Policiales

Lo condenan a ocho años de cárcel por quemar a su ex pareja

Un tribunal sentenció al remisero Rubén Néstor Gauna por lesiones graves calificadas en perjuicio de su ex mujer, quien estuvo en coma pero sobrevivió

Viernes 13 de Abril de 2018

En un veredicto unánime, un remisero de 57 años fue condenado a ocho años de prisión como culpable de lesiones graves calificadas por violencia de género contra su ex pareja, a quien prendió fuego luego de rociarla con alcohol. La sentencia modificó el encuadre inicial del caso que impulsó la fiscalía como una tentativa de homicidio y le dictó la absolución por otro hecho de privación de la libertad. La acusación había solicitado una pena unificada de 21 años de cárcel mientras que la querella había requerido 15. En ambos casos adelantaron que apelarán el fallo.

"Sentí tranquilidad porque quedó condenado por las lesiones que tengo y esto no quedó en la nada. Nos quedamos tranquilos porque está con condena, hoy no sale a la calle, esa es mi felicidad", dijo ahogada por el llanto Alicia Itatí Boniardi, acompañada por amigas en el pasillo del primer piso de Tribunales.

En una sala colmada de público el juez Juan Carlos Curto, acompañado de Facundo Becerra y Eleonora Verón, leyó la sentencia que puso punto final al juicio oral de un caso estremecedor que no terminó en tragedia porque después de un largo proceso la víctima logró reponerse de las graves lesiones que sufrió y contar lo que le ocurrió.

Vínculos

El debate había empezado la semana pasada cuando los fiscales Mariana Prunotto y Walter Jurado acusaron a Rubén Néstor Gauna de tentativa de homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género. Pero además le sumaron la privación ilegítima de la libertad por otro hecho en el cual otra pareja del acusado lo denunció por no dejarla salir a la calle. Por ambos causas, los fiscales solicitaron una pena unificada de 21 años de prisión efectiva.

Durante el trámite se trató de demostrar, a partir del relato de testigos y la propia víctima, que el remisero fue el responsable de lo ocurrido al 22 de febrero de 2014, cuando en la casa donde vivía con Alicia en Rodríguez al 4200 entró al baño mientras ella se duchaba, le vació un recipiente de alcohol en el cuerpo y la prendió fuego, en un contexto de violencia doméstica que ya tenía antecedentes.

El episodio ocurrió delante de una hija de ambos que tenía 11 años. Mientras Alicia ardía, Gauna huyó y la dejó encerrada junto a la niña. Una vecina que advirtió la situación llegó en su auxilio, pudo ponerla debajo del agua de la ducha y llamar a una ambulancia.

Cuando la trasladaron al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez le diagnosticaron quemaduras tipo AB (lesiona la epidermis y parte de la dermis) y B (necrosis completa de todos los elementos de la piel incluyendo epidermis y dermis, lo que da origen a la llamada escara), además de las vías aéreas muy comprometidas. Las lesiones alcanzaban un 20 por ciento del cuerpo y los pronósticos de sobrevida eran casi nulos.

Por la gravedad del cuadro Alicia estuvo inducida en coma entre el 22 de febrero y el 15 de marzo de 2014. Para sorpresa de los médicos lentamente pudo reponerse hasta que le dieron el alta. Luego vendría una denuncia y la detención del acusado, que logró salir de prisión con permiso laboral. Hasta que un día volvió a amenazarla en la vía pública. "No te moriste hija de puta, ahora vas a tener una bala en la cabeza", le dijo. En abril de 2016, el agresor quedó en prisión preventiva efectiva.

Durante el juicio declararon la vecina que rescató a Alicia, médicos forenses que explicaron su cuadro clínico, se exhibió la declaración en Cámara Gesell de su hija. En tanto, los defensores públicos Adriana Lucero y Juan Ignacio Bazet proclamaron la inocencia de su asistido y pidieron su absolución, aunque no cuestionaron la calificación del expediente.

Unánime

El juez Curto ingresó a la sala y dio a conocer el veredicto unánime por el cual se absolvió a Gauna del delito de privación de la libertad agravada "por ausencia de elementos probatorios fundantes" y se lo condenó por su agresión contra Alicia. La pena fue establecida en ocho años de prisión como autor penalmente responsable de lesiones graves agravadas por el vínculo y por ser cometidas en contexto de violencia de género.

Los fundamentos del fallo se conocerán el 20 de abril y así podrá saberse por qué fue modificada la calificación legal de tentativa de homicidio a lesiones graves (que tiene un monto de hasta diez años de prisión). No obstante, que no se hayan alterado los agravantes del vínculo y el contexto de violencia de género fue un aspecto valorado entre los allegados a la víctima. No obstante,como lo expresó Alicia, tanto la fiscalía como la querella en manos del Centro de Asistencia Judicial (CAJ) adelantaron que apelarán el fallo una vez que conozcan sus fundamentos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario