Policiales

Piden que declaren dos funcionarios en la causa por la muerte de Franco Casco

La defensa de dos policías de Asuntos Internos reclama que se llame a declarar al fiscal provincial que inició la pesquisa y al ex titular de Control de Fuerzas

Jueves 19 de Octubre de 2017

La defensa de dos de los policías de Asuntos Internos que están entre los 30 uniformados detenidos y procesados por la desaparición forzada seguida de muerte de Franco Casco, el joven bonaerense de 23 años que desapareció el 6 de octubre de 2014 tras estar preso en la comisaría 7ª y fue hallado 22 días más tarde en el Paraná con signos de tortura, presentó ayer un escrito en los Tribunales Federales exigiendo en duros términos que el juez Carlos Vera Barros llame a declarar "con urgencia" al primer fiscal de la investigación, Guillermo Apanowicz, y al entonces secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, Ignacio Del Vecchio.

El pasado 2 de octubre Vera Barros procesó a 25 policías que prestaban servicios en la seccional 7ª, donde Casco estuvo detenido entre el 6 y el 7 de octubre de 2014, y a cinco agentes de Asuntos Internos. A los primeros les inculpó en distintos grados de participación el delito de desaparición forzada de persona agravado por la muerte y a tres de ellos les agregó torturas seguida de muerte.

De esos 25 uniformados, a 19 les dictó prisión preventiva para lo cual alegó peligrosidad procesal y contempló la pena en expectativa, que sería prisión perpetua. A los otros seis los ubicó como partícipes secundarios y les otorgó la excarcelación aunque podría caberles entre 10 y 15 años de cárcel. En tanto, a los cinco de Asuntos Internos les atribuyó el delito de encubrimiento agravado, que prevé una pena máxima de seis años, y los dejó tras las rejas.

En ese marco el abogado Paul Krupnik, que defiende a Sergio Daniel Pieroni y Daniel Augusto Escobar, ambos de Asuntos Internos, criticó al juez por "el comportamiento como director de este proceso penal" en el que vulneró la "imparcialidad, impartialidad e independencia" que debe tener todo juez.

Sin explayarse sobre esas acusaciones, Krupnik pide materializar "urgentes medidas de prueba que extrañamente ni usted (por Vera Barros) ni el fiscal efectuaron en un expediente donde todos se jactan de haber agotado todos los caminos investigativos".Y en ese orden pide que se cite a declarar al fiscal provincial Apanowicz, quien fue el primero en investigar la causa hasta que pasó al fuero federal, y a Del Vecchio.

Avasallamiento

"No se comprende desde ningún punto de vista lógico ni racional y muchos menos jurídico por qué motivo decidió encarcelar a mis clientes cuando los mismos comparecieron de forma espontánea ante el Tribunal para ponerse a disposición de la investigación y brindar las explicaciones del caso", plantea Krupnik.

En otra parte de su presentación, el abogado manifiesta que "algunos podrán decir que son cuestiones de criterio, para lo cual siempre están frases como «peligrosidad procesal» o «entorpecimiento». Pero son arbitrariedades cuando las detenciones se hicieron avasallando la figura de la persona que tiene a su cargo la pretensión punitiva del Estado, es decir el fiscal, en cuyo requerimiento no se advierte que haya solicitado la detención del personal de la Dirección de Asuntos internos". Y esa posición, dice el letrado, "lo descoloca (al juez) de su rol de impartial ya que adopta una decisión que lo convierte en parte (acusadora) y por ende contra la que también hay que litigar".

Asimismo, el abogado sostiene que la posición del magistrado "es la de descabezar a toda la Dirección de Asuntos Internos a partir de una imputación artificiosa que se sostiene sobre indicios". Y explica que "no es ya la mala o buena imagen que le pueda generar al Poder Ejecutivo que encumbrados oficiales sean apresados como encubridores de un hecho tremendo, terrible y doloroso, sino el mensaje que directa u oblicuamente se le dirige a la sociedad sembrando el desasosiego y la desesperanza que importa advertir que quienes se encuentran asignados a tareas como el control de las fuerzas de seguridad, es decir los policías de los policías también puedan ser parte de gavillas delictivas".

Tras resaltar la imputación que recayó sobre sus clientes, Krupnik dice que hay "una situación medular (nunca profundizada) y es determinar cuál o cuáles eran las directivas impartidas por el único responsable de la investigación y sus alcances al personal de Asuntos Internos y que es el fiscal Apanowicz".

En otra parte, el abogado pide esclarecer "qué información suministró, y cuál no, el fiscal al personal de Asuntos Internos, qué información recibió y cuál no de las visitas hechas por los familiares de Franco Casco a la Fiscalía y otros aspectos que serán volcados en un pliego de preguntas determinantes para esclarecer un potencial grado de participación de los agentes ejecutores de medidas delegadas".

Finalmente el defensor reclama la convocatoria "urgente" a declaración testimonial del citado fiscal Apanowicz y de quien fuera funcionario de la provincia, Ignacio Del Vecchio además de reclamar la inmediata libertad de sus defendidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario