Policiales

Nueva imputación para un ex barrabrava de Newell's

Matías Pera, preso por el ataque a tiros contra un boliche, fue acusado en una audiencia por amenazas. Le prorrogaron la prisión preventiva

Viernes 06 de Abril de 2018

Matías Leandro Pera, el ex barra de Newell's detenido en febrero por el ataque a tiros a un boliche de octubre pasado, sumó ayer una nueva imputación por amenazas coactivas a un hombre que esa noche se encontraba dentro del local baleado. Esas amenazas quedaron registradas en en un audio de casi cuatro minutos enviado por él el día anterior a los disparos. "Te voy a matar y a tu hijo que está en cana lo vas a tener que ir a ver a la tumba", decía el mensaje que le reprochó ayer el fiscal Carlos Covani, en una audiencia en la que se dispuso que el detenido continúe en prisión preventiva hasta la audiencia preliminar al juicio.

Pera había sido detenido a fines de febrero cuando quedó acusado y en prisión preventiva por 45 días como autor de una balacera contra un boliche ubicado en Eva Perón al 7800, ocurrida el 29 de octubre de 2017. El ex integrante de la barrabrava de Newell's Old Boys cumplía desde 2015 una pena condicional a tres años de prisión domiciliaria tras ser hallado culpable de golpear y asaltar al ex líder de la hinchada leprosa, Diego "Panadero" Ochoa, en un incidente conocido como "la entangada".

El fiscal Covani ubicó al ex barra como quien el domingo 29 de octubre de 2017, a las 7.58, iba como acompañante de una moto Honda Tornado que se acercó a la vereda del after "Don Nadie" (Eva Perón 7850), a pasos de la avenida de Circunvalación, en Fisherton. Según esa teoría, Pera bajó de la moto y disparó varias veces contra el interior del local con un arma de fuego calibre 22, subió al vehículo conducido por otro hombre al que se identificó como Sergio A. y escaparon. Fue acusado de abuso de armas (no hubo heridos) y portación de arma de fuego.

Identificado

La imputación ratificada por la jueza Silvia Castelli se basó en actas policiales, rastros, testimonios, filmaciones y el secuestro de la moto. Un joven que fue hallado recogiendo vainas de la escena identificó desde el primer momento a Pera como el tirador. Su padre, que estaba dentro del local cuando ocurrió el ataque, también fue acusado de portar un arma de fuego porque le secuestraron un arma calibre 3.80. Ese hombre, Diego T., sigue en prisión preventiva.

Si bien la audiencia de ayer en principio estaba prevista para discutir si Pera debía seguir o no en prisión preventiva, el fiscal resolvió imputarle un nuevo delito. Es que de una pericia al celular de Diego T. que se conoció el miércoles surgió que, el día anterior a la balacera, Pera le envió un audio amenazante a un chat de whatsapp que estuvo vigente la semana del 21 al 28 de octubre. En ese audio, que se reprodujo en la audiencia, se advierte que Pera y T. no lograron ponerse de acuerdo en un negocio que ofrecía el ex barra.

La índole de ese negocio no quedó del todo clara: se escuchan frases del estilo "te doy la posibilidad de que vos cortés las remeras", "fijate la calidad de las telas, la probaste", lo que podría aludir veladamente a venta de drogas. En ese audio, según el fiscal Covani, Pera amenaza de muerte a T. y a sus familiares en reiteradas oportunidades.

Por esto al ex barra se le sumó la acusación de amenazas coactivas en calidad de autor. La jueza Castelli aceptó la calificación legal y resolvió prorrogar la detención de Pera hasta la la audiencia preliminar al juicio oral. El acusado fue defendido en la audiencia por la abogada Bárbara Reynoso. El fiscal, en tanto, remarcó que el hallazgo del audio permitió conectar un hecho con otro y entender el móvil del ataque al after como una intimidación dirigida hacia T. por el negocio frustrado.

en el banquillo. Matías Pera supo ser ladero del "Panadero" Ochoa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario