Policiales

Lo imputaron por tres tentativas de homicidio con trasfondo narco

Un hombre de 54 años fue imputado ayer por participar en un ataque a tiros que dejó a dos adolescentes y a un joven heridos en junio pasado en una esquina del barrio Casiano Casas.

Miércoles 31 de Octubre de 2018

Un hombre de 54 años fue imputado ayer por participar en un ataque a tiros que dejó a dos adolescentes y a un joven heridos en junio pasado en una esquina del barrio Casiano Casas. Fue sindicado en el hecho por una persona que avisó a la policía que, el auto del que habían partido los disparos, poco después fue abandonado y e incendiado. Ese testigo dijo que había visto bajar del vehículo a un hombre canoso y con muletas, descripción que coincide con el sospechoso.

El imputado es Ramón Salvador V., de 54 años y padre de Diego V., un muchacho de 32 años que también quedó imputado por el mismo hecho luego de que una de las víctimas lo señalara como el conductor del auto del que salieron los disparos.

El delito que le achacaron fue el de tres tentativas de homicidio y la portación de un arma de fuego.

En la esquina

El hecho ocurrió el 7 de junio pasado cerca de las 22, cuando unFiat Duna avanzó por Larrechea, dobló por Ávalos hacia el sur y detuvo la marcha. Quien iba el volante (para la Fiscalía Diego V.) bajó la ventanilla y le gritó a un grupo de jóvenes que estaba en la esquina: "Ustedes lo están aguantando a Franco". Después, desde el interior del auto salió una lluvia de balas.

Los heridos fueron tres, y fueron trasladados en un auto y una moto hasta el Hospital Alberdi. Enzo H., de 14 años, recibió un tiro en el tórax. Y los otros dos sufrieron heridas de menor gravedad: Santiago C., de 15 años, fue alcanzado por un disparo en el muslo derecho; y Maximiliano A., de 26, fue herido en la rodilla izquierda cuando pasaba caminando por el lugar.

Ayer, la fiscal Marisol Fabbro dijo frente a la jueza Mónica Lamperti que del lugar del hecho se levantaron ocho vainas servidas.

El Fiat Duna fue abandonado en inmediaciones de Larrechea al 2400 y dos horas más tarde le prendieron fuego. Eso es lo que vio una persona que aportó un dato: los ocupantes del Duna se había bajado para subirse a otro auto, un Fiat Uno blanco que, para la fiscalía, era propiedad de Diego V.. Uno de los hombre que vio pasar de un auto a otro era canoso y usaba muletas. La descripción concuerda con la de Ramón Salvador V..

Los defensores del sospechoso rechazaron la imputación planteada por la Fiscalía ya que, a su entender, las pruebas no eran suficientes para pensar que Ramón hubiera sido esa persona. Sin embargo, la jueza la aceptó y le impuso una prisión preventiva hasta el 5 de diciembre próximo, la misma que había recibido su hijo.

Para Fabbro, el ataque a tiros contra los jóvenes tuvo como móvil una disputa territorial de drogas en el barrio Municipal de la zona norte y remarcó que prueba de ello son una serie de escuchas telefónicas realizadas en el marco de la investigación. Las pesquisas fueron remitidas a la Justicia Federal.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});