Policiales

Liberaron a 17 detenidos por el copamiento a la sede de Newell's

Los hechos ocurrieron el 26 de enero y fueron encabezados por los hermanos Camino. Uno de ellos, detenido el martes, ayer se abstuvo de declarar ante la jueza Alejandra Rodenas.

Jueves 19 de Marzo de 2009

Parece una gran coincidencia. La tarde del martes era vox populi que los 17 detenidos por el violento copamiento a Newell’s Old Boys, ocurrido el 26 de enero, recuperarían la libertad por orden de la jueza Alejandra Rodenas. Eso se concretó ayer, después de que la magistrada entendiera que no existe peligro de que intenten evadir o complicar la causa estando en la calle. Y fue esa misma noche del martes que en su casa del sur de la ciudad apresaron a uno de los líderes de aquel hecho: Alberto Tato Camino, quien ayer se abstuvo de declarar. En tanto continúan prófugos sus hermanos, Pimpi y Juan Ramón.

Las excarcelaciones fueron otorgadas en tanda por la jueza Rodenas y se produjeron casi en simultáneo con la indagatoria a Tato Camino, detenido en su casa de Lamadrid 98 bis, tal como ayer lo adelantó La Capital. El hermano de Pimpi se abstuvo ante la magistrada y quedó acusado de intimidación pública doblemente agravada por la participación de un menor y por el uso de arma de fuego en calidad de instigador.

"Negó la imputación, se declaró inocente y se abstuvo", dijeron sus abogados, Carlos Varela y Adrián Martínez, quienes indicaron que evaluarán cuándo solicitarán su excarcelación.

"No estuvo escapando, se quedó siempre en su casa", plantearon los profesionales dejando casi en ridículo a la policía, que desde aquel 26 de enero sostiene oficialmente que se hicieron múltiples operativos para dar con su paradero.

Todos de acuerdo.La libertad de los 17 imputados de participar en los desmanes venía siendo reclamada con insistencia por sus abogados pero el criterio de la jueza había sido negarla en función de que estaban acusados de un delito con un mínimo de 3 años y 4 meses de pena (y un máximo de 10), y por lo tanto no excarcelable.

Pero ahora, la magistrada aplicó el criterio del nuevo Código Procesal Penal, que rige desde el 15 de febrero. Esa norma establece que las excarcelaciones ya no se otorguen según el monto de la pena sino cuando no existe peligro de que el imputado intente escapar o entorpecer la investigación.

Rodenas planteó por escrito que "no se avizora que en el actual estado de la pesquisa (los imputados) pudieran perturbar la investigación estando en libertad". Y consideró que las pruebas reunidas "hacen que la perspectiva en ciernes (para los acusados) sea menos gravosa que al inicio de la pesquisa".

"El avance de la investigación tampoco los ubica a ellos en el escenario de los hechos, cosa que sí ocurre con los hermanos Camino", le dijo la jueza a Canal 3. "De los testimonios que tomamos y los que van a ser aportados no surge que ninguna de estas 17 personas haya estado en el lugar de los hechos ni se les haya secuestrado ningún objeto contundente de los utilizados el 26 de enero. En cambio, en los testimonios, incluso el de la policía que entonces custodiaba el lugar, sí surge que los hermanos Camino estaban en las inmediaciones del estadio e incluso un testimonio ubica a uno de ellos adentro del estadio", indicó la magistrada.

La medida fue dictada con el consentimiento de la fiscal Graciela Argüelles, quien había firmado su dictamen favorable un día antes (lo que hizo que la medida se conociera la misma tarde del martes). A pedido suyo, a los excarcelados les impusieron dos requisitos: presentarse en el tribunal cada 15 días y no ausentarse de Rosario sin autorización. Aunque estén en libertad, siguen imputados.

Los 17 fueron detenidos en inmediaciones de Newell's luego de que un grupo de barras irrumpiera en la sede del club y efectuara destrozos, disparos e intimidaciones, en lo que se interpretó como una medición de fuerzas con la nueva conducción tras la derrota de Eduardo López en las elecciones de diciembre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario