Policiales

Lo asesinaron de un balazo mientras cenaba con su madre y sus hermanos

Juan Manuel González tenía 37 años y un prontuario abierto. Un disparo perforó la puerta de chapa de su vivienda materna y lo mató en el acto.

Miércoles 18 de Julio de 2018

Un nuevo asesinato con sello mafioso ocurrió al filo de la medianoche del lunes en barrio Puente Gallegos. A Juan Manuel González, un ex convicto de 37 años conocido como "Negro Yony", un balazo calibre 9 milímetros le perforó el tórax mientras cenaba en la casa de su madre, en Camino Viejo a Soldini y San Juan de Luz. Según confiaron allegados a la víctima, dos hombres en una moto dispararon al menos seis veces hacia la puerta de chapa de la vivienda y uno de los proyectiles impactó en "Negro Yony", que estaba sentado a la mesa. El herido fue auxiliado por sus parientes y trasladado en un auto al hospital Roque Sáenz Peña, donde llegó muerto. "Seguramente era para él, pero no es mucho lo que sabemos sobre lo ocurrido", explicó una familiar del hombre.

"Lo que te cuente cualquier vecino sobre lo que pasó son macanas. Anoche, a la hora en que lo mataron a Juan Manuel, en la calle no había un alma", explicó ayer a la mañana la mujer. En Camino Viejo a Soldini y San Juan de Luz la humildad de las viviendas se entremezcla con la pobreza de rasgos rurales y las privaciones de los vecinos de las periferias. Las vías de Belgrano Cargas, sobreelevadas en relación a la esquina donde ocurrió el hecho, hacen que al mirar hacia el oeste se imponga la sensación de no saber que hay al otro lado del terraplén. De este lado residen alrededor de 50 familias en un asentamiento precario.

Seis balas en la noche

El lunes alrededor de las 21.30 "Negro Yony" salió de la casa de su mamá para comprar una gaseosa. Volvió, se sentó a la mesa con su madre y sus hermanos pequeños y alrededor de las 22.30 una moto que llegó desde las vías del Belgrano Cargas detuvo la marcha delante de la puerta de la vivienda. Entonces quien viajaba como acompañante disparó al menos seis veces. Tres de los proyectiles ingresaron por los vidrios repartidos en la puerta de ingreso y uno perforó el tórax de González. Otro proyectil se desvió en la puerta y los sicarios se perdieron en la noche.

"Estaban cenando con los hermanos más pequeños. Dicen que pasó una moto y disparó varios balazos que perforaron la puerta e ingresaron al domicilio. Uno le pegó a él y lo mató", contó la pariente de la víctima. González tenía una herida en el tórax y los peritos levantaron seis vainas calibre 9 milímetros.

El hombre tenía dos hijas y prontuario abierto. En 2008 fue detenido por portación de armas y un año más tarde condenado a siete años de prisión en condena unificada. Tras lograr la libertad asistida volvió a ser detenido en Avellaneda al 4800 el 29 de septiembre de 2017 cuando circulaba en un Fiat 147 con dos amigos y un arma. En principio fue acusado de tenencia ilegal de arma de guerra, pero meses más tarde le cerraron la causa ya que otro de los pasajeros se hizo cargo de la pistola. Además, tenía dos denuncias por violencia de género.

Fuentes cercanas a la pesquisa indicaron que "Negro Yony" tenía al menos tres domicilios: dos en Villa Gobernador Gálvez y el restante el de una tía que es vecina de su madre. "Todos vienen acá, pero él no vivía en este lugar. Vive ahí donde está la columna pintada de Newell's (a una casa de distancia). Pero no le recomiendo que vaya porque están muy dolidos y nerviosos", confió la familiar de la víctima.

"No se puede descartar ninguna hipótesis, aunque claramente la del robo es invalorable", explicó un vocero de la investigación en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios Ademar Bianchini. El fiscal comisionó a efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) para que realizaran la pesquisa.

Un barrio abandonado

Con el devenir de los años los vecinos de Puente Gallegos se fueron habituando a convivir con la inseguridad y la violencia. "Los vecinos nos sentimos abandonados y eso es porque vivimos en uno de los extremos de la ciudad. Detrás de las vías ya es Soldini. Si podes resaltar en la nota que no hay patrullaje policial te lo agradezco. La policía entra al barrio sólo si pasó algo malo. Nosotros pertenecemos a la seccional 33ª, pero nos dan poca bola. Y para que te voy a contar sobre la frecuencia del colectivo, la mugre acumulada y la iluminación escasa. Esta era una zona de gente laburante, pero desde hace unos años la droga, los que la venden y los que la consumen, arruinaron todo", explicó un vecino.

En los últimos cuatro años el barrio se vio sacudido por media docena de homicidios. El más impactante fue el de los amigos Rodrigo Javier Carrizo e Iván Nicolás Van der Meulen, ejecutados a balazos la noche del 20 de febrero pasado en un oscuro hecho ocurrido en la esquina de Viña del Mar y Punta del Indio, a unas cinco cuadras del lugar donde fue asesinado González. Un mes mas tarde fue apresado Fabián Osvaldo M., de 25 años y vecino de las víctimas, quien fue imputado por el fiscal Miguel Moreno por homicidio agravado por el uso de arma de fuego (dos casos) y portación de arma de fuego de uso civil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});