Policiales

Polémica por los dichos del jefe de la bonaerense sobre el aumento de delitos

Fabián Perroni sostuvo que hay mucha gente que comete robos o hurtos "por necesidad y por hambre".

Sábado 05 de Mayo de 2018

El acto de sinceramiento que tuvo el comisario general Fabián Perroni, jefe de la policía bonaerense, tuvo una inmediata respuesta de su máxima jefa política, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. El titular de la fuerza bonaerense se había explayado en una entrevista radial que le ralizaron el miércoles al decir que "hay gente que delinque y que es la primera vez que le está pasando, que antes no lo hacía, pero es por una necesidad más que de delinquir por la del apremio económico que sufre, incluso por hambre". Enseguida la ministra nacional le respondió: "La verdad que los policías hablando de política son un poquito.... Me parece que su declaración no fue muy feliz".

   Entrevistado por Luis Novaresio en radio La Red acerca del crecimiento del delito en el Gran Buenos Aires, el comisario Perroni sostuvo que "hay un problema social que es obvio, que hace que la persona que tenga la necesidad de comer, por definirlo de alguna manera, lo lleve a delinquir y es el delito más simple el que aumenta, y es sobre el cual más estamos trabajando en las zonas rojas".

Robar para comer

Al graficar la situación actual Perroni lo hizo con una crudeza poco habitual y que, como era previsible, iba a tener algún efecto político, ya que consideró que hay más robos porque hay más gente que está en la pobreza y no tiene para "comer", por lo que no tiene otra alternativa que cometer este tipo de delito como hurtos o robos simples.

   El jefe de la bonaerense admitió entonces que "el delito que menos está bajando es ese: el robo, el hurto, el asalto", aunque resaltó que "hay un trabajo desde el Ministerio de Seguridad sobre las zonas calientes en estos delitos para bajarlo". Y agregó: "El tema de la falta de inclusión hace que los lleve a esta situación, gente que obviamente no ha entrado nunca en el sistema del delito y ahora lo está haciendo".

   "Lo que es obvio es la violencia permanente y que es producto de la droga, no estoy diciendo nada nuevo. Después hay una situación social que hace que nosotros, con los trabajos de prevención y de estrategia que hacemos permanentemente, hemos logrado bajar los delitos más graves, los delitos complejos", sostuvo.

   Cuando Novaresio le preguntó si "la pobreza y la exclusión más extrema llevan a que muchas personas salgan a robar para comer", contestó: "Sí, por supuesto. Hay gente que delinque y que antes no lo hacía por una necesidad, por un apremio económico, y se está trabajando sobre esta situación".

Puerta giratoria

Finalmente, Perroni no dejó pasar la oportunidad para criticar al Poder Judicial y al sistema penal. "Hay un gran porcentaje de las personas que detenemos que tienen antecedentes y eso responde a que hay puerta giratoria en la Justicia. Más allá de que no nos guste, igual debemos ir a detenerlos", dijo el responsable de la fuerza de la provincia más grande del país.

   Así, Perroni apuntó contra los jueces garantistas. "Muchos de los que detenemos han ingresado 10, 12 o 20 veces, y más también. No tengo dudas de que hay una puerta giratoria".

Estadísticas y reto

Tras esas declaraciones, la ministra Bullrich explicó ayer que "la pobreza en la Argentina bajó y es porque estamos haciendo una intervención en los barrios más complicados con el plan Barrios Seguros y con planes en todas las provincias". Y agregó que "hay una baja en los homicidios que tiene mucho que ver con esas intervenciones".

   A la hora de defender su gestión, Bullrich explicó: "Tenemos buenas cifras, 11,5% menos de robos, 21,5% menos de homicidios, más de 200% de crecimiento de decomisos de droga, 42% más de presos por narcotráfico". Y lamentó, sin embargo, el hecho de que a pesar de lo que muestran esas estadísticas en la sociedad persiste "una sensación de inseguridad que es muy fuerte".

   "La baja de homicidios en los dos primeros años de gestión es mucha en términos internacionales. Pasamos de una tasa de 7 a 5,2 cada 100.000 habitantes. Es el segundo índice más bajo en América Latina, detrás de Chile", destacó Bullrich.

   La ministra finalizó argumentando que "a la mejora de los índices y a la reducción de la pobreza" es necesario agregarle un tercer elemento. "Falta algo que para mí es fundamental y en torno a lo cual en el Gobierno hay un debate, que es el régimen penal socio, educativo y juvenil; es decir, no agarrar a los jóvenes cuando cometieron su primer asesinato sino cuando cometieron su primer delito y desviar la inexorabilidad de su camino criminal".

   Y resaltó: "En todos los últimos casos resonantes en la Argentina han tenido protagonismo menores de edad".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario