Policiales

Lo balean en la cabeza en un confuso incidente y quedó en grave estado

Un hombre de 48 años fue baleado en la cabeza en un extraño incidente ayer al mediodía en el extremo sudoeste de la ciudad.

Viernes 22 de Junio de 2018

Un hombre de 48 años fue baleado en la cabeza en un extraño incidente ayer al mediodía en el extremo sudoeste de la ciudad. Voceros allegados a la investigación lo identificaron como Ricardo S. quien, según la información preliminar, fue atacado por familiares de una adolescente que previamente había mantenido una pelea con su hija de 13 años aunque los investigadores no descartaban otros motivos.

Al cierre de esta edición la víctima seguía internada en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) en grave estado y con pronóstico reservado. El episodio es investigado por el fiscal de Homicidios Florentino Malaponte, quien ordenó levantamiento de rastros y de testimonios, así como otras medidas con la intención de identificar a sospechosos.

Pasillos

Según fuentes judiciales y policiales, el brutal episodio ocurrió en el barrio Tío Rolo, en un sector de casas precarias a la vera de unas vías férreas y a cien metros de la intersección de Avellaneda con Battle y Ordóñez. Al lugar se ingresa a través de angostos pasillos y en este caso el acceso está en el cruce de Medina y Maliandi, calles también conocidas como 2124 y 2115.

Los voceros indicaron que el hecho se desencadenó cuando personas que hasta anoche no habían sido identificadas llegaron hasta una precaria vivienda del lugar. Según los primeros datos recabados por la División Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), que entrevistaron a la pareja de la víctima, eran familiares de una adolescente que había discutido con su hija de 13 años. De acuerdo con esta versión, los hombres llegaron armados por lo que Ricardo le dijo a su familia que se metieran en la casa. En ese marco escucharon un disparo y luego, al salir, vieron al hombre de 48 años tendido con un impacto de bala en el cráneo.

Esa versión fue parcialmente corroborada por un par de vecinas que contaron a este diario que había habido una pelea entre dos niñas pero indicaron que habían llegado hasta la casa de Ricardo S. por error. "No sé si manotearon a la hija y él pensó que la iban a secuestrar y por eso reaccionó y le dispararon", contó una joven.

Fuentes judiciales que el fiscal ordenó recabar testimonios que confirmaran o descartaran la versión de esa pelea previa que habría desencadenado el incidente. Tampoco estaba claro anoche si el hecho había ocurrido sobre la vía o adentro de la vivienda, tal como indicaba otra versión.

Lo cierto es que S. fue llevado al Heca, donde le diagnosticaron un balazo en el costado izquierdo de la cabeza, por lo que fue derivado al quirófano. Según este parte, luego de ser operado, anoche seguía internado en grave estado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario