Policiales

Niegan salidas laborales a policía preso por homicidio

El tribunal que condenó a seis años y medio de prisión al policía Ramiro Rosales por el crimen de Jonatan Herrera rechazó ayer un pedido de la defensa para que accediera a salidas laborales y a otras vinculadas con su bebé de cuatro meses.

Viernes 10 de Agosto de 2018

El tribunal que condenó a seis años y medio de prisión al policía Ramiro Rosales por el crimen de Jonatan Herrera rechazó ayer un pedido de la defensa para que accediera a salidas laborales y a otras vinculadas con su bebé de cuatro meses.

El policía de 28 años, preso en Piñero, fue condenado en abril de 2017 por una figura legal distinta que a la que habían pedido para él y para la agente del Comando Gladys Galindo por el asesinato de Herrera. La Fiscalía había pedido perpetua por homicidio calificado por abuso de armas y la función policial. Pero los jueces Juan Carlos Curto, Alejandro Negroni y Rodolfo Zavala finalmente sentenciaron a Rosales por homicidio culposo, que contempla penas menores, al entender que no tuvo la intención de matar.

El jueves de la semana pasada se le concedió una audiencia a la defensa para plantear la morigeración de la prisión de Rosales. Pero ante planteos del fiscal Adrián Spelta y los querellantes Santiago Bereciartúa y Gustavo Feldman, el juez Juan Andrés Donnola se declaró incompetente y consideró que la cuestión debía ser resuelta por el tribunal que juzgó a los policías.

Por eso la audiencia de ayer fue ante Curto, Negroni y Zvala. El defensor Mariano Buffarini les planteó que no hay elementos para inferir que, de acceder a una morigeración de prisión, Rosales pudiera fugarse. Sobre todo porque tiene un bebé de cuatro meses. En esa línea, planteó que la reciente paternidad lo obliga a tener un ingreso.

Buffarini pidió para Rosales salidas laborales los lunes, miércoles y viernes de 16 a 19 para trabajar en el estudio del abogado Guillermo Alexander, su anterior defensor en esta causa. También pidió salidas los sábados de 9 a 17 para afianzar el vínculo con su pareja y su bebé

La Fiscalía y las querellas se opusieron al pedido y el Tribunal resolvió en el mismo sentido: no otorgó los beneficios a Rosales, que seguirá en cárcel común.

Jonatan, de 22 años, murió el 4 de enero de 2015 mientras lavaba su auto en la vereda de su casa y recibió dos balas policiales al quedar en medio de la persecución a un ladrón. Un tiro mortal fue en la cabeza, que primero se atribuyó a Galindo —luego absuelta por el beneficio de la duda— y el otro, gatillado por Rosales, le impactó en el abdomen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});