Policiales

Lo arrestaron, sufrió un golpe en la cabeza y murió 5 días después

Héctor Hugo Del Castillo juntaba latas de aluminio en la calle. El 12 de mayo lo apresaron, se descompensó por un golpe y ayer murió en el Heca.

Sábado 18 de Mayo de 2019

Cinco días después de haber sido detenido en la ciudad de San Lorenzo mientras juntaba latitas de aluminio por la calle, Héctor Hugo Del Castillo falleció en el Hospital de Emergencias como consecuencia de un severo traumatismo de cráneo. Mientras sus familiares exigen que se investigue cómo y cuándo recibió ese golpe mortal, desde la Unidad Regional XVII sostienen que el hombre fue apresado "en resguardo porque estaba ebrio" y manifestaron que por eso cayó pesadamente al piso en el estacionamiento del Comando Radioeléctrico golpeando su cabeza contra el suelo y provocándose así un corte en el cuero cabelludo.

Del Castillo tenía 45 años y era padre de dos hijas. Según dijo su hermana Claudia a La Capital la tarde de ayer, a las 7.30 el domingo pasado el hombre se despidió de su mamá y una hermana con las que vivía en Belgrano al 500, en Puerto San Martín, para realizar su trabajo habitual: juntar latitas de aluminio pro las calles para después venderlas.

Nada supieron de él hasta las 20.15, cuando personal de la Unidad Regional XVII llegó hasta su domicilio para informarles que Héctor estaba internado en el Hospital de Emergencias de Rosario en estado grave. Ante ello Claudia fue a la comisaría 1ª de San Lorenzo donde le dijeron que su hermano "había sido levantado en la calle en resguardo debido a que estaba en avanzado estado de embriaguez". Y que cuando lo trasladaron a la sede del Comando Radioeléctrico "había sufrido una descompensación".

Las dudas

En medio de su dolor, Claudia desconfía de la versión policial. "Él solía tomar, pero no a la mañana. Es muy raro que cuando saliera a trabajar tomara", contó. Sin embargo, desde la Jefatura de San Lorenzo la versión indica que "a las 10.15 del 12 de mayo los ocupantes del móvil 8074 divisaron en avenida San Martín y Belgrano a un hombre sentado y consumiendo una bebida alcohólica". Y que contestó "con dificultad y con fuerte aliento etílico, por lo que se lo trasladó al Comando".

Según Claudia su hermano "siempre hacía el mismo recorrido, y cuando la policía lo levantó ya había caminado 30 cuadras". Y agregó que jamás le había pasado nada. "Una sola vez, hace siete años, lo quisieron asaltar y se resistió. Le pegaron un culatazo y perdió un ojo".

Héctor llegó al Comando sanlorencino "sin estar esposado y al descender del móvil se descompensó cayendo pesadamente al piso y golpeando su cabeza contra el suelo", según el parte oficial. Poco después, dice la policía, "el hombre empezó a tener convulsiones por lo que se llamó a una ambulancia. En el hospital local se diagnosticó traumatismo cráneo encefálico con pérdida de conocimiento e hipertensión con estado de ebriedad". Por eso fue derivado primero al Policlínico Eva Perón de Granadero Baigorria y luego al Heca "por la gravedad de las lesiones, quedando en terapia intensiva con asistencia respiratoria".

La investigación

"Nosotros supimos de eso recién a las 8 de la noche", dijo Claudia. "Nadie nos avisó que lo habían detenido, dónde estaba o qué le había pasado".

La fiscal Melisa Serena, a cargo de la investigación, "solicitó el registro de las cámaras de seguridad del recorrido que hacía Héctor, tomará testimonio y solicitará que se haga la autopsia" bajo el Protocolo de Minesotta, utilizado cuando intervienen fuerzas de seguridad en una muerte. Además, la fiscal pidió identificar a los agentes que detuvieron a Del Castillo y quienes lo cuidaron en las dependencias policiales.

"Hay 12 horas en las que no sabemos qué pasó", lamentó Claudia. "Mi hermano salió bien de mi casa, puede haber tomado pero no para estar tirado en el piso. Dicen que se cayó en la comisaría a las 9.30 pero ingresó al hospital de San Lorenzo a las 11". Y además cuestionó un informe del médico policial que sostiene que Héctor "presentaba dos sangrados, uno de vieja data y uno nuevo", y que "el primero tendría 12 horas previo al segundo, que podría ser de su caída en sede policial". "Eso es todo mentira", concluyó Claudia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});