Policiales

La versión oficial de un feroz ataque

El hecho por el que Gustavo Benítez sufrió el sábado último severas lesiones en su pecho y mentón a raíz de un escopetazo policial sucedió tal como él lo contó a La Capital en su edición de ayer.

Viernes 20 de Julio de 2018

El hecho por el que Gustavo Benítez sufrió el sábado último severas lesiones en su pecho y mentón a raíz de un escopetazo policial sucedió tal como él lo contó a La Capital en su edición de ayer. Sin embargo, según el acta policial el disparo fue consecuencia de agresiones previas de él y otros hombres a los uniformados.

Benítez relató que volvía a su casa de Barra y Biedma cuando pasó por un procedimiento policial y vio a su vecino Mauri en aprietos: le querían llevar la moto al corralón por no tener los papeles en orden. Ante ello habló con uno de los policías "para ver si había posibilidades de que no se lleven la moto". Pero entonces "pararon a otras dos motos y las subieron a una chata de la GUM".

Entonces, agregó, él cargó el rodado de Mauri en la chata municipal "para que no se la rompieran" y justo llegaron al lugar dos móviles policiales. La situación se tensó porque "unos pibitos les tiraron un par de piedras a la chata policial. La gente empezó a insultarlos y un policía flaco y morocho que estaba apoyado en la barra antitumbos de la camioneta y recibió una piedra, dijo: «Ahora cuando nos vamos a estos negros los cago a tiros». Y empezó a tirar para todos lados con una escopeta", contó la víctima.

Palabra oficial

El acta policial sobre el hecho sostiene que en un control vehicular en Barra al 3600 se incautaron tres motos sin patente cuyos conductores no tenían los papeles en orden. Por eso se llamó a la GUM para remitirlas al corralón. "En ese momento se apersonan varios masculinos reacios al accionar de los empleados municipales y comienzan a proliferar insultos y amenazan con agredir al personal de tránsito", por lo que pidieron refuerzos. Entonces arribaron al lugar tres patrulleros más.

En ese marco, dice la policía, "una persona que vestía ropas claras arrojó una piedra contra una de las unidades sin ocasionarle daño" y en ese móvil (Nº 7567) se cargó la moto que faltaba para llevar al corralón. "En ese momento la gente comienza a arrojar gran cantidad de piedras a los policías" rompiendo el parabrisas del móvil 6974 desde cuya parte trasera el oficial Ismael Caro "realizó disparos con la escopeta reglamentaria calibre 12.70 con munición de goma en dirección al aire sin lograr dispersar a las personas".

También detalla el acta que un hombre "de 1,70 metro que vestía pantalón deportivo azul y remera blanca, calvo (sería Benítez), arroja una piedra de gran tamaño sobre el oficial Caro impactándole a la altura de la nuca. Ese mismo hombre intentó golpear al agente por lo que éste efectúa un disparo al grupo de personas para luego caer desplomado en la caja de la camioneta por lo que el vehículo, conducido por otro uniformado, se retira del lugar".

"Al llegar a Barra y Seguí, descendimos del vehículo para ver el estado del oficial Caro y se acercó una camioneta doble cabina tipo S-10 (el vehículo de Benítez) de la que descienden cuatro hombres que siguieron agrediendo al personal y uno de ellos presentaba heridas sangrantes en su torso desnudo", agrega el acta. Según esta versión, Benítez habría intentado abalanzarse para agredir al personal policial" por lo cual fue detenido y esposado.

Finalmente, como quienes acompañaban a Benítez "se resistían al arresto, el suboficial Currie realiza con su escopeta tres detonaciones de posta de goma hacia un lugar seguro donde no se encontraba persona alguna y hacia el suelo", tal como relató Benítez al comentar un nuevo ataque de la policía. Tras ello el hombre herido fue trasladado a la seccional 19ª primero y al hospital Carrasco después donde "se le diagnostica herida superficial en torso y barbilla que no revisten gravedad y se le da el alta médica" volviendo detenido a la comisaría.

Nada dice el acta policial sobre la denuncia de maltratos, golpes y patadas que dijo haber recibido Benítez en su traslado dentro de la camioneta policial y en la seccional 19ª donde estuvo desde las 20 del sábado hasta las 3 de la mañana del domingo, cuando fue liberado por orden judicial tras iniciarle una causa por resistencia a la autoridad y lesiones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});