Policiales

"Me pusieron un arma al cuello y se disparó cuando intenté defenderme"

El taxista que enfrentó y mató al asaltante al que llevaba dio su versión del incidente. "El que estaba con él se fue corriendo con mi billetera", dijo.

Lunes 26 de Noviembre de 2018

Alrededor de las 3.30 del domingo Oscar D., un taxista de 64 años, esperaba pasajeros en la puerta del Casino "City Center". Le tocaron en viaje dos hombres de mediana edad que le pidieron los trasladara hasta Felipe Moré e Ituzaingó. Uno de los hombres se sentó en el asiento del acompañante, al lado del conductor, y el otro detrás a la derecha. Al llegar al fin del recorrido el que estaba adelante apuntó a Oscar con una pistola. El chofer se asustó, forcejeó con su atacante y en ese momento de pánico del arma se dispararon dos tiros que impactaron en quien venía sentado atrás. Este fue identificado como Enrique Martín Brítez, de 36 años, que falleció en el lugar. El otro hombre, arma en mano, se metió por uno de los pasillos de Villa Banana. "Me pusieron un arma en el cuello, yo atiné a sacármela agarrando de las manos al ladrón y mientras me insultaban el arma se disparó y mató al otro. Me quedé ahí, esperando, hasta que llegó la policía", dijo ayer Oscar en su casa. Lucía tranquilo y a la espera de ser citado esta semana por la fiscal a cargo del caso.


A Oscar no le llamó la atención que uno de los ladrones se sentara al lado suyo. "Es muy usual que se sienten adelante", dijo a La Capital. Tampoco le preocupó el lugar al que le pidieron ir que es una zona que suele despertar la alarma en los taxistas. "No sé, fue un momento de tontería, no pensé y fui para allá".

El celular y la billetera

"Fuimos charlando y cuando llegamos a la esquina el que estaba adelante me apuntó y forcejeamos. Le agarré las manos con el arma y en eso se escucharon los dos tiros, tuve miedo pero no sé, me dio de hacer eso (de resistir tomando el arma). Cuando fueron los tiros el que estaba adelante ya tenía mi celular y la billetera y se fue corriendo. El otro quedó tirado atrás, muerto". La policía recogió del lugar una vaina calibre 25. La pistola con que se carga esa bala es muy celosa y pequeña, fácil de ocultar entre las ropas.

Oscar cuenta todo con mucha tranquilidad. Es un hombre de mediana estatura y aparenta menos de los 64 años que tiene. Es soltero y trabajó como chofer de ambulancia durante varios años. Luego compró un remise pero "se me rompía seguido y me cansé". En su derrotero laboral hace unos tres años que maneja taxis. Ahora lo hace en un Fiat Siena y en relación de dependencia.

"Cuando escuché los dos tiros, como un ruido raro, aceleré el auto y caí en una zanja. En ese momento se acercaron varios vecinos. Me preguntaron que había pasado y yo les dije que eso, que murió un muchacho. No me quisieron hacer nada pero yo les dije si querían entrar al auto para buscar el arma podían, pero que la pistola no estaba en el auto. Entonces entre dos o tres bajaron del auto al muchacho. Después ellos mismos llamaron a la policía y a la ambulancia y esperé ahí hasta que vinieron", relató.

Mientras llegaba la ambulancia Oscar dice haber conversado con la gente que lo rodeaba. "Me puse a buscar el celular, pero no estaba por ningún lado. Nadie me dijo nada del muchacho muerto, aunque creo que era un ladrón conocido. Cuando llegó la policía me trasladaron a la seccional y después la fiscal me dijo que me viniera a mi casa, que en la semana me iban a citar".

En lo que hace a Enrique Martín Britez, la víctima del homicidio; tenía 36 años y vivía en Amenábar al 6900. Contaba con antecedentes penales desde 2008 por tentativa de robo, violación de domicilio y encubrimiento de robo de automotor.

La fiscal de Homicidios que tomó el caso, Georgina Pairola, ordenó el informe y las fotos de autopsia. Verificó que el balazo no produjo ahumamiento, es decir que no se apoyó el caño del arma en el cuerpo de la víctima, y que las balas le perforaron el fémur y el pecho. Por otro lado se pidió al gabinete criminalístico "levantamiento de rastros, relevamiento de cámaras, toma de testimonios a posibles testigos de la zona y el secuestro de una vaina calibre 25". Oscar D permaneció demorado y al no contar con antecedentes la fiscal no consideró que hubiera peligrosidad procesal que le impidiera esperara en libertad los avances de la causa.

"Cuando me citen de Fiscalía iré", aseguró Oscar. Al terminar la entrevista cuenta que es aficionado al ajedrez y consulta: "Disculpe, ¿LaCapital no está publicando las partidas del mundial de ajedrez? Antes lo hacían siempre y yo las leía. Inclusive tenemos un maestro de Rosario, Martín Lorenzini, que me gusta mucho". El mundial se está disputando en Londres y se enfrentan Magnus Carlsen, de Noruega, y Fabiano Caruana, de Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});