Policiales

Nueva tragedia en una ruta: ocho muertos en un choque en San Juan

Ocho personas murieron ayer, entre ellas un adolescente de 14 años, y otras seis resultaron heridas al chocar de frente un micro de pasajeros y un camión con acoplado, en la localidad sanjuanina de Pocito.

Jueves 10 de Enero de 2008

San Juan. — Ocho personas murieron ayer, entre ellas un adolescente de 14 años, y otras seis resultaron heridas al chocar de frente un micro de pasajeros y un camión con acoplado, en la localidad sanjuanina de Pocito.
  El intendente de esa localidad cercana a la capital de San Juan, Sergio Uñac, calificó el accidente de “dantesco” y sostuvo que el choque se desencadenó porque, al parecer, el chofer del camión cisterna se quedó dormido y el vehículo se cruzó de mano. En principio se divulgó que entre los muertos había una mujer embarazada. Lo cual fue desmentido por la noche.
  Este accidente se suma a otros 33 ocurridos en distintas rutas argentinas en lo que va de 2008 y en los que, según un relevamiento realizado por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), murieron otras 50 personas. Ocurrió pasadas las 5.20 en el cruce de la ruta nacional 40, entre las calles 9 y 10, de Pocito, a unos ocho kilómetros de la capital sanjuanina.
  
Carretera en condiciones. El jefe de la policía provincial, comisario general Miguel González, indicó que se trata de una carretera nueva, de doble carril en cada mano y “muy bien señalizada”. Explicó que en ese tramo recto de la ruta 40 chocaron de frente un camión Fiat 619 con acoplado cargado de mosto, que se dirigía desde la provincia de Mendoza hacia la capital sanjuanina, y el interno 144 de la empresa CATA que hacía 15 minutos había partido de la terminal de San Juan a territorio mendocino, con dos choferes y diez pasajeros a bordo.
  A raíz del impacto, murieron en el acto siete personas. Otras siete sufrieron heridas de diversa consideración y fueron llevadas al hospital Rawson de San Juan, donde uno de los lesionados, un hombre no identificado, murió poco después.
  Los otros siete fallecidos son los dos choferes del micro, Marcelo Medina y Roberto Reynoso, de 42 años y oriundo de la ciudad mendocina de Godoy Cruz, el conductor del camión, Ricardo Rubén Tonetto, la mujer que lo acompañaba, y tres pasajeros del colectivo: Juan Pablo Rosini, sanjuanino, Guillermo Avellia, de 14 años y una mujer que no fue identificada, dijeron los voceros policiales.
  En tanto, las seis personas lesionadas permanecían ayer a la tarde internadas en el hospital Rawson, la mayoría con traumatismo de cráneo y tórax y algunas fracturas. Los heridos fueron identificados como Maira Avellia, de 20 años, quien tiene fractura expuesta en la pierna derecha y traumatismo de tórax; Gerardo Avellia, de 22, con politraumatismos; y Alfredo Avellia, de 43, con politraumatismos; todos familiares del chico muerto.
  También siguen hospitalizados una niña de 12, con traumatismo de cráneo; Guillermo González, de 22, con el mismo tipo de lesión, y Pablo Peralta, de 22, con fractura expuesta de antebrazo derecho y traumatismo de tórax y cráneo.
  
Derrame. En tanto, los peritos viales y de policía trabajaron en el lugar del hecho para establecer las causas del accidente aunque las tareas se vieron dificultadas porque hubo derrame de combustible y de mosto y el camión quedó totalmente destruido.
  González descartó el factor climático como causa del choque ya que al momento del accidente “no había obstáculos, la visibilidad era buena y no había tormenta”. El jefe policial indicó que en ese tramo la ruta tiene un distribuidor hacia Pocito por lo que la velocidad máxima permitida es de 80 kilómetros por hora.
  También está ubicada a la vera del camino una estación de servicio, por lo que, según las fuentes policiales, una posibilidad es que el camión se cruzó de mano para entrar allí a cargar combustible. Sin embargo, los investigadores no descartan que el camionero se haya quedado dormido mientras manejaba.  (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario