Policiales

"La prestación de justicia no debe ser influenciada por factores externos"

Domingo 24 de Junio de 2018

Los graves sucesos acaecidos en nuestro ámbito en los últimos días y que han tenido como principal emergente hechos de violencia dirigidos contra el entorno de los operadores judiciales, llevan a formular ciertas reflexiones desde el espacio judicial y hacia la sociedad en su conjunto.

En un Estado Constitucional y Democrático de Derecho el juez, desde que asume su cargo, jura desempeñarlo conforme a la Constitución y a las leyes que dictan los órganos representativos. Ese compromiso, inherente a su cargo, es un reaseguro de la independencia con la que debe llevar adelante su función.

A su vez, la independencia judicial constituye una garantía instituida en beneficio de la sociedad y no un privilegio para el magistrado.

Y es por tal motivo que el ejercicio de la prestación del servicio de justicia no deba verse influenciado por factores externos que condicionen su desarrollo. Cuando ello acontece, no es sino esa independencia del magistrado lo que trata de afectarse.

Lo mismo se supone que podría llegar a acontecer cuando ese menoscabo adquiere la forma de un intento de amedrentamiento o de intimidación.

Ello puede ocasionar, como es propio de la condición humana, momentos de dolor o de angustia, tanto en quien cumple su función, como en el resto de su familia.

Sin embargo, el magistrado, se encuentra preparado para saber enfrentar esos intentos de condicionar su actuación. Es ahí cuando claramente aparece su compromiso y responsabilidad para con la tarea que le fue encomendada.

En otras palabras, nuestra sociedad debe tener muy en claro que el compromiso de los jueces en modo alguno va a verse menoscabado por situaciones de violencia o de intentos de amedrentamiento.

Por el contrario, los hechos demuestran que, pese a que en varias oportunidades se ha intentado condicionar la prestación del servicio de justicia, la fortaleza del sistema democrático a través de los distintos poderes del Estado y el necesario respaldo de la ciudadanía han logrado generar respuestas eficientes para neutralizar tales intentos, fortaleciendo la vigencia del Estado de Derecho y sosteniendo las instituciones.


(*) Presidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Santa Fe

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario