pero no serán imputados de delito alguno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});