Policiales

Jubilado violó y mató a una anciana

Buenos Aires.— José Bartolomé Pereyra, un jubilado de 84 años, fue detenido como sospechoso de haber violado y asesinado a su vecina Julia Barbieri, de 82, en su casa de la localidad bonaerense de Los Toldos. Sin embargo, debido a su avanzada edad, el hombre quedó bajo arresto domiciliario.

Miércoles 09 de Julio de 2008

Buenos Aires.— José Bartolomé Pereyra, un jubilado de 84 años, fue detenido como sospechoso de haber violado y asesinado a su vecina Julia Barbieri, de 82, en su casa de la localidad bonaerense de Los Toldos. Sin embargo, debido a su avanzada edad, el hombre quedó bajo arresto domiciliario.

Pereyra fue detendido en su casa, situada a menos de 200 metros de la de la víctima. Voceros policiales indicaron que varios testimonios lo incriminan y que se encontró "prueba científica" que lo complica.

"Desde un principio tuvimos a Pereyra como sospechoso porque hay testigos que declararon haber visto al imputado en las inmediaciones de la casa de la víctima en el horario del crimen", dijo una fuente judicial. Al respecto, el hombre se negó a declarar ayer ante el juez y el fiscal pidió que sea sometido a estudios de ADN para comprobar si un vello púbico encontrado en el cuerpo de la mujer pertenece al sospechoso.

Un jefe policial destacó que Pereyra es viudo, tiene hijos y por el momento no registra ningún antecedente policial ni por abuso sexual ni por otro delito.

El crimen se descubrió la noche del 5 de junio, cuando la hija de doña Julia llegó a la vivienda de su mamá y halló la puerta abierta y la luz del living encendida. Tras ingresar, vio sangre en el piso y al dirigirse al dromitorio encontró a su madre sobre la cama, desnuda y arrodillada.

Los forenses determinaron que la anciana presentaba "politraumatismo grave facial, fractura de tabique nasal, desgarro y hematoma vaginal y anal". Y la autopsia estableció que Barbieri murió al asfixiarse con su sangre cuando su rostro quedó presionado contra la cama.

Los investigadores descartaron el móvil del robo tras acreditar que ninguna de las aberturas había sido violentada y tampoco se detectó faltante de dinero u objetos de valor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario