Policiales

Ladrón herido en un caso de gatillo fácil acordó una condena

Facundo Olivieri pasará cuatro años y medio preso por un intento de robo luego del cual fue baleado por un policía. La pena se unificó con otra.

Domingo 12 de Agosto de 2018

Un joven baleado por un policía en febrero mientras escapaba luego de intentar asaltar en un supermercado céntrico aceptó mediante un procedimiento abreviado una condena de cuatro años y medio de cárcel. Se trata de Facundo Nahuel Olivieri, de 28 años, sentenciado por este atraco frustrado a una pena unificada con otra anterior de tres años de prisión condicional por otros cuatro robos.

Olivieri fue herido el 13 de febrero pasado, cerca del mediodía, cuando escapaba corriendo de un supermercado de Maipú al 1300 que había intentado asaltar. En la huida fue visto por el policía Maximiliano Agustín C., que pasaba por allí, e intentó detenerlo. El agente de civil fue tras el ladrón, que al notar su presencia arrojó el arma de fuego que llevaba. Sin embargo, el policía le disparó igualmente por la espalda y el ladrón cayó al piso con una herida de arma de fuego en la zona lumbar.

Si bien el hecho se presentó como muy confuso en primer momento, luego se estableció a partir de imágenes captadas por un domo que, luego de dispararle y reducirlo, el policía volvió hasta el lugar donde Olivieri había arrojado el arma y la levantó, para luego acercarla hasta donde el ladrón había caído.

Por ello el pasado viernes 18 de mayo la fiscal de Violencia Institucional Karina Bartocci imputó a Maximiliano C. de un grave delito: homicidio agravado por ser funcionario público en grado de tentativa y falsificación de documento público.

El policía quedó en prisión preventiva, medida cautelar que fue revisada el pasado 16 de julio. En esa ocasión, la jueza María Chiabrera dictó la prórroga de la prisión pero aceptó morigerarla con arresto domiciliario con la imposición de un dispositivo electrónico de control, así como una caución de 10 mil pesos.

Imputado

Olivieri, quien quedó detenido desde el momento del robo aún cuando pasó las primeras horas internado en un hospital, fue imputado como coautor de robo calificado en grado de tentativa con arma de fuego no hallada.

Y días atrás se presentó un acuerdo entre el fiscal Mariano Ríos y el defensor público Juan Pablo Nardin para unificar la condena del joven en cuatro años y seis meses de prisión efectiva. El procedimiento fue homologado por el juez primera instancia Héctor Núñez Cartelle.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario