Policiales

Monos: Vienna no ordenó la escucha más relevante

Los fiscales mostrarán que la línea telefónica de Monchi, central para las acusaciones, fue intervenida por orden de la jueza Raquel Cosgaya.

Lunes 13 de Noviembre de 2017

En dos renglones perdidos de un expediente de más de 23 mil fojas, los fiscales que actuarán en el proceso contra la banda de Los Monos creen haber hallado una carta decisiva para imponer su posición en el juicio, en el que buscarán condenas contra los principales acusados. Los abogados de los líderes de la banda centraron su estrategia principal en atacar al juez que primero instruyó el caso, Juan Carlos Vienna. Le atribuyen haber actuado con parcialidad, direccionando la pesquisa de manera excluyente contra la familia Cantero, pidiendo arbitrariamente intervenciones telefónicas que constituyen el eje de la causa. Sin embargo, dirán los fiscales, la escucha más importante, que es el pilar de los cuatro casos que se analizarán en el juicio, no fue ordenada por Vienna.
   La medida crucial en la causa es la decisión de intervenir el teléfono de Ramón "Monchi Cantero" Machuca, que se adoptó ocho meses después de abierto el expediente por asociación ilícita, que llevará a juicio la semana próxima a 25 personas. Esa orden es decisiva porque la mayor parte de la actividad de la banda se reconstruye con la escucha de esa línea.
   El celular de Monchi está en el centro de las comunicaciones de la banda, porque es allí donde se detectan las principales alusiones a acciones violentas, en especial de homicidios, desde el momento de los preparativos hasta los que siguen a la concreción.
Carta
La sustancial decisión de interceptar el teléfono de Monchi, donde están los cimientos de la causa, no la tomó Vienna. Según consta en el segundo cuerpo del expediente, en la foja 374, fue la jueza Raquel Cosgaya quien el 9 de mayo de 2013 ordenó la intervención de la línea 898*774 que utilizaba Monchi.
   Los fiscales Gonzalo Fernández Bussy y Luis Schiappa Pietra asumen que esta es una carta de triunfo en el juicio. Afirman que lo es porque saca a Vienna de la decisión de intervenir el teléfono que vuelca las imputaciones contra Los Monos.
   Para los acusadores, aún sin este detalle, la prueba lograda igual es contundente. La decisión de intervenir los teléfonos de los Cantero está avalada por la Cámara Penal y la Corte Suprema. Pero la circunstancia de que haya sido Cosgaya quien ordenó las escuchas más valiosa de la causa desvirtúa el argumento de la defensa que coloca el foco de su ataque en Vienna. Los defensores no hicieron ninguna objeción a Cosgaya ni pidieron que comparezca en el juicio que se inicia en ocho días.
   Para la defensa la relación del juez Vienna con Luis Paz, padre del asesinado Martín "Fantasma" Paz con cuyo homicidio se inicia la causa, es la base de la parcialidad de Vienna, por la supuesta enemistad de Paz con los Cantero.
   Los abogados aportaron fotos y planillas migratorias que muestran que Paz y Vienna salieron del país juntos hacia Estados Unidos mientras se tramitaba el caso. Y buscaron, con éxito, que la conducta del juez sea analizada en el juicio venidero.
   En cada apelación los fiscales rebatieron que los motivos para centrar la pesquisa en Los Monos tenían lógica jurídica y siempre les dieron la razón. Pero el decreto de Cosgaya, entienden los fiscales, cambiará el desarrollo del juicio, porque corre a Vienna del protagonismo de la causa. Está en una foja accesible que estuvo siempre al inicio del expediente. No implica, para los fiscales, un cambio en la situación, ni es un hecho nuevo. Solo no llamó la atención estando, como la carta robada del cuento de Poe, escondida a simple vista.
Dos semanas antes
La decisión de Cosgaya no es para los fiscales un acto aislado, dado que la jueza también tomó otras medidas. En el momento en que ella recibió el expediente todavía el caso no era la Causa Monos sino un homicidio por encargo con autor NN. La intervención de Cosgaya fue 17 días antes del crimen de Claudio "Pájaro" Cantero que, en la hipótesis de la defensa, vuelca políticamente la pesquisa hacia la familia de Las Flores.
   En rigor Cosgaya ordenó pinchar el teléfono que resultó de Monchi más de dos semanas antes porque, como señalan las defensas, Vienna en ese momento estaba en Las Vegas.
   La decisión de Cosgaya es demostrativa, para los fiscales, de que todos los jueces en la posición en que estuvo Vienna habrían actuado de la misma manera. La acción les parece meditada porque intervenir un teléfono, lo que implica suspender garantías relativas a la intimidad, no es una medida que se adopte a la ligera. La jueza recibió un informe policial que aportó el número de Machuca, lo valoró y ordenó escuchar dos líneas telefónicas. Así libró los oficios correspondientes a la Dirección de Observaciones Judiciales y a Nextel. La intervención y grabación de la línea de Monchi comenzó durante la actuación de Cosgaya. Cuando Vienna volvió hacía días que estas acciones estaban en curso.
   Para los fiscales la escucha de Monchi es el tronco sostén de todas las causas del juicio que viene. Para ellos la causa de los Monos "ocurre en el teléfono de Monchi".
   ¿Qué significa esto? Que para ellos la línea de Monchi es vital para entender el homicidio de Lourdes Cantero, una nena de 14 años que muere tras la orden de Machuca de balear un bunker. También lo es para definir su responsabilidad en el triple homicidio de Nahuel César, Norma César y Marcelo Alomar frente al Distrito Municipal Sudoeste, dos días después del crimen del Pájaro. Así como constituye una evidencia de importancia contra "Guille" Cantero en el asesinato de Diego Demarre, ocurrido el día previo al triple crimen mencionado.
   Estos tres incidentes serán parte del juicio junto a la de asociación ilícita, que es la cuarta causa que se ventilará en el juicio que arranca el martes 21.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});