Policiales

Lo condenan a seis años y ocho meses por violento atraco a un taller metalúrgico

David Gonella aceptó en un juicio abreviado la pena por un golpe a un establecimiento de San Lorenzo al 5200 en marzo de 2016.

Lunes 12 de Febrero de 2018

Un ayudante de albañil de 22 años fue condenado en un juicio abreviado a seis años y ocho meses de prisión efectiva tras asumir su responsabilidad en al menos dos robos, uno de ellos en un taller metalúrgico de barrio Ludueña donde ingresó con extrema violencia junto a cinco cómplices armados que golpearon a varios empleados para apoderarse de unos 30 mil pesos, herramientas, computadoras y teléfonos, entre otros objetos. Uno de los ladrones ya fue condenado en octubre de 2017 a siete años de prisión por ese hecho.

In fraganti

El 19 de marzo de 2016 cuando el fiscal de Investigación y Juicio Aníbal Vescovo le imputó los robos, David Hernán Gonella ya imaginaba que sería complejo esquivar una condena. Es que había sido detenido casi en flagrancia dos días antes, al mediodía, luego de perpetrar un audaz atraco en un taller metalúrgico de San Lorenzo 5211.

Con armas de fuego calibre 22 y 9 milímetros y una tumbera, según relataron los testigos, al menos cinco ladrones ingresaron al establecimiento, amenazaron de muerte a cuatro empleados y los hicieron tirar al piso mientras les pegaban culatazos en la cabeza y el rostro. Así, fueron arrasando con todo hasta que se apoderaron de 28 mil pesos en efectivo, una billetera con 300 pesos, dos teléfonos marca Samsung y un IPhone 6, una cortadora de hierro, una soldadora, dos tubos de oxígeno, una amoladora, una filmadora Go Pro, una mochila con una notebook Apple, una hidrolavadora, un taladro percutor, una moto Yamaha YBR negra y una bicicleta rodado 16. Además, a una de las víctimas también le sustrajeron una billetera con 1.500 pesos con tarjetas de crédito.

Los hampones se dieron a la fuga en distintas direcciones. Pero una patrulla del Comando Radioeléctrico interceptó en San Lorenzo al 5100 a dos de ellos que cargaban a hombro un tubo de oxígeno y la soldadora.

Uno era Gonella, que tenía un antecedente por robo cuando el 27 de mayo de 2014 fue detenido mientras circulaba en bicicleta por San Lorenzo y Lima junto a un menor de edad, ambos señalados por testigos de haber robado la batería de un viejo Fiat Duna estacionado en la zona de Valparaíso 1200.

Debajo de la cama

El joven trató de escapar por los asentamientos precarios de Ludueña, pero los vecinos alertaron al 911 y aportaron sus características físicas e incluso la casa donde estaba escondido.

Uno de los sospechosos, identificado como G., y en poder del cual se secuestró un arma de fuego tipo tumbera, fue apresado en una casilla de San Gerónimo al 400. Luego fue condenado a siete años de prisión en octubre de 2017 por el mismo hecho.

Gonella fue hallado escondido debajo de una cama en una casa ubicada sobre pasaje Carlés al 400. En su poder tenía un cuchillo de diez centímetros de hoja.

Según las víctimas del atraco los maleantes actuaron con extrema violencia; todos con armas de fuego, amenazaron y golpearon a los empleados, algunos de los cuales incluso resultó con heridas cortantes y fractura de cráneo.

Por ese hecho Gonella fue acusado de robo calificado por uso de arma de fuego agravado por ser en poblado y en banda, y violación de domicilio. Y además le achacaron el robo de la batería del auto, calificado como robo simple agravado por la participación de un menor de edad.

Alternativa

Con varias pruebas acumuladas en la investigación preliminar como testimonios, pericias sobre el arma de fuego, Vescovo sustentó la imputación y formuló la acusación. Pero Gonella acordó un juicio abreviado en el que aceptó su responsabilidad y la pena, instancia en la que fue asistido por la defensora pública Andrea Corvalán.

Así, la defensa y la fiscalía, con la conformidad de Gonella, acordaron suscribir el procedimiento durante una audiencia en los Tribunales de Rosario que convalidó el Juan Andrés Donnola.

El magistrado dio por cerrado el caso condenando a Gonella seis años y ocho meses de prisión efectiva por los delitos de robo simple agravado por la participación de menor de edad, y robo calificado por uso de arma de fuego agravado por ser en poblado y en banda, y violación de domicilio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario